Cómo hacer tus propios cables sleeving para personalizar tu PSU

Cómo hacer tus propios cables sleeving para personalizar tu PSU

Rodrigo Alonso

Uno de los elementos imprescindibles para el modding en PC son los cables sleeving de la fuente de alimentación, ya que además de otorgar una mejor protección que los cables que vienen de serie, le dan al equipo un aspecto mucho más personalizado, organizado y limpio. Hoy vamos a enseñaros cómo podéis fabricar vuestros propios cables sleeving para la fuente de alimentación, de manera que tengáis exactamente el aspecto que queréis, y por supuesto a medida para vuestras necesidades.

Hay que tener en cuenta que a la hora de fabricar los cables sleeving tenemos dos opciones: una es sustituir los cables modulares que vienen por defecto en la fuente de alimentación, en cuyo caso necesitaremos los conectores exactos que utiliza la fuente. La otra opción es hacer cables extensores, de manera que conectaremos a éstos los cables que vienen de serie, pero los que se verán serán los sleeving. Esto es lo más habitual ya que utiliza conectores estándar y es más sencillo, pero tened en cuenta que añadirá longitud a los cables, así que hay que asegurarse de que la caja tiene espacio de sobra para su canalización.

Cables sleeving PCI-Express

En cualquier caso, uno y otro método son idénticos con la salvedad de que los conectores del extremo que va a la fuente de alimentación deben ser específicos para esta, nada más.

Materiales necesarios

  • Cable AWS del 18 de grosor. La longitud dependerá de cuántos cables quieras hacer y su longitud.
  • Conectores ATX macho y hembra para cable del 18. A continuación os ponemos un kit que incluye muchas cosas, incluyendo una crimpadora que también hará falta. Incluye algunos conectores que no necesitaremos, pero lo interesante es que también incluye 200 piezas macho y 200 hembra de estos terminales ATX.
  • Terminales para todos los tipos de conectores. Dependiendo de los cables a los que vayas a hacer sleeving, necesitarás comprar los terminales necesarios. Generalmente estos se adquieren por separado. Necesitarás adquirir también los terminales del otro extremo, y dependerá de si haces cables extensores (en cuyo caso necesitarás comprar terminales macho y hembra) o para sustituir los cables de la fuente (en este caso necesitarás los conectores de tu fuente específicos).

Conectores de plástico fuente de alimentación

  • Herramientas para meter y/o sacar los cables de los conectores.
  • Fundas sleeving para cables del 18. La longitud dependerá, igual que los cables AWS, de los cables a los que vayamos a hacer sleeving, y por supuesto los colores dependerá de ti. Lo normal es comprarlos de 4 mm de grosor y hay muchos sitios orientados al modding donde se pueden comprar de todos los tamaños y colores, pero es importante que el material sea PET, porque es el más resistente.
  • Tubos termoretráctiles y mechero. Esto es para «soldar» las terminaciones de los cables. Igualmente los hay de muchos colores y tipos, pero lo importante es que sean del grosor de nuestros cables.
  • Tijeras, alicate de corte, regla y cúter. Herramientas que todos tenemos por casa y que necesitaremos para poder llevar a cabo este proyecto de modding.

Cómo fabricar cables sleeving para la fuente de alimentación

Lo primero que debes hacer es tener clara la longitud que necesitas en cada uno de los cables (eso depende de ti, te tu hardware y del tamaño de tu caja), y ten en cuenta que siempre es mejor dejar unos cuantos centímetros de sobra (recomendamos al menos 5 cm) porque es mejor pasarse que quedarse corto.

Medir cable sleeving

Hay que cortar cada cable a la medida exacta. Es importante que todos los cables que conformarán cada uno de los cables sleeving que queramos fabricar tengan exactamente la misma longitud, y por eso es interesante usar la regla con los cables totalmente planos. Para cortarlos, lo ideal es un alicate de corte.

Cortar cable para sleeving

Ahora, hay que pelar 3 mm en cada uno de los extremos de cada cable. Normalmente las crimpadoras traen ya un accesorio para hacer esto, pero también se puede hacer con el alicate de corte con sumo cuidado.

Una vez que tengamos hecho este paso, podemos proceder a crimpar los conectores en cada cable. Hay que fijarse en que los conectores tienen dos «alas», unas cortas casi hacia la mitad del conector y otras más largas al final.

Conectores fuente de alimentación

Hay que introducir las «alas» largas en la crimpadora y comenzar a apretar hasta que se escuche un clic, pero con cuidado de no pasarse. Las «alas» grandes quedarán en forma de círculo.

Una vez hecho eso, sacamos el conector y procedemos a introducir el cable con cuidado, de manera que el «anillo» que hemos hecho en el paso anterior quede a la altura del cable, y el cable «pelado» quede a la altura de las «alas» cortas del conector. Lo podéis ver claramente en esta imagen.

Meter cable antes de crimpar

Hecho esto, metemos el conector en la crimpadora y lo dejamos ya fijado.

Crimpar cable sleeving

Este es el aspecto que debe tener cada uno de los conectores una vez finalizado el proceso.

Cable crimpado

Este proceso lo tendrás que repetir en todos los cables y en sus dos extremos. Recuerda que dependiendo de lo que estés haciendo, necesitarás un macho y una hembra, uno en cada extremo, o dos machos. Es importante que al crimpar los extremos opuestos lo hagas de manera que las alas del conector queden en la misma dirección en ambos, ya que así será más fácil hacer que coincidan en los conectores luego.

Cables listos para sleeving

Ahora es el momento de hacerle el sleeving a los cables de verdad. Para ello simplemente mide y corta las fundas con la longitud apropiada. Ésta no es la misma que la del cable, sino que es la misma menos 6 mm. ¿Por qué? Porque la funda debe cubrir la cubierta del cable pero no los extremos pelados, y como cada uno es de 3 mm, pues la longitud debería ser exactamente de 6 mm menos.

Longitud sleeving

Tras cortar las fundas, es recomendable darles un poco con el mechero para evitar que queden «pelos». Solo levemente, sin pasarse o podrías dañar las fundas.

Hecho esto, introduce los cables con sus conectores dentro de las fundas.

Meter cable en funda sleeving

Ahora, en cada uno de los extremos de cada cable mete la funda termoretráctil.

Debe quedar a esta distancia, justo donde acaba la funda sleeving, y cuando lo esté, caliéntala con el mechero para que se encoja y se quede firmemente sujeta.

El truco aquí es calentar solo el extremo del conector, pues el resto lo cortaremos.

Acto seguido, antes de que se enfríe, corta el tubo termoretráctil transversalmente y tira de él para quitarlo. Se quedará pegado solo la parte que nos interesa, que es la que fija la funda sleeving al cable.

Pegar funda sleeving

Una vez hecho esto con todos los cables y en ambos extremos, ya podemos meter los conectores en sus terminales correspondientes, ayudándonos de las herramientas que mencionamos al principio si es necesario. Asegúrate, en cualquier caso, que las «aletas» que tienen los conectores quedan paralelas al conector, de esta manera. De lo contrario no entrará.

Meter conector en terminal

Ahora se trata de meter los conectores en los terminales en su posición y orden correcto. Para saber que se ha quedado bien fijado, deberías escuchar un leve «clic», que indica que las aletas han entrado en sus anclajes.

Meter cable sleeving en conector

Si estás haciendo extensores, simplemente deben ir en la misma posición. Si no, debes buscar un mapa de conexiones de la fuente para saber dónde va cada uno de ellos. En todo caso, fíjate bien que los conectores deben asomar levemente, debes poder verlos un poco como en la siguiente imagen.

Fabricar unos cables sleeving es algo laborioso aunque no demasiado complicado. Ahora bien, los resultados quedan impresionantes.