Añade más memoria RAM a tu portátil de manera sencilla y si romper nada

Añade más memoria RAM a tu portátil de manera sencilla y si romper nada

Juan Diego de Usera

Al igual que en nuestros PC de sobremesa, la memoria RAM de nuestro portátil también puede ser actualizada. Al menos, en la gran mayoría de modelos. Sin embargo, el proceso de actualizarla puede llegar a ser bastante más complicado que con nuestros sobremesas. Aun así, no es tan complejo como para que os pueda echar para atrás el hacerlo. Y, tomando varias precauciones, es algo que podréis terminar en solo minutos.

Con el cambio de costumbres de uso, el consumo de memoria RAM en nuestros ordenadores personales, suele tender a incrementarse. Utilizar nuevos programas que incrementan su consumo. O usar mayor número de pestañas abiertas en el navegador. O ser los reyes del multi tasking. Todas estas son situaciones que pueden hacer que se dispare el consumo de RAM en nuestro equipo.

En un PC de sobremesa, esta circunstancia tiene una solución bastante sencilla: comprar más módulos de memoria RAM. A ser posible, misma marca y modelo que la RAM que ya teníais instalada previamente.

En un portátil, las cosas no suelen ser tan sencillas

Antes de pensar en actualizar la memoria RAM de un portátil, lo primero que debemos de saber es si nuestro portátil va a permitir dicha ampliación. Comentamos esto porque, hay modelos de portátiles donde la RAM va soldada a un PCB. Y no se puede expandir de ninguna manera.

Si este es el caso de vuestro portátil, mucho nos tememos que no podréis realizar la ampliación de la RAM.

Para conocer si vuestro portátil permite ampliar la RAM, deberéis de localizar el manual de mantenimiento del portátil. La mayoría de marcas lo suelen publicar de manera online, en la web de soporte para cada modelo.

La memoria RAM para portátiles se suele vender en formato SO-DIMM

A diferencia de la memoria RAM que se usa en los PC de sobremesa, la memoria RAM para portátiles tiene un formato diferente. Este formato se denomina SO-DIMM. Y es bastante más pequeño que el formato DIMM de la RAM que usan nuestros sobremesas.

Por tanto, antes de hacer nada, debéis de comprobar qué modelo de memoria RAM usa vuestro portátil. Y saber si este tiene una única ranura para RAM, o dos. En el primer caso, la única manera de actualizar la RAM es quitar el módulo original. Y cambiarlo por uno de mayor capacidad interna. Pero de la misma marca y modelo que el que tenemos instalado. En el segundo caso, deberíamos de comprar otro módulo SO-DIMM idéntico al que tenemos instalado.

Queremos hacer especial hincapié en este aspecto. Dado que los ordenadores portátiles suelen ser más delicados en cuanto a las memorias RAM con las que funcionan.

En algunos modelos, os tocará desmontar toda la parte inferior

Antes de empezar a manipular nuestro portátil, lo imprescindible es desconectarle la batería. No hacerlo puede crear un cortocircuito a la hora de tocar los componentes en el interior del portátil.

Una vez que ya sepamos a ciencia cierta que podemos actualizar la RAM de nuestro portátil, deberemos de localizar las ranuras donde se insertan. Algunos portátiles tienen aperturas dedicadas en su parte posterior, desde donde podemos manipular la memoria RAM.

Pero, por desgracia, esto no siempre es así. Y en muchos modelos de portátiles, os tocará quitar la parte trasera del mismo para poder acceder a las ranuras.

Sea como sea, para colocar la nueva RAM, deberemos de introducir esta en la ranura que tenemos libre. Deberemos de introducirla, de manera que forme un ángulo de, entre 30 y 45º con la horizontal.

Con el módulo bien introducido en la ranura, es el momento de presionar hacia abajo, de manera que las dos varillas de retención metálicas laterales que tiene la ranura, comiencen a retener al módulo SO-DIMM.

No cerréis todavía vuestro portátil

Una vez que ya tengamos la RAM bien instalada, no cerréis todavía vuestro portátil. Es el momento de comprobar que todo ha ido bien durante la instalación de esta. Por tanto, conectar el portátil al cable de alimentación, sin conectar la batería previamente.

Ahora, lo único que queda por hacer es arrancar el equipo y comprobar que la nueva memoria RAM es reconocida por este. Algo que podemos hacer directamente en el interior de la BIOS, si tenemos prisa por comprobarlo. O podemos esperar a que cargue el sistema operativo, y consultarlo en el Administrador de Tareas de Windows.

Si todo funciona correctamente, ahora ya sí podéis apagar el portátil, desconectarlo de la alimentación eléctrica, y cerrarlo por completo.