Gigabyte M.2 PCIe SSD: los primeros SSD NVMe del fabricante

Escrito por Juan Diego de Usera

Gigabyte acaba de presentar sus nuevas unidades de almacenamiento sólido Gigabyte M.2 PCIe SSD. Estas nuevas unidades representan las primeras de este fabricante que emplean la ranura M.2 para conectarse a la placa base, a la par de emplear el bus PCIe de la placa base para darle una alta tasa de transferencia de archivos.

Cada vez más fabricantes de componentes de hardware optan por diversificar al máximo sus propios catálogos de componentes, adentrándose en aguas de las cuales se habían mantenido alejados durante bastante tiempo. Gigabyte es un claro ejemplo de esto último, ya que de ser un fabricante especializado en la fabricación de placas base, ahora tiene también en su catálogo cajas de ordenador, fuentes de alimentación, disipadores por aire, etc.

Pero, a pesar de sí contar con soluciones de almacenamiento sólido en su catálogo, estas eran del tipo tradicional, empleando el bus SATA de la placa base, junto con el factor de forma de 2,5 pulgadas.

Review Toshiba OCZ RC100

Pero eso cambia ahora con la llegada de los nuevos SSD Gigabyte M.2 PCIe SSD. Estas nuevas unidades se fabrican empleando el más moderno factor de forma M.2 y, como su propio nombre indica, se conectarán directamente al bus PCIe de la placa base, para conseguir tasas de transferencia superiores a las que se pueden conseguir con una unidad conectada al bus SATA de la placa.

Los nuevos SSD de Gigabyte estarán disponibles en dos capacidades

Los nuevos Gigabyte M.2 PCIe SSD se fabrican siguiendo el factor de forma M.2, como ya hemos dicho, y tienen un tamaño de 2280, que es el tamaño que se ha estandarizado para el empleo de este tipo de unidades de almacenamiento por las placas base. La tasa de transferencia es bastante superior a la que se puede conseguir con una unidad conectada al bus SATA, a que tienen una velocidad máxima de lectura de 1.200 MB/s, mientras que la de escritura se queda en 800 MB/s, al menos para el modelo de mayor capacidad. El modelo de inferior capacidad tiene unas tasas de transferencia ligeramente inferiores, quedando en 1100 MB/s de lectura y 500 MB/s de escritura.

Hablando de capacidades, los nuevos SSD llegan al mercado disponibles en dos capacidades: 256 y 128 GB. Estas capacidades son solo las iniciales, dado que se espera que Gigabyte también presente un nuevo modelo con un tamaño de 512 GB de memoria interna.

Todos estos nuevos SSD NVMe contarán con una garantía de 3 años, aunque la empresa no ha desvelado los precios a los que se comercializarán estos productos cuando entren en el mercado.

Continúa leyendo
  • Álvaro Lázaro Laín

    No sé si al final triunfarán las SSD SATA o las M.2 PCIe. Son más rápidas, ¿pero necesitamos tanta velocidad? Samsung está fabricando en masa SSD’s SATA, y al final no sé cuál se va a imponer.