Ozone Chroma X80 y X30, review: fondos verdes baratos para streaming

El streaming no para de crecer en todo el mundo, y los streamers recurren cada vez más a formas más creativas de introducirse digitalmente en la pantalla de lo que están jugando. Atrás quedaron los recuadros donde se ve nuestra habitación al completo. Ahora, podemos eliminar por completo el fondo y que sólo se nos vea a nosotros, y Ozone tiene dos productos muy interesantes para ello: los Chroma X30 y Chroma X80.

En esta doble review vamos a analizar el Chroma X30, un accesorio que se coloca en el respaldo de nuestra silla gaming, y el Chroma X80, un fondo verde motorizado para eliminar por completo el fondo. Ambos productos son un «chroma key«, de ahí su nombre, que cuentan con un color fijo que hemos de iluminar homogéneamente para luego sustituirlo en el ordenador.

Índice

Chroma X30 y X80: características técnicas

El Chrome X30 es un chroma key que se coloca encima de una silla gaming en torno a la altura donde está el reposacabezas. Es fácilmente instalable, ya que sólo hay que dejarlo caer encima de la silla, y podemos quitarlo una vez que hayamos acabado con él. Sus dimensiones son de 100 x 130 cm, pudiendo usarlo no sólo en streamings, sino en contenido en diferido y en videollamadas. Para sujetarse a la silla, utiliza un sistema de velcro que nos permite adaptarlo a las dimensiones del respaldo y que no se mueva.

ozone_chroma_x30_1

La tela verde usada es antitranslúcida, además de estar hecha de un material que reduce el reflejo de luz. En sus bordes cuenta con una estructura de metal cosida en la tela para mantenerla estable y además ayuda a evitar que se arrugue. El peso es de 635 gramos.

La Chroma X80, por su parte, es una pantalla verde de 72 pulgadas con una proporción de 4:3. El enrollado de la pantalla es motorizado, siendo más cómoda de usar. Además, permite usarla más allá de los streamings y las videollamadas, ya que también es útil para fotografía y otro tipo de vídeos donde queramos que se vea la parte superior del torso.

ozone_chroma_x80_2

Las dimensiones de la pantalla del Chroma X80 una vez está desplegada son de 172 x 180 x 10 cm. Incluye un sistema de montaje para usarlo tanto en el techo como en la pared, adaptándose cómodamente a nuestra habitación. El tiempo de desplegado es de 30 segundos, y utiliza una tela verde sólida de alta calidad resistente a brillos. Su peso es de 5,9 kg, y el sistema de motorización se conecta a la corriente con un cable que sale por el lado derecho.

Unboxing y análisis externo

El Chroma X30 incluye una bolsa de transporte con el logo de Ozone con cremallera para hacer más fácil su transporte. Viene plegado, adquiriendo una forma redonda, pero al abrirlo tiene una forma ovalada. Es una tela bastante fina que viene algo arrugada por defecto, y que requiere plancharla un poco o usar algo de agua pulverizada/vapor para eliminar esas arrugas.

También tenemos incluida una extensión de velcro para salvar una mayor distancia en el cabecero si usamos, por ejemplo, un cojín para la cabeza.

En el caso del Chroma X80, tenemos una caja alargada. En ella, sujetada por 3 corchos y envuelta en un plástico protector encontramos el fondo motorizado. La estructura es de plástico y es bastante resistente.

El enchufe está en la parte derecha, y queda de tal manera que nos deja a mano la parte del control. El control nos permite subir o bajar la tela motorizada, siendo el II bajar, y el I subir. En 0, el motor está parado, aunque al desplegarse o al subirse por completo, el motor se para automáticamente. También podemos pararlo en cualquier parte del recorrido por si no necesitamos extenderlo hasta el fondo.

Prueba

Hay muchas claves para facilitar la eliminación de fondos gracias a los chromas, pero entre las más básicas encontramos el usar una cámara réflex o mirrorless con alta resolución y una buena lente, separarnos lo máximo posible del fondo para evitar que la luz verde reflejada en el fondo caiga sobre nosotros, y, sobre todo, iluminar de la manera más homogénea posible tanto el fondo como a nosotros mismos.

La utilización de los colores verde o azul en este tipo de fondos es porque ambos colores se encuentran entre los más opuestos al color de la piel blanca. Gracias a ello, al eliminar el fondo, no se sustituirá ningún elemento de nuestro cuerpo.

Como vemos en la imagen, el Chroma X30 se coloca sobre el respaldo de la silla, aunque el resultado… deja bastante que desear. La idea de poder poner rápidamente un fondo en la silla y que sea barato es muy atractiva, pero el resultado sigue siendo peor que tener una tela de fondo. Y es que, al colocar el fondo verde en la silla, nuestro cuerpo genera en él muchas sombras. Hay que jugar con la cámara y la iluminación para minimizar las sombras, pero al final su presencia es inevitable.

Además, el soporte queda demasiado alto, donde podrían haberlo diseñado sin problema para que se ate a la base del respaldo de la silla. Gracias a ello, es aún más fácil eliminar el fondo, y el chroma queda más estable. Esto se solucionaría con un velcro más largo que permite al fondo «abrazar la silla».

El Chroma X80, por su parte, es cómodo de usar en tanto que lo podemos colocar en la pared o en el techa, pero otras soluciones como la de Corsair con Elgato Green Screen son aún más cómodas y elegantes, ya que la pantalla se despliegue desde el suelo y mantiene erguida. No obstante, la posibilidad de colgarlo en el techo es aún más cómodo, ya que nos evita tener que estar quitándolo y poniéndolo todo el rato.

Para la prueba, hemos iluminado el Chroma X80 con un foco a cada lado, y mi cara con otro foco desde el frontal. Con dos focos podemos tener una luz homogénea en el fondo, y con retirarse un poco del fondo, podemos ver que no queda nada de luz verde en el cuerpo. Es recomendable usar también una apertura lo más cerrada posible en la cámara sin llegar a tener difracción (f/7.1 está bien). Gracias a ello, la mayor cantidad posible de nuestro cuerpo estará enfocada y nos será más fácil eliminar los bordes.

El resultado final es espectacular, con un fondo que es totalmente opaco y liso sin posibilidad de arrugas, y con un color verde homogéneo y perfecto. Eliminar el fondo es realmente sencillo, y el resultado final es espectacular. Además, queda mucho más natural que se vea toda la silla, ya que de la otra forma no se ve el respaldo y sólo se ve nuestra cara.

Ambos fondos pueden usarse tanto en tiempo real cuando estemos retransmitiendo en directo, como para contenido en diferido. Cada uno de los dos fondos se adapta de manera diferente a nuestras necesidades, donde el Chroma X30 nos permite hacerlo con un bajo coste y un resultado quizás no tan bueno, mientras que el Chroma X80 es más profesional e incluso hasta más cómodo al ser motorizado y controlarse con el controlador incluido en el cable de la corriente, y poder colgarlo del techo para no estar quitándolo y poniéndolo, ocupando así menos espacio. Para esta prueba he usado una estructura para colgar fondos y lo he puesto con pinzas, y aguantaba bastante bien.

A nivel de software, hay muchos programas que podemos usar para eliminar el fondo verde. En fotos, podemos hacerlo cómodamente con Photoshop con la herramienta Gama de colores dentro del panel de Selección. Ahí, elegimos el color al principio y luego vamos añadiéndole las distintas tonalidades de verde. También jugamos con la tolerancia para coger la mayor cantidad de verdes posible. Posteriormente, podemos ir a Seleccionar y ajustar máscara para eliminar bordes verdes que nos hayan podido quedar o para mejorar la selección.

Con vídeos grabados podemos usar Premiere Pro o After Effects. Para hacerlo en directo, programas como el popular OBS Studio cuentan con una función que nos permite eliminar el fondo. Así, al usar una webcam o una cámara de fotos como webcam, podremos borrar el fondo inmediatamente para mejorar nuestra calidad de imagen. En la prueba, hemos usado Premiere Pro, y la eliminación es aún más sencilla que con Photoshop gracias al efecto Incrustación ultra, donde con simplemente ajustar la tolerancia tendremos un efecto perfecto.

Hemos hecho pruebas tanto con fotos como con vídeos. Si el vídeo es en 4K sin compresión, el resultado es mejor, pero como vemos en la siguiente captura hecha de un vídeo en 1080p, la eliminación del fondo verde en Premiere Pro se hace muy fácil, casi más que con Photoshop.

La eliminación del vídeo en directo con programas como OBS no es tan buena como la que podemos conseguir en un vídeo pregrabado en Premiere Pro o en una foto, ya que en esos podemos aplicar efectos como el desenfoque del fondo y otros. Lo que sí es clave es elegir un fondo que tenga un mismo balance de blancos que nuestra cara para evitar que cante mucho si vamos a grabar un vídeo, mientras que al hacer streaming esto no importa demasiado.

Conclusión

La conclusión tras probar ambos productos es que son como el día y la noche. El Chroma X30 puede sacarte algún apuro, pero podría estar mejor diseñado para que se enganche en la base del respaldo de la silla, dándole mucha más estabilidad. Esto se soluciona simplemente con un velcro más alargado. La idea es genial, pero hay varios aspectos que es mejor repensar.

Por su parte, el Chroma X80 es espectacular y funciona de lujo. Ozone ha conseguido ofrecer un producto prácticamente igual que el Elgato Green Screen, pero costando 50 euros menos (149,99 vs 99,99 euros). Por ello, no podemos hacer más que recomendar su compra, ya que es la mejor opción que puedes comprar para eliminar el fondo en tus partidas, en fotos o en vídeos, ya que queda plegado sin molestar.

Por tanto, el Chroma X80 recibe nuestra medalla de platino y nuestra recomendación por su rendimiento y relación calidad/precio.

Podéis comprar el Ozone Chroma X80 en el siguiente enlace.

ozone_chroma_x80_2
Ozone Chroma X80

Lo mejor

  • El X80 es más barato que sus competidores
  • Fondo verde homogéneo y perfecto en el X80

Lo peor

  • El X30 es mejorable en funcionalidad y diseño
Características
9
Rendimiento
9.5
Calidad materiales
9
Diseño
9
Precio
9

Puntuación global

9.1
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0