CPU o RAM: cuál debes actualizar para mejorar más el rendimiento

Escrito por Javier Lopez

Cuando adquirimos un PC por norma general nuestras expectativas de uso y rendimiento van (en algunos casos) a ser con un enfoque temporal elevado. Normalmente nadie espera cambiar ese PC (ya sea sobremesa o portátil) en un plazo tan corto de tiempo como un año o similar, pero si es cierto que nuestras necesidades pueden verse sobrepasadas frente al rendimiento que tenemos en nuestro ordenador. Cuando esto ocurre solemos frustrarnos en muchos casos, la falta de rendimiento continuado puede llegar a desesperar según que casos y usuarios. Es entonces cuando nos planteamos una actualización al PC y en ese momento surge la eterna y difícil pregunta; ¿que merece más la pena actualizar, CPU o RAM?

Normalmente las carencias de rendimiento vienen enfocadas en estos dos componentes, casos de mal rendimiento pueden deberse a varios factores (tantos como PCs hay en el mercado) y es por ello que nos centraremos en el problema más común y más genérico. Pero antes de meternos a fondo en la eterna pregunta quiero explicar brevemente para los más neófitos que es la CPU y que es la RAM, sobre todo para dar más sentido y contexto al artículo.

CPU o Microprocesador

La CPU o Central Process Unit (por sus siglas en ingles) es la unidad central de procesamiento de cualquier PC o ASIC. Es la encargada de interpretar y trabajar las instrucciones de los programas mediante operaciones matemáticas, aritméticas y lógicas, usando para ello algoritmos e instrucciones (a cada generación de procesadores más avanzados) decodificando/trabajando dichas instrucciones mediante dos unidades básicas como son la ALU y la CU.

En lenguaje coloquial, la CPU es el cerebro de todo ordenador, móvil, tablet, servidor etc … Es un componente principal que es imprescindible a la hora de determinar el rendimiento de un sistema.

Memoria RAM

La memoria RAM o Random Access Memory es un tipo de memoria usada en PCs o ASICs. Es la encargada de mantener los datos de los programas y de guardar las instrucciones de estos para ser requeridas por la CPU en cualquier momento. La denominación de acceso aleatorio viene dada por la capacidad de lectura y escritura en cualquier celda (posición) de memoria mediante un tiempo estipulado (latencia) igual para todas ellas, es decir, tarda el mismo tiempo en escribir cualquier posición que tenga la memoria disponible y sin un orden específico, resumiendo: posición que queda libre puede ser escrita.

Después de esta breve explicación quizás la pregunta es ahora más acuciada ¿que actualizo para mejorar el rendimiento sabiendo que estos dos componentes son indispensables y están directamente relacionados?

En este tipo de casos la respuesta viene dada por el diagnóstico previo del problema de rendimiento, es decir, si no sabemos donde está nuestra limitación, bajo que software o condición se produce y sobre todo cuanta potencia, velocidad o capacidad vamos a necesitar no podemos tener clara la respuesta a esta pregunta. Como no pretendemos hacer una guía de diagnóstico en este artículo no nos vamos a extender en esto, tenemos que dar por hecho que las nociones básicas de interpretación de estos problemas las podéis solventar por vosotros mismos. Pero por si acaso y entendiendo que podéis ser totalmente neófitos voy a dejaros varias “técnicas” o software para que os sea mas sencillo y podáis orientaros:

  • Usad el administrador de tareas de Windows en su pestaña rendimiento o procesos (más específica) mientras realizáis la tarea que os da problemas de rendimiento.
  • Usad software como Core Temp o GPU-Z/CPU-Z para monitorizar temperaturas, carga y voltajes de la CPU y GPU. Muchas veces podéis tener problemas de temperatura en alguno de los dos componentes y entonces dichos componentes tienen a hacer Throttling (bajan velocidad y voltaje para evitar un sobrecalentamiento).
  • Software como AIDA 64 Extreme dan información completa de vuestro sistema y tienen varios test de rendimiento que os pueden ayudar a la hora de situar y comparar vuestra CPU y RAM con el hardware más antiguo y más nuevo.
  • Si vuestro problema de rendimiento incluye problemas de estabilidad es posible que algún componente esté fallando o a punto de fallar. Software de estrés como Realbench o el propio que trae AIDA 64 Extreme son indicados para comprobar si todo vuestro equipo funciona como debe a máximo estrés. Esto implica altas temperaturas y máxima exigencia para el PC, recomendamos informarse antes de usarlos y sobre todo monitorizar el sistema en todos los aspectos antes de ponerlo bajo estrés.
  • Si vuestro problema es en gaming, con juegos más o menos exigentes (dependiendo de vuestro sistema) recomendamos monitorizar parámetros en tiempo real con software como MSI Afterburner o EVGA Precision XOC, donde podéis ver en pantalla y en tiempo real la carga, temperatura y velocidad de los componentes cruciales para jugar.

Siendo conscientes de esto pasemos a aclarar la duda, siempre con perspectiva de que no podemos dar una solución específica en un solo artículo para todo.

 

La memoria RAM solo va a ser determinante en términos de rendimiento a misma plataforma “si solo si” tenemos problemas de capacidad (falta de memoria RAM general en el sistema) tenemos “falta” de velocidad (comprobar pestaña Memory en CPU-Z y comparar en AIDA 64 Extreme, en los 4 test de memoria disponibles) donde más velocidad nos dará un mejor rendimiento en general (muy por encima de la latencia/timmings) o en cambio si podemos activar Dual/Tri/Quad channel (hay PCs, sobre todo pre-ensamblados, donde solo tienen 1 o 3 módulos deshabilitando dicha tecnología de canales).

En este último apartado recordad que para activar y que funcione de forma optima las tecnologías de múltiples canales de RAM son necesarios los mismos módulos de RAM (misma velocidad, capacidad y latencias), de manera que si no encontráis en el mercado módulos sueltos es posible que os sea más fácil vender el/los que vienen en vuestro sistema y comprar un kit adecuado a vuestra plataforma (antes de vender/comprar recomendamos informaros a fondo sobre la memoria que necesitáis o queréis, no todos los módulos son compatibles con todas las placas ni todos lo controladores de memoria soportan todas las velocidades).

 

La CPU es algo menos complicado de explicar, siempre teniendo en mente que el cambio o upgrade de ésta viene sujeto por el tipo de PC que tengáis y me explico: si es un PC de sobremesa, una torre para los menos experimentados, casi con total seguridad puedes actualizar la CPU, pero si es un portátil habrá que ver que tipo de placa incluye ya que muchos de estos sistemas tienen la CPU soldada en la misma placa y hacen extremadamente difícil el cambio (habría que desoldar la CPU, cosa que pocos talleres/técnicos pueden hacer con garantía, pero no será barato)

Con esto en mente el diagnostico es sencillo, una alta carga del sistema (por encima del 90% generalmente) ya es suficientemente indicativo de que un upgrade es necesario para realizar la tarea que precisas. Si hablamos de edición de vídeo o audio, donde la CPU tiende al 100% de uso, un upgrade siempre es sinónimo de menor tiempo ya sea por mayores clocks, arquitectura o número de núcleos/hilos, o por un cómputo de ellos.

En estos casos en concreto siempre es garantía de mejor rendimiento que una actualización de RAM, siempre y cuando tengamos suficiente memoria en cuanto a capacidad para ejecutar todo lo necesario.

Cada sistema es un mundo, no es fácil recomendar uno frente a otro debido a la multitud de programas, sistemas operativos y sus versiones, o usos de los mismos. Hay tantas recomendaciones posibles como sistemas o usuarios, todos somos diferentes y todos necesitamos algo específico, pero creo que con lo aquí explicado podemos diagnosticar y encauzar de forma clara el camino a seguir para acertar en la decisión de actualizar un componente u otro.

Continúa leyendo
  • Jorge J Robles E

    Lo que me ha estado pasando cuando mi pc se pone lenta entro al administrador de tareas y me marca DISCO 100%.. Soluciones? Gracias!!

    • Dreadnought

      Puede deberse a varias cosas. Sabes qué está haciendo tu sistema en esas circunstancias??

  • Álvaro Lázaro Laín

    Interesante artículo. Siempre se aprenden cosas nuevas.
    Por cierto, modificad la oración : “tenemos que dar por echo” que salta a la vista, es “hecho”, ya que es del verbo haber, no echar.
    Saludos