¿Por qué las fuentes usan tantos cables y no uno solo más grueso?

¿Por qué las fuentes usan tantos cables y no uno solo más grueso?

Rodrigo Alonso

Es probable que te hayas preguntado por qué las fuentes de alimentación tienen tantos cables «finos» diferentes, y aunque la explicación breve es que cada cable es para una cosa, realmente se puede pensar que por qué no se gestiona todo a través de la placa base conectando un único cable más grueso. En este artículo te vamos a contar por qué el diseño de los cables de las fuentes de alimentación es como es y no de otra manera.

Son muchos los cables que tiene una fuente de alimentación por regla general: el conector ATX de 20+4 pines, el EPS de 4+4 pines, los SATA, los PCI-Express, los MOLEX e incluso en muchos modelos también hay todavía cables Floppy. Dado que al fin y al cabo en un PC todo va conectado a la placa base, podemos pensar que por qué no se centraliza toda la energía del PC en ésta, ¿verdad? Vamos a verlo.

El diseño de los cables de las fuentes de alimentación

Sin entrar a complicarnos la vida con parámetros exactos, debes saber que cada cable tiene una sección (o diámetro), y dependiendo de ésta es capaz de admitir una tensión u otra de energía. Así, generalmente en PC se utilizan cables con categoría 16 AWG (cuyo diámetro es de 1,29 mm con 1,31 mm² de sección), ya que no hace falta más para transmitir los 12V a los que generalmente trabaja un PC como máximo (mucho menos en otros componentes).

Conector ATX placa base

Hay algunos componentes que necesitan su propio cable simplemente por cómo están diseñados físicamente los ordenadores. Por ejemplo, aunque conectes un disco duro o SSD a la placa base y salvo que éste sea M.2 y vaya conectado a su zócalo dedicado, necesitarás darle alimentación extra con un cable SATA de la fuente de alimentación, dado que el dispositivo está «separado» de la placa. Lo mismo sucede con las tarjetas gráficas que tienen conectores de alimentación PCI-Express adicionales, por su ubicación física necesitan cables dedicados.

Así pues, el primer motivo para que las fuentes utilicen tantos cables finos es la compatibilidad con los diferentes componentes que utiliza un PC, algo que a su vez le da mayor versatilidad porque como sabéis cada PC es un mundo y podemos diseñar su hardware con los componentes que queramos (siempre que sean compatibles entre sí, claro).

El segundo motivo podríamos decir que es por tradición, y es que el estándar AT y más tarde el ATX ya utilizaban cables 16 AWG, lo cual no se ha cambiado porque desde entonces ya se fabricaban así. Un cambio en el calibre de los cables podría significar tener que cambiar muchas cadenas de producción, elevando notablemente el coste de fabricación (el cual ahora es bastante barato, todo sea dicho).

Cable fuentes 16 AWG

Así, para los fabricantes siempre ha sido más sencillo añadir más y más cables según han ido cambiando las necesidades de los consumidores. Algunos, de hecho, alegan que un cambio en el calibre de los cables no implicaría un beneficio directo, y sin embargo obligaría a realizar muchos cambios a nivel de toda la industria, dado que ya no solo sería cambiar los cables de las fuentes de alimentación, sino también los conectores de los discos duros, tarjetas gráficas, placas base, etc. Básicamente, este es el motivo principal por el que se emplean tantos cables finos en lugar de uno solo más grueso.

¿Y qué pasará en el futuro?

Tampoco podemos descartar un futuro en el que toda la energía del PC sea gestionada directamente desde la placa base, y que con un único cable de la fuente de alimentación tengamos suficiente para dar servicio a todo el sistema. De hecho, así están diseñados algunos equipos portátiles y ordenadores AIO que tienen la fuente de alimentación integrada, pero es así porque tienen un diseño interno propio y con todo y con eso siguen teniendo conexiones internas propias para dar energía a cada componente.

En todo caso, llevar esto a los PCs de sobremesa que en su inmensa mayoría son DIY (ya que incluso en los OEM siempre podemos cambiar y añadir componentes) esto implicaría unos cambios enormes en toda la industria del hardware, y hasta que los beneficios de hacerlo no justifiquen el coste y la implantación de las nuevas especificaciones, podéis contar con que la cosa no va a cambiar.

Apéndice: equivalencias de conductores AWG

Como referencia, estos son los calibres y diámetros de los cables según su categoría AWG.

N° AWGSección del cable mm²Diámetro del cable Ø mmResistencia cond. en Ω/km
1000 MCM50729,30,036
90045627,80,04
75038025,40,048
60030422,70,061
55027921,70,066
50025320,70,07
45022819,60,08
40020318,50,09
35017717,30,10
30015216,00,12
25012714,60,14
4/0107,211,680,18
3/085,010,400,23
2/067,49,270,29
053,48,250,37
142,47,350,47
233,66,540,57
326,75,830,71
421,25,190,91
516,84,621,12
613,34,111,44
710,63,671,78
88,343,262,36
96,622,912,77
105,262,593,64
114,152,304,44
123,312,055,41
132,631,837,02
142,081,638,79
151,651,4511,2
161,311,2914,7
171,041,1517,8
180,82301,024023,0
190,65300,912028,3
200,51900,812034,5
210,41200,723044,0
220,32400,644054,8
230,25900,573070,1
240,20500,511089,2
250,16300,4550111,0
260,12800,4050146,0
270,10200,3610176,0
280,08040,3210232,0
290,06460,2860282,0
300,05030,2550350,0
310,04000,2270446,0
320,03200,2020578,0
330,02520,1800710,0
340,02000,1600899,0