Esta consola portátil es como una Nintendo Switch pero con Ryzen

Esta consola portátil es como una Nintendo Switch pero con Ryzen

Rodrigo Alonso

Parece ser que la GPD Win Max, el Project UFO de Alienware e incluso la mismísima Nintendo Switch tienen un nuevo contendiente en el mercado de las consolas portátiles. Aya-Eve es en realidad todo un mini PC equipado con Windows en formato consola portátil que incorpora, entre otras cosas, un procesador AMD Ryzen y nada menos que 16 GB de memoria RAM.

Antaño las consolas portátiles eran simplemente eso: estaciones de juego con batería integrada para poder llevar los juegos a todas partes. No obstante, en los últimos tiempos esta tendencia está cambiando más hacia los mini PCs en formato consola portátil, y prueba de ello son la interesante GPD Win Max y, ahora, el nuevo partido que se suma a la contienda: Aya-Eve.

Aya-Eve, la potencia de un PC en la palma de tu mano

Esencialmente, el fabricante ha cogido un mini PC tipo NUC y lo ha integrado en un formato de consola portátil con mando, batería y pantalla integrados para poder jugar en cualquier parte. Equipa un procesador AMD Ryzen 4500U con 6 núcleos y 6 hilos de proceso a 2,3 GHz (4 GHz Turbo) con un disipador de tipo blower como el de los ordenadores portátiles integrado, además de 16 GB de memoria RAM DDR4 a, ojo al dato, 4266 MHz, y un SSD NVMe de 512 GB de capacidad.

Aya-Eve interior

Este es un mini PC con unas características que desde luego son muy interesantes y que nos van a entregar un excelente rendimiento en juegos. El resto de características son de momento tentativas porque el equipo de desarrollo está todavía en ello, pero teóricamente equipará una pantalla de 7 pulgadas con matriz IPS y resolución 1280 x 800 píxeles (puesto en perspectiva, la Nintendo Switch tiene una pantalla de 6,2 pulgadas con resolución 1280 x 720 píxeles).

Los prototipos actuales de Aya-Eve incluyen un puerto USB-C que sirve tanto para cargar la batería como para sacar la señal de vídeo a un monitor, un puerto USB 3.1 y un lector de tarjetas micro SD. Su batería es de 47 W/h, incorpora conectividad Wi-Fi 6 y tiene un consumo de unos 30 vatios a máxima carga (por lo que la batería debería durar algo más de una hora jugando al máximo).

Aya-Eve, como mini PC que en realidad es, estaría basado en sistema operativo Windows y por lo tanto sería compatible con cualquier juego para este sistemas operativo, incluyendo por ejemplo los que tengamos en nuestra biblioteca de Steam. El control incluye D-Pad (cruceta), dos joysticks analógicos y seis botones configurables.

Aya-Eve Steam

Como decíamos, Aya-Eve está por ahora todavía en desarrollo, aunque ya están afinando sus especificaciones técnicas y demás temas para que pueda salir al mercado hacia estas navidades. En cuanto al precio todavía está en duda también, pero se espera que cueste en torno a 600 euros aproximadamente.

En este vídeo podéis ver resumido prácticamente todwo lo que podemos esperar de esta consola, incluyendo su rendimiento en algunos juegos.