Intel deja de fabricar algunos de sus procesadores: TSMC será quien coja el relevo

Escrito por Juan Diego de Usera

Intel ha decidido que sea TSMC la que se encargue de la fabricación de varios de sus modelos de procesadores, así como de varios chipsets para placas base, mientras duren los problemas de suministro de componentes fabricados en el nodo de 14 nm que lleva sufriendo desde hace meses. Estos problemas de suministros son los culpables del incremento en los precios que estamos viendo en varios de los modelos que tiene ahora mismo a la venta.

Los problemas de suministro del nodo de 14 nm, y cómo está afectando negativamente al precio de los procesadores de la serie Core no son noticias a estas alturas del año. Solo que, con la llegada de los nuevos procesadores Coffee Lake-R, la situación no puede más que empeorar, dado que ahora Intel debe también de intentar cubrir la demanda de los nuevos modelos de procesadores. Y, aunque es verdad que el fabricante ya había comentado que iba a invertir mil millones de dólares para intentar solucionar esta situación, parece ser que esta cantidad monetaria no va a ser suficiente al final para solucionarlos.

El gran problema de la situación de Intel estriba en que no solo afecta a las ventas de sus procesadores a nosotros, el usuario final. Sino que también lo hace a todos los ensambladores de ordenadores portátiles o de otros tipos de dispositivos que emplean sus productos en su interior. Tanto es así, que la mayoría de empresas de portátiles han tenido que rebajar las expectativas de crecimiento que tenían para el final de este año 2018.

TSMC se encargaría de producir los procesadores Atom y algunos chipsets de Intel

Ya en el pasado se había rumoreado que la empresa encargada de producir chips para Intel iba a ser TSMC, dado que esta empresa, actualmente, ya se está encargando de la producción de algunas tarjetas de red inalámbricas del gigante azul, con lo cual no son completos desconocidos en el trato con ellos. De hecho, TSMC ya produjo procesadores Atom en el pasado, en el año 2009. Y, de hecho, esta serie de procesadores de bajo rendimiento serían los fabricados por TSMC si el trato entre ambas empresas se llega a cerrar.

Aun con la ayuda de TSMC, no se espera que Intel regularice su situación de desabastecimiento, al menos, hasta el año que viene. Y, aun con todos estos problemas, Intel no tuvo ningún problema en cerrar otro trimestre con récord de ingresos en sus cuentas empresariales. Así que, por el momento, el desabastecimiento no les está pasando demasiada factura a la empresa.

Fuente > DigiTimes

Continúa leyendo