Aprende a peinar los cables de tu fuente para que queden perfectos

Aprende a peinar los cables de tu fuente para que queden perfectos

Rodrigo Alonso

Hoy en día casi todas las cajas de PC vienen con ventana o cristal templado para ver el hardware de su interior, y ver cables torcidos o por cualquier sitio queda bastante feo. Hoy vamos a enseñarte cómo peinar los cables de la fuente de alimentación para que queden paralelos y perfectamente presentables, mejorando la estética de tu PC para que quede perfecta.

Si quieres presumir de un hardware interno en tu PC bonito, ordenado y llamativo, unos cables sleeving para la fuente de alimentación son un elemento fundamental, y más si estás haciendo (al menos en parte) modding. Pero claro, estos cables son muy largos y es casi imposible que queden paralelos y presentados adecuadamente, ¿verdad? Pues realmente no es tan complicado si utilizas «peines» para estos cables, y vamos a mostrártelo a continuación.

Los peines para los cables te ayudarán a que queden perfectos

Se dice «peinar cables» porque se utilizan estos «peines», cuyo nombre en inglés (por si tenéis que buscarlo) es «cable combs», y son un elemento casi obligatorio si estás utilizando cables sleeving en tu fuente de alimentación para mejorar su estética. Aunque la mayoría de conjuntos de cables sleeving que puedes comprar ya incluyen algunos de estos peines, normalmente no son suficientes para todos los cables y tendrás que comprar algunas unidades adicionales.

La parte mala es que no son tan baratos como podrían ser, pero desde luego representan un elemento que ayudará a mejorar la estética del interior de tu PC.

Cómo peinar los cables

El proceso es un poco laborioso pero no es para nada complicado: simplemente introduciremos uno de estos peines (tendremos que seleccionar el que tenga el tamaño adecuado como es lógico. En otras palabras, para el cable ATX de 24 pines tendremos que utilizar el peine que tiene 24 huecos, 12 por cada una de sus caras) entre las dos filas de cables, e introduciremos con los dedos cada cable en su respectivo hueco de manera ordenada para que todos queden paralelos.

Peinar cables sleeving

Lo ideal es ir introduciendo estos peines cada pocos centímetros (8-12 cm aproximadamente) en toda la longitud del cable, pues esta es la única manera de garantizar que los cables quedarán paralelos entre sí.

El hacer esto tiene una ventaja y una desventaja: la ventaja es que nos aseguraremos de que quedan paralelos y perfectamente presentables, pero la desventaja es que dotaremos al cable de una mayor rigidez, así que aunque podremos doblar el cable sin problemas, quizá tengamos que ampliar la distancia entre peines en las zonas en las que tengamos que doblarlo para canalizarlo por la caja.

Un pequeño truco para peinar los cables y que queden mejor es introducir un peine y luego «arrastrarlo» hacia la posición final en la que se quedará. De esta manera estaremos (literalmente peinando) haciendo que los cables queden más rectos y se vean mejor en último término. No obstante, ten en cuenta que la superficie rugosa de los cables sleeving no siempre nos va a permitir hacer esto, especialmente en cables con muchos conectores como el ATX de 24 pines, y en ese caso podría ser complicado mover el peine una vez puesto.

Si peinamos y canalizamos los cables sleeving de la fuente de manera adecuada, al final quedará un interior del PC más limpio, presentable y en definitiva, perfecto.