Cuánta memoria RAM necesitas para poder jugar

Escrito por Juan Diego de Usera

A medida que el sistema operativo cada vez consume mayor cantidad de memoria RAM, la cantidad de esta que deberemos de tener disponible para ejecutar nuestros juegos con cierta fluidez, ha necesitado ser aumentada. Pero, no solo es la cantidad de memoria RAM del sistema la que va a determinar la necesaria para poder ejecutar con soltura un juego: también hay otros factores que van a determinar este aspecto y que han de ser tenidos en cuenta a la hora de montar nuestro equipo.

Hasta hace un par de años, la cantidad mínima de memoria RAM disponible en nuestros sistemas para poder jugar a juegos modernos se encontraba entorno a los 4 GB. Pero, a medida que el tiempo ha pasado, los juegos más importantes cada vez han comenzado a requerir más cantidad de RAM. Y, a esto se suman los programas que el sistema operativo está ejecutando en segundo plano, que también emplean la RAM del sistema. Por todo esto, veamos aquellos factores que influyen en el consumo de memoria RAM de un equipo gaming.

Consumo de memoria RAM en el ordenador

La cantidad de memoria VRAM de nuestra gráfica

Todos sabemos que los juegos, cuando se ejecutan, cargan las texturas que van a representar en la VRAM de la tarjeta gráfica. Por lo tanto, si la cantidad de texturas que se quieren cargar, o el tamaño de estas, es demasiado alta para la cantidad de VRAM de la tarjeta, estas se cargarán en la memoria RAM del equipo (que no es lo ideal). Y no es lo ideal porque cuando la gráfica las necesite, tendrá que pedirlas a la RAM, lo que hará que se introduzcan latencias en el rendimiento del sistema.

La resolución del monitor

La resolución del monitor que empleemos para jugar también influye en la cantidad de memoria RAM que requiere el sistema. Y esto está relacionado con la cantidad de VRAM de nuestra gráfica. A mayor resolución, mayor cantidad de texturas y mayor tamaño de estas se tendrán que almacenar en la VRAM. Por tanto, si la gráfica no tiene suficiente VRAM, las mandará a la RAM del sistema. Obviamente, para intentar paliar este problema un poco, siempre podemos optar por bajarle la resolución al juego.

El nivel de detalle del juego

Obviamente, a mayor nivel de detalle que empleemos en el juego, mayor consumo de VRAM de la gráfica. Y esto nos devuelve al primer punto de esta lista. Podemos optar por hacer funcionar el juego a alto nivel de detalle a resolución 1080p, o con un detalle medio a resolución 2K, en función de las capacidades de nuestro sistema.

Los procesos que se ejecutan en segundo plano

Como ya hemos comentado, el ordenador no solo es el sistema operativo y ya está. Hay muchos procesos que se ejecutan en segundo plano y que también consumen memoria RAM. El navegador de Internet, WhatsApp Web, Discord o programas de monitorización de componentes también pueden consumir una parte importante de los recursos del sistema. Y, aunque lo ideal es cerrar todos los que no son imprescindibles a la hora de jugar, que sean imprescindibles o no, es cuestión de cada usuario y sus preferencias.

Cantidades de memoria RAM y VRAM mínimas

Como ya hemos comentado, cuanto mayor es el tamaño de la VRAM de nuestra tarjeta gráfica, menor será la influencia de la cantidad de memoria RAM del equipo a la hora de jugar. Si, por ejemplo, tenemos una tarjeta gráfica con 11 GB como las GeForce GTX 1080 Ti o RTX 2080 Ti, la cantidad de RAM que se emplee para el juego será mucho más reducida que si nuestra tarjeta gráfica tiene menos. A este sentido, a estas alturas está claro que tener una gráfica con una cantidad de VRAM inferior a 4 GB va a impactar de manera bastante negativa en la experiencia de juego. A no ser que nos dediquemos a jugar a juegos MMO o muy antiguos, claro.

Review ASUS GeForce RTX 2080 Ti

De la misma manera, tener cantidades ingentes de memoria RAM en el equipo, tampoco va a ser algo especialmente útil, si lo que queremos hacer con él es, solamente jugar. Así, por ejemplo, las diferencias en el rendimiento entre tener 64, 32 o 16 GB de RAM son realmente pequeñas.

Como podéis ver en las anteriores gráficas, es solo a partir de tener solo 8 GB, cuando el rendimiento en los juegos empieza a sufrir de manera significativa. Pero quizás en la gama alta de gráficas no sea algo tan aparente a la hora de jugar. ¿Qué sucedería si ahora nos centramos en la gama media?

En este caso, las diferencias de rendimiento pueden ser todavía más acusadas a la hora de jugar. Incluso, en algunos casos, se podría presentar algo de stuttering en el juego debido a estos motivos. Esto se revela cuando nos fijamos en los valores de 0,1 Frame Time, que pueden llegar a caer hasta un 15% entre ambas configuraciones de memoria.

Por tanto, si hoy en día queremos jugar sin que la RAM pueda suponer un obstáculo para nuestro disfrute, la cantidad necesaria para hacerlo son al menos 16 GB de memoria RAM en nuestro ordenador. Sí, es verdad que 8 GB os pueden servir perfectamente si los juegos que pretendéis emplear no son excesivamente exigentes en cuanto a gráficos, o no son muy modernos, en general. O si no os importa disminuir el nivel de detalle gráfico o la resolución a la que los jugáis, las cosas como son. Pero si realmente queréis disfrutar de los juegos en todo su esplendor gráfico, 16 GB es lo mínimo que deberéis de instalar en vuestro ordenador par conseguir ese resultado.

Continúa leyendo
  • Sorotan Bele

    Yo usaba 8GB de 3600mhz y siempre estaba llena al jugar a la mayoría de juegos. Cuando instalé otros 8GB extra los mismos juegos que consumían que me llenaban los 8GB ahora llegan a consumir hasta 12GB en total, con lo que antes necesitado y ahora sobrado, no hay mejor respuesta posible.
    Aparte, si mi gráfica necesita más RAM suele ubicar algo en la del sistema (al ser 3600mhz le sirve fenomenal como archivo de paginación, dentro de lo que cabe, al menos no hay tirones que ya es mucho) y la usa a demanda. Antes en cambio no podía al necesitarse toda para el sistema.