MSI reniega de España: sus portátiles de más de 1.000 euros no tienen teclado ISO en español

¿Buscas un portátil gaming tope de gama? En ese caso, seguro que has estado viendo varias opciones, como, por ejemplo, los Lenovo Legion y, por supuesto, los portátiles gaming de MSI, uno de los fabricantes más conocidos dentro de este mercado. Sin embargo, ¿qué diferencias hay entre ellos? Todos llevan procesadores tope de gama, mucha memoria RAM, tarjetas gráficas de última generación, almacenamiento SSD NVMe… en características parecen idénticos. Sin embargo, hay fabricantes que cuidan más los detalles que otros, y aquí es donde es donde podemos ver que algunos fabricantes van a lo barato y reniegan de los estándares, como ocurre con los portátiles gaming de MSI.

Si nos hemos gastado 1000 euros, 2000 euros o 3000 euros es para tener un ordenador portátil, tanto en potencia como en prestaciones; un hardware muy potente, espacio de almacenamiento y, sobre todo, comodidad a la hora de trabajar.

A la hora de utilizar un teclado, lo más seguro es que estemos acostumbrados a una serie de detalles, como por ejemplo a que utilice una distribución QWERTY (las primeras teclas del mismo), a que tenga la letra Ñ característica de nuestro idioma, que tenga un intro grande en forma de 7 en cuya parte inferior izquierda tendremos la cedilla y a que el shift de encima del control izquierdo sea ligeramente más pequeño.

Esta distribución forma parte del estándar ISO, usado en la mayoría de países de la Unión Europea como Alemania, Reino Unido, Francia o España, y es que llevamos usando desde hace décadas en nuestro ordenador.

Por ello, si al comprar nuestro ordenador nos encontramos con que no respeta este estándar ISO de los demás teclados, nos sentiremos incómodos al escribir.

Pero, si mi portátil MSI tiene Ñ, ¿por qué no tiene teclado de España?

Al contrario de lo que piensa la mayoría de la gente, que un teclado lleve la tecla Ñ no significa que sea un teclado de España, sino simplemente que lo han modificado para introducirle dicha letra.

Además de la distribución ISO de España, existen otras distribuciones de teclados utilizadas en otros países, como ANSI, la utilizada en Estados Unidos y Países Bajos, y, aunque ambos sean QWERY, incluso aunque ambos lleven la letra Ñ, existen importantes diferencias entre teclados ISO y ANSI.

Los portátiles de MSI no llevan un teclado español ISO acorde al estándar de Europa

Cuando compramos un portátil de MSI, por ejemplo, el nuevo tope de gama GS75 Stealth, o un modelo más modesto, como el MSI GP63, al abrirlo y ponerlo en marcha nos encontramos con que este portátil, aunque tiene Ñ y nos lo han vendido como un portátil con teclado de España, en realidad no es más que un teclado ANSI modificado, un híbrido.

Teclado MSI GP63

En la imagen anterior podemos ver que el teclado ha sido fabricado concretamente por Steelseries. Sin embargo, es un error echar la culpa a este fabricante, ya que este fabricante cuenta con numerosos teclados con distribución ISO de España.

MSI vende en todo el mundo, pero en vez de molestarse en modificar la cadena de producción para ofrecer a los usuarios europeos un teclado acorde a su estándar, ahorran costes realizando estas pequeñas modificaciones para meter a la fuerza la Ñ en los teclados ANSI y tener así una única cadena de producción para Estados Unidos, Europa, China, Taiwán, etc.

Diferencia entre ISO y ANSI

El problema es meter la Ñ al teclado… ¡mentira!

Puede que algunos usuarios piensen que el problema de que el teclado quede diferente es el haber metido la letra Ñ, una letra que no abunda en demasiados alfabetos fuera de España. Esto es mentira.

Reino Unido, por ejemplo, no tiene teclados con la letra Ñ, y, sin embargo, el teclado ISO de Reino Unido respeta el mismo estándar que el teclado ISO de España con Ñ, viendo los detalles como el Intro grande o el shift pequeño que no encontraremos en los teclados ANSI americanos.

Diferencia entre ISO UK y ISO ESP

Con un teclado ISO de Reino Unido podremos escribir sin mirar sin ningún problema. Con el híbrido ANSI de MSI estaremos pulsando todo el rato a la cedilla (Ç).

¿Hay diferencia entre un teclado ISO y uno ANSI a la hora de jugar? Pues la verdad es que no. Si no nos preocupa que un fabricante pase por alto los estándares de la Unión Europea en un equipo por el que hemos pagado 4 cifras, y de todo el teclado solo vamos a usar WSAD, pues puede darnos igual, estas letras van a estar siempre en su sitio.

Sin embargo, si vamos a utilizar nuestro portátil para escribir, seguro que nos sentimos muy incómodos. Y si vamos a estar usando otros ordenadores con teclados ISO, no terminaremos de hacernos nunca a este otro teclado. Si vamos a programar, por otro lado, un teclado ANSI sí puede ser mejor a los teclados ISO, pero en todo lo demás es peor en todo, al menos para España.

Hay otros fabricantes que montan teclados ANSI modificados en algunos modelos

MSI no es el único fabricante que distribuye en Europa portátiles con teclados ANSI modificados para añadirles la letra Ñ, pero también es verdad que otros fabricantes suelen hacerlo en modelos concretos, como ASUS, llevando al mercado otros modelos con distribución ISO, más o menos potentes, ya depende del fabricante. En el caso de MSI, por ejemplo, absolutamente todos sus modelos vienen con teclado ANSI híbrido, desde los que cuestan menos de 1000 euros hasta los de más de 3000.

También podemos encontrar teclados de escritorio con distribución ANSI híbrida para España, como los teclados de Gamdias que hemos analizado meses atrás, ejemplos que demuestran cómo algunos fabricantes no se preocupan para nada en adaptar sus productos a los estándares de la Unión Europea. También hay otros teclados que, aunque no tengan la letra Ñ, cuentan con una distribución ISO, como el Wooting One que analizados hace ya tiempo.

Además de verse afectado por los productos falsos, MSI no ha estado últimamente a la altura de un fabricante tan conocido y prestigioso dentro del mercado gaming, ya que, además de descuidar los productos que vende en la Unión Europea, recordamos que tiene otros problemas de producción, como problemas con las MSI RTX 2080 Ti Lightning a las que si se las cambia el disipador oficial pierden rendimiento, e incluso portátiles de más de 2300 euros, como el MSI GS65, que viene con graves problemas con los ventiladores.