Teclado de tu portátil no funciona: soluciones que puedes probar

Puede parecer extraño, pero uno de los mayores problemas en los ordenadores portátiles es el teclado. Dicho elemento está integrado en el mismo sistema y que este falle o deje de funcionar puede ser un problema. Te vamos a contamos que hacer si tu teclado de portátil no funciona y cuáles son las posibles soluciones.

Vamos a dividir el artículo entre pruebas y soluciones de software y de hardware. Las soluciones de software son sencillas y las puede hacer cualquiera. Si detectamos que es un problema de hardware, si aún estamos cubiertos por la garantia, lo mandamos para que o revisen y resuelvan el problema. En caso de ya no estar cubierto por la garantia o ser un problema que no cubre la garantia (derrame de líquido) y si es necesario, podemos hace nosotros la reparación o llevarla a un especialista.

 

Soluciones rápidas y sencillas

Podemos probar diferentes cosas, que son bastante sencillas, antes de ponernos con otras verificaciones o comprobaciones que pueden ser más laboriosas. Posiblemente estas opciones puedan solucionar que tu teclado de portátil no funciona.

 

Apagar y encender

Aunque parezca una tontería, muchos de los problemas informáticos se solucionan con apagar el ordenador y volverlo a encender. Pueden ser conflictos de software o algún tipo de problema similar, bastante sencillo de corregir. Esto se soluciona apagando y encendiendo, o directamente, reiniciando el ordenador. Se paran todos los procesos, sea vacía la memoria RAM y es posible que todo vuelva a funcionar, sin más.

 

Entrar en la BIOS

Algo muy sencillo que podemos hacer es entrar o por lo menos, intentar entrar en la BIOS. Debemos apagar el portátil y volverlo a encender. Para entrar en la BIOS, debemos pulsar sobre las teclas Supr, F12, F10 o F1, que son as teclas más habituales para acceder a ella. Si no conseguimos entrar en la BIOS, todo hace apuntar a que el problema esa en el teclado.

Si entramos en la BIOS sin mayores problemas, hemos descargado que el problema esta a nivel de software. Por esto mismo, llegados a este punto, sabemos rápidamente que el problema esta en el sistema operativo o en los controladores. No existe un problema físico del portátil.

 

Compueba los componentes de Windows

Una opción bastante sencilla si el teclado portátil no funciona, es realizar un escaneado con Windows para ver si todo funciona correctamente. Esto se realiza mediante la ventana de Símbolo del Sistema que ejecutaremos como administrador. Los pasos son los siguientes:

  1. Clic derecho en el botón de Inicio de Windows
  2. Pulsamos sobre la opción de Símbolo del sistema (Administrador)
  3. Cuando se abra la ventana, introducimos este comento: sfc /scannow

Ahora el sistema operativo realiza una revisión de todos los componentes para verificar que todo funcione. Se recomienda reiniciar el equipo tras terminar este proceso.

 

Quizá sea un problema de software

Entre las opciones más rápidas y sencillas para corregir el problema está en el software. Puede darse un problema con Windows o bien que los drivers daban ser actualizados. Tenemos dos opciones que podemos probar si nuestro teclado de portátil no funciona y sin bastante rápidas.

 

Actualizar Windows

No es nada raro que tras una actualización de Windows, algo haya dejado de funcionar como es debido. También es posible que exista una actualización pendiente y el sistema este empezando a tener problemas de rendimiento. Lo primero que haremos es ver si existen actualizaciones pendientes. Para ello:

  1. Pulsamos en el botón de Inicio de Windows
  2. Ahora pulsamos sobre Configuración
  3. Entramos en Actualizaciones y Seguridad
  4. Si nos dice que hay actualizaciones pendientes, las instalamos
  5. En caso de no tener actualizaciones pendientes, podemos buscar a ver si existe alguna

Si el problema persiste tras actualizar o no hay actualizaciones pendientes, podemos desinstalar la última actualización. El proceso es bastante sencillo:

  1. Dentro de Actualizaciones y Seguridad, vamos a Ver historial de actualizaciones
  2. La primera opción es Desinstalar las actualizaciones
  3. Buscamos la actualización más reciente
  4. Hacemos clic derecho sobre ella y le damos a Desinstalar

Si se ha corregido el problema, lo mejor es que esperes a futuras actualizaciones. Todo apunta a ser un problema con Windows, algún tipo de fallo.

 

Actualizar y/o desinstalar drivers

Vamos con otra posible solución de software. Una solución bastante rápida y sencilla puede ser actualizar los controladores. El método más sencillo es hacerlo mediante Driver Booster, un software que busca todos los controladores de nuestro equipo. Así no tenemos que buscar en la web del fabricante del portátil.

Si esto no lo soluciona, podemos pasar a reinstalar los controladores. El proceso es el siguiente:

  1. Hacemos clic derecho en el botón de Inicio de Windows
  2. Entramos en el Administrador de dispositivos
  3. Bajamos hasta encontrar el apartado Teclados
  4. Debemos hacer clic derecho sobre la primera de las opciones
  5. Nos aparecerán varias opciones y elegimos Desinstalar el dispositivo
  6. Ahora debemos reiniciar el equipo
  7. Intentamos instalar de nuevo el controlador, ya sea manualmente o mediante Driver Booster

Puede ser que persista el problema, para ello, vamos con otras posibles soluciones y/o correcciones.

 

Lo más probable es que sea un problema del teclado

Tras verificar que los problemas no son de software, ahora vamos con problemas físicos que hacen que el teclado portátil no funciona. Lo más probable es que nos encontremos ante la tesitura de que sea un daño en el propio hardware. Antes de nada, debemos identificar el problema para saber como podemos solucionarlo (o no)

 

Se te ha caído un líquido sobre el teclado

Que se derrame un líquido sobre el portátil, como pueda ser un café, agua o un refresco, no es para nada poco habitual. Debo decir que hace unos años me cargue un teclado al derramar un Monster sobre el sin querer. Así que tranquilo, no estás solo en esto.

Si te ha pasado esto, ten por seguro que el teclado morirá total o parcialmente. Algunos portátiles de gama alta tienen resistencia a líquidos, pero en muchos casos, de manera limitada. Pero, la mayoría de teclados de portátiles no tiene resistencia a líquidos. Los fabricantes no los hacen resistentes a líquidos por encarecer más el producto.

Aunque corramos a secarlo y lo hagamos con ganas, es poco probable que puedas solucionar el problema. El líquido rápidamente se colará por la parte interior del teclado y generará cortocircuitos. Hay que tener claro que los interruptores se montan sobre una PCB y esta se puede dañar, igual que cualquier otra placa de componentes.

Por consiguiente, nos quedamos sin teclado en el portátil en el mejor de los casos. Además, las garantías de los portátiles (al igual que otros productos electrónicos) no cubren los daños por líquidos.

 

El cable está roto o dañado

Si no has derramado un líquido sobre el teclado del portátil y has descartado los problemas de software, vamos con la última posibilidad. El problema puede estar en el cable que conecta el teclado con el portátil.

Como cualquier teclado, este debe conectarse a la placa base del portátil para poder funcionar. Para portátiles se utiliza un cable flex, que es un tipo de cable plano muy delgado, pero alargado. Este cable se ha podido dañar o los pines de conexión se han podido oxidar.

El cable en uno de los extremos está soldado al propio teclado. Mientras que el otro extremo va a un conector de la placa base del portátil y es ahí donde puede estar el problema si se ha oxidado. Puede ser, en el mejor de los casos, que estén oxidados. Existen productos para eliminar o intentar eliminar el óxido. No es lo habitual, pero el óxido podría estar en el conector y ahí la cosa se vuelve casi imposible de arreglar.

Podemos intentar quitar el óxido, pero es bastante difícil. La solución más sencilla sería cambiar el teclado, ya que retirar el cable, al estar soldado y ser muy fino, es bastante difícil.

 

Pero, ¿y si falla una o varias teclas?

Puede ser que no sea todo el teclado el que no funciona, sino una parte del mismo o algunas teclas en concreto. Antes de seguir, debemos saber cuáles son las teclas concretas que no están funcionando. Una cosa que podemos hacer es escribir en un documento de texto, aunque algunas teclas, como las de función, no se marcarán. Podemos optar por la web key-test, que cuando pulsemos una tecla se iluminará en pantalla.

Esto nos permite ver que teclas están fallando. Una vez las tenemos identificadas, llega el momento de ver que está fallando en este punto. Pueden ser dos tipos de fallos:

  • Si el problema es una tecla o varias teclas y están en diferentes filas o separadas, es posible que el interruptor o membrana estén rotos
  • Si el problema es un conjunto de teclas en una misma fila o columna, lo más problema es un problema en la pista que las comunica o es tema de diseño y falla un interruptor o un conjunto de ellos

Lo más rápido y sencillo es reemplazar el teclado. Si tenemos conocimientos y habilidad, podemos intentar reemplazar la o las teclas en cuestión.

 

Nada ha servido, ¿qué me queda por hacer?

Llegados a este punto, ya sabemos si el problema es de software (y lo hemos solucionado) o si es un problema de hardware. Ahora, es momento de ver que opciones tenemos para corregir el problema cuando es de hardware, o lo que es lo mismo, el teclado se ha muerto total o parcialmente.

 

Mandarlo a reparar al servicio técnico

Como comentábamos al principio, tras descargar todos los problemas de software y si no es por derrame de líquidos, una opción es mandarlo al servicio técnico. Si aún tenemos garantía y es un defecto por uso o por un problema en la fabricación, nos lo cambiarán y listo. En caso de no tener garantía, pues podemos cambiarlo nosotros, llevarlo a un especialista u optar por usar un teclado externo.

 

Podemos usar un teclado externo

Si el teclado portátil no funciona, la solución puede ser optar por un teclado externo. Podemos comprar un teclado USB o un teclado Bluetooth y podremos seguir usando el portátil sin mayor problema. Hay teclados compactos muy buenos que pueden ser un gran complemento y son fáciles de transportar. Es más, muchos usuarios (entre ellos, yo) no suelen usar el teclado del portátil, ya que no los gusta el tacto de los pulsadores de tipo membrana de los portátiles.

 

Teclados Bluetooth baratos

 
SENGBIRCH Light

Algo muy cómodo son los teclados Bluetooth, ya que no necesitas tener cables molestando. Este teclado no requiere de cables y se alimenta mediante dos pilas AAA. Durante bastante, ya que tienen un sistema de alta eficiencia para alargar al máximo su funcionamiento.

Tiene algo bastante curioso y es que podemos cambiar de modo de sincronización de manera rápida. El teclado permite sincronizarse con dispositivos iOS, Android y Windows con la combinación de teclas FN + Q/W/E, respectivamente.

 
Rii K09

Si no quieres depender de pilas, este teclado por Bluetooth cuenta con una batería y dispone de retroiluminación RGB. Está pensado para escribir tanto en entornos con buena iluminación como cuando no hay casi luz, como puede ser de noche. Todo en un diseño realmente compacto.

Destacar que la batería ofrece hasta 70 horas de autonómica, con la iluminación apagada. Es posible que con la iluminación activa se reduzca a más de la mitad, no se especifica por el fabricante. Se incluye una pequeña funda para almacenarlo.

 

Cambiar el teclado

Aquel que no tenga garantía y no quiera usar un teclado externo, puede optar por cambiar el teclado. Podemos ir a un especialista o podemos hacerlo nosotros mismos. En AliExpress, Amazon o eBay podremos encontrar el teclado de nuestro portátil sin muchos problemas. También podemos ir a páginas web de segunda mano donde se pueden vender portátiles para piezas o piezas sueltas, en este caso el teclado, para nuestro portátil.

Debes tener en cuenta una cosa, desmontar el teclado del portátil no es nada sencillo en la mayoría de los casos. Normalmente, se requiere desmontar gran parte del portátil, ya que suele ser necesario retirar la placa base. Si no tienes conocimientos avanzados, puede ser que por intentar arreglar el portátil termines rompiendo otra cosa.

3 Comentarios