Solo tendrás 364 GB para instalar juegos en la Xbox Series S

Solo tendrás 364 GB para instalar juegos en la Xbox Series S

Rodrigo Alonso

Mucho se está hablando de la limitación que supone en las consolas de próxima generación su espacio de almacenamiento, y casi con total seguridad será necesario almacenamiento ampliado para poder instalar una buena biblioteca de juegos dado lo que ocupan éstos. La Xbox Series S es la consola que por su precio se postula como la más atractiva de Microsoft, pero ahora se ha sabido que de su SSD de 512 GB tan solo 364 GB estarán disponibles para instalar juegos, algo que se presume bastante insuficiente.

Ya en el pasado hablamos de que el tamaño del SSD de las consolas next-gen será un parámetro limitante, ya que en ambos casos éste viene soldado en la consola y no es ampliable de manera directa (sí con añadidos y dispositivos externos, pero no con el mismo rendimiento). La Xbox Series S es la versión económica y recortada de la Xbox Series X, y se presume como la más atractiva dado su precio pero estos «recortes» incluyen un SSD de menor capacidad, con solo 512 GB de tamaño.

¿Son 364 GB suficientes para los juegos de Xbox Series S?

Como decíamos, la Xbox Series S vendrá de base con un SSD NVMe de 512 GB, pero una gran parte de ese espacio de almacenamiento estará ocupada por el sistema operativo de la consola y no estará disponible para que el usuario pueda instalar sus juegos y programas.

Xbox Series S paquete

A pesar de que la consola sale a la venta el día 10 de este mes, no son pocos los analistas que ya se han hecho con una de estas ansiadas consolas, y algunos ya se han quejado de que los 364 GB de almacenamiento que quedan disponibles para poder instalar juegos se antojan insuficientes, especialmente si tenemos en cuenta lo que ocupan los juegos triple A de esta última generación.

Por poner un ejemplo, si quieres jugar a Call of Duty: Modern Warfare y el próximo Call of Duty: Cold War, más de la mitad del espacio disponible en la consola desaparecerá y te dejará muy poco espacio para otros títulos. Para ser más específicos, CoD: Modern Warfare ocupa 136 GB de espacio en disco y dejaría tan solo otros 228 GB disponibles, o dicho de otra manera, con este espacio solo tendrás sitio para 3 o a lo sumo 4 juegos de esta índole.

Xbox Series S

Quien compre una Xbox Series S sabe que va a estar limitado tanto en potencia como en espacio a cambio de pagar menos por la consola, ya que como sabéis su precio es casi la mitad que el de su hermana mayor (Xbox Series X cuesta 499,95 euros mientras que la Series S tiene un precio de 299,95 euros).

Almacenamiento ampliado o borrar juegos

Que la Xbox Series S tenga tan solo 364 GB de almacenamiento para juegos conllevará varias posibilidades: por un lado, algo que parece lógico para el «negocio» de Microsoft es que muchos usuarios se verán obligados a comprar las opciones que da el fabricante en cuanto a almacenamiento ampliado, ya que así sí que podremos tener mucho más sitio para instalar juegos.

La segunda posibilidad es que los usuarios que compren esta consola no puedan tener una biblioteca demasiado amplia de títulos disponibles, y tengan que andar borrando unos para poder instalar otros. Esto desde luego no es lo más deseable especialmente por la salud (ciclos de escritura y borrado) del SSD, pero podría no quedar más remedio.

La tercera opción conllevaría un uso responsable y razonable del almacenamiento, solo instalando juegos que no ocupen demasiado espacio y limitando bastante éstos. No cabe duda de que ningún gamer de consola querrá tener que hacer esto, por lo que volvemos a las dos primeras opciones como las más lógicas, especialmente la primera que, a todas luces, es probable que sea precisamente lo que busca Microsoft.