Intel tendría de nuevo problemas de suministro de procesadores a 14 y 10 nm

Cuando los fantasmas parecían enterrados y en pleno retraso de producción de TSMC para su principal competidor AMD, hoy sabemos mediante Digitimes que Intel enfrenta de nuevo una posible recesión en su cadena de suministro. Esto provocaría, de nuevo, daños económicos a todos sus proveedores y podría llevarnos a una nueva escalada de precios por la alta demanda y la nula oferta.

Cuando Intel podía empezar a levantar cabeza, vuelven los problemas

Intel Comet Lake

Después de año y medio de escasez de procesadores, después de pérdidas millonarias por los retrasos, de enfados en distribuidores que no consiguen satisfacer la demanda y están perdiendo dinero, y así un sin fin de problemas más, Intel parece estar de nuevo en serios retrasos en su cadena de suministros.

Y es que es dejar el verano atrás y comenzar septiembre suele repercutir en las arcas de todas las empresas, ya que los usuarios se lanzan a comprar artículos de electrónica para afrontar la vuelta a los estudios o al trabajo.

De nuevo y según informan las fuentes, Intel ha visto recientemente como su capacidad de fabricación de chips de 14 nm está por debajo de la demanda actual, lo que puede llevar a muchos proveedores de portátiles a posponer sus nuevos lanzamientos de modelos, incluso para el próximo año.

Esto levanta, lógicamente, una alarma en la industria, ya que además en esta ocasión no pueden mirar para el otro lado y a su rival directo, AMD, los cuales también informan de retrasos en ciertos productos y TSMC suministrará obleas cada seis meses.

Por lo tanto, la escena es dantesca. Si Intel enfrenta problemas reales en 14 nm por centrar la producción en 10 nm (más que probable), pero al mismo tiempo sigue lanzando procesadores con su nodo más maduro, y AMD ya sufre los problemas de stock en tiendas, solo podemos esperar una cosa: poca o nula disponibilidad de procesadores, especulación de minoristas y precios al alza en el resto de tiendas.

AMD y ahora Intel, ¿es NVIDIA la única compañía que se salva?

AMD-vs-INtel-vs-Nvidia

El panorama no puede pintar peor, sobre todo de cara a unas fiestas como navidad, donde el consumo se dispara en todo el mundo. AMD está casi K.O en ciertas gamas, Intel vuelve a las andadas tras invertir 1.500 millones en aumentar sus fábricas y con ello la producción, la demanda de CPUs de uno y otro parece imparable, pero la oferta es cada vez menor.

De las tres grandes, solo NVIDIA parece estar tranquila con sus 12 nm en TSMC, por lo que viendo el escenario, más propio de una tragicomedia que de empresas que deberían poder adelantarse al mercado mediante estudios internos, es posible que retrase su salto a los 7 nm de la mano de Samsung.

Otra compañía (Samsung) que enfrenta retrasos en su nodo de fabricación y que hasta bien entrado 2020 no lo tendrá en producción en volumen.

En cuanto a las CPUs y volviendo al hilo principal, ComputerBase afirma que, de 74 portátiles enumerados con procesadores Comet Lake, solo 10 están disponibles.

De 37 portátiles listados con Ice Lake, solo uno está disponible. Es decir, solo un 13,51% de portátiles con procesador a 14 nm y solo un 10% de los que incorporan CPUs a 10 nm podría ser comprado por los usuarios.

Entonces ¿qué pasará con el i9-9900KS y Cascade Lake-X? ¿Retrasará Intel ambos como ha hecho AMD con el Ryzen 9 3950X y Threadripper?

De momento no hay noticias, pero no sería descartable si finalmente los problemas se agravan, estamos a menos de un mes del supuesto lanzamiento y la situación empeora. Tendremos que estar atentos al mercado y sus fluctuaciones, porque una alarma de este calibre suele impactar en poco tiempo en los precios.