Así son los cables Corsair Premium PSU Cable Kit para sus fuentes

Escrito por Rodrigo Alonso
Fuentes de alimentación
1

Hace unas semanas os mostramos de primera mano cómo era la Corsair RM1000i Special Edition, una fuente de edición limitada y numerada con la que Corsair estrenó también sus nuevos kits de cables Premium sleeving. En el día de hoy queremos enseñaros más de cerca cómo son éstos cables Premium que Corsair vende por separado y que podríais comprar si queréis darle un toque de calidad y estético a vuestro equipo.

Antes de nada huelga decir que éstos kits de cables Premium no son compatibles con todas las fuentes de alimentación. Según especifica el fabricante, tan solo pueden ser utilizados con las series RMi, RMx y SF series, además de aquellas con conectores Type 4. Éstos juegos de cables vienen con mallado individual en hilo de nailon de diferentes colores (los hay negro, rojo, blanco, azul, rojo y negro, blanco y negro y azul y negro) para dotarlos de una mayor protección pero sobre todo de un mejor aspecto estético, y cuentan con condensadores y filtros de línea integrados en el cable para asegurar que la energía llega limpia y sin interferencias.

En cada uno de los kits vienen los siguientes cables:

  • Un ATX de 24 pines.
  • Dos EPS de 4+4 pines.
  • Cuatro PCI-Express, cada uno con dos conectores de 8 pines.
  • Dos SATA con cuatro conectores cada uno.
  • Dos MOLEX con cuatro conectores cada uno.

En la siguiente tabla podéis ver sus dimensiones, conectores y condensadores.

ASPECTO EXTERNO

Corsair ha embalado éste kit de cables Premium en una caja (que pesa un montón) de reducidas dimensiones, con una ventana de plástico transparente que nos permite ver los cables y su color de un primer vistazo.

En la parte trasera nos indican información sobre los cables que contiene, sus dimensiones y conectores, y cómo poner los peines que veremos después.

En uno de los laterales tenemos una enumeración de los conectores.

En el otro, nos indican en inglés, francés y alemán que los cables cuentan con filtros de línea, que son compatibles con fuentes con conectores Type 4 y que tienen mallado individual.

Finalmente, en la zona inferior una etiqueta nos da información sobre la compañía. Es en ésta parte en la que hay que cortar o quitar los dos adhesivos para sacar la parte superior del embalaje y acceder a los cables.

Dentro tenemos una caja de cartón duro de color negro que contiene todos los cables.

Como accesorios, Corsair incluye un par de panfletos sobre regulaciones y garantía.

También los peines.

Y una bolsa de terciopelo para guardar los cables que no utilicemos.

Los cables

Empezamos con los cables. Tenemos tres juegos de cables con conectores MOLEX de 4 pines.

Cada uno de ellos, de buena longitud, nos proporciona cuatro conectores, así que tendremos 12 en total.

Este es el conector común que va a la fuente de alimentación. Fijaos en la calidad del sleeving.

Tenemos también tres cables con conectores SATA, de la misma longitud y con el mismo número de conectores (4 por cable) que los anteriores.

Éstos son los PCI-Express, en total cuatro cables que cada uno de ellos cuenta con dos conectores PCI-Express de 6+2 pines. En total podremos conectar a la fuente cuatro tarjetas gráficas que, cada una, utilice dos conectores de 8 pines. Casi nada, ¿eh?

Su longitud está bastante bien para poder canalizarlos por detrás de la caja en aquellas con dimensiones considerables.

Aquí una diferencia importante con respecto al cableado de la RM1000i normal: en el modelo normal el cableado era plano, pero los PCI-Express eran redondeados con mallado normal para poder incorporar condensadores y filtros de línea en el cable para asegurar que la potencia le llega a la tarjeta gráfica totalmente limpia y estable. En éste caso Corsair mantiene el sleeving pero a mitad del cable nos encontramos con ésta circuitería protegida por plástico resistente al calor.

Estos son los cables con conector EPS de 4+4 pines, por lo que es compatible con placas base de doble procesador.

Finalmente el cable ATX de 20+4 pines, que igual que los cables PCI-Express y los EPS tienen también esos filtros de línea incorporados en el cable.

 

Instalación

Aquí podéis ver el peine colocado en el cable ATX de 24 pines.

Aquí colocado en el equipo (desde luego un manitas con éstas cosas tan precisas no soy, no me lo tengáis en cuenta).

Lo mismo con el conector EPS de 4+4 pines.

Los PCI-Express con sus peines.

Pinchados estos en la gráfica.

Y así es como queda el equipo con los cables sleeving Premium de Corsair.

Detalle de cómo salen los cables de la fuente. De nuevo insisto en que no se me da nada bien esto de colocar los cables individuales para que queden totalmente rectos. Admiro a la gente que sabe hacerlo y les queda bien, pero de lo que no cabe duda es de que hay que dedicarle mucho tiempo, maña y mimo para hacerlo.

CONCLUSIÓN

Si eres un manitas, tienes paciencia y sobre todo mucha habilidad, éstos juegos de cables Premium para fuentes Corsair son excepcionales tanto en calidad como en estética. Conseguirás por una parte darle un aspecto único al interior de tu equipo, y por otro tendrás una mayor seguridad y calidad que con los cables normales que vienen con las fuentes de alimentación comúnmente, con el añadido de que incorporan filtro de línea para que la energía llegue más limpia y sin ruido, lo cual siempre es una ventaja y una garantía especialmente para equipos con hardware potente que consuma mucho.

Claro que, al contrario que yo, necesitarás ser un buen manitas y armarte de paciencia para que quede con una estética profesional. Ésta es la única parte mala de la que puedo hablar, además de que tienen un precio bastante elevado que va de los 80 a los 110 euros dependiendo de la tienda donde mires.

 

Continúa leyendo
  • Pepito Grillo

    Sería interesante que se pudiesen pedir solamente los cables que necesitemos.
    Porque yo los 4 molex no los quiero para nada, y con un solo cable SATA, al tener 4 conectores me doy por satisfecho.