¿Qué sería necesario para terminar con la escasez de chips este mismo año?

En los últimos meses estamos viendo diversos informes que hablan de escasez de silicio y que están afectando a todos los principales fabricantes, dando como consecuencia escasez en productos de hardware para PC, smartphones e incluso a la industria del automóvil. Tanto es el problema de la escasez de chips que el gobierno de EEUU ya está intentando tomar medidas al respecto pero, ¿qué sería necesario para que la escasez terminara este mismo año?

Hasta ahora, los principales fabricantes no están hablando demasiado de escasez o problemas con el silicio, sino más bien que la demanda es demasiado alta y que su oferta no puede llegar a las cifras requeridas. Es curioso esto porque, precisamente, el silicio es uno de los materiales más abundantes en la tierra y no debería haber demasiados problemas en seguir extrayéndolo, pero como de la materia prima al material que reciben los fabricantes hay una larga cadena de intermediarios, todo podría ser.

Los problemas que generan la escasez de chips

Es un hecho que los principales contendientes de la industria ya se han puesto manos a la obra para intentar finiquitar esta escasez de chips, y en las últimas semanas o meses hemos visto noticias de inversiones millonarias en diferentes fábricas de primer orden con el objetivo de poder aumentar su capacidad de fabricación; el problema de esto es que porque se le inyecten unos cuantos millones a un fabricante no van a poder doblar su capacidad de fabricación de la noche a la mañana, sino que hay un proceso de obras de ampliación, adecuación y puesta en marcha de por medio que pueden llevar años hasta establecer una nueva cota de capacidad de producción.

Equipamiento Fabricación Chips

La situación se agrava si tal y como parece que está sucediendo, la cadena de suministro de materias primas está comenzando a flojear y los fabricantes no obtienen material suficiente para poder copar su capacidad de producción. Dicho de otra manera, la situación actual sería a grandes rasgos la siguiente:

  • El mercado está generando una demanda de 150.
  • Las fábricas solo pueden fabricar 100 a máxima capacidad. No llegan a suplir la demanda.
  • La cadena de suministro solo proporciona materias primas para fabricar 80.

Así pues, la situación ha llevado ya no solo a que la demanda sea muy superior a la oferta en cuanto a producción de chips, es que las fábricas ni siquiera pueden estar fabricando a plena capacidad porque no les llegan materias primas suficientes.

¿Qué se podría hacer para terminar con los problemas?

La situación es realmente complicada, puesto que como ya os hemos contado el primer paso que es la inyección de capital para aumentar la producción ya está dado, pero para que se vean los frutos tendrá que pasar todavía un tiempo, así que obviamente esto no va a ayudar a que la situación se solucione este mismo año.

Lo que sí se podría hacer es reforzar la situación de la cadena de suministro, de manera que las fábricas puedan estar produciendo al 100% de su capacidad real, pero como hay tantos intermediarios será un poco complicado el poder acotar e identificar dónde está el problema. Cuestión de invertir e investigar, pero esto es algo que solo los propios fabricantes conocen y por lo tanto son los únicos capaces de solventar el problema.

Esto mejoraría un poco la situación al aumentar la capacidad de producción, pero definitivamente no solucionaría el problema de la escasez de chips. Lamentablemente, en este momento la única manera de llegar a una solución real es esperar a que la demanda no sean tan alta como la oferta, que los fabricantes sean capaces de cumplir con todos los pedidos y que les «sobre» para poder hacer acopio de stock en vista de una nueva subida de la demanda. El problema de esto es que los analistas de mercado más optimistas vaticinan que esto no sucederá hasta por lo menos 2022 ó 2023.

Dicho de otra manera, la cosa está bastante complicada y parece imposible solucionar los problemas este mismo año. Tendremos que esperar al menos a 2022 / 2023 que, según los analistas, será el momento en el que la demanda se normalice, y la parte buena es que para entonces estas inversiones millonarias para aumentar la capacidad de producción habrán dado ya probablemente sus frutos y la capacidad de crear chips habrá aumentado hasta el punto de suplir la demanda y crear cierto stock para pedidos futuros.

En definitiva, tanto los fabricantes como los gobiernos están haciendo lo que pueden para solucionar el problema pero todas las soluciones son a medio o largo plazo, no existe una fórmula mágica que nos saque del atolladero de la escasez de la noche a la mañana, así que solo podemos conformarnos con lo que hay y seguir esperando.

2 Comentarios