Motion Smoothing, la tecnología que te permitirá jugar juegos VR con gráficas de gama baja

Escrito por Juan Diego de Usera

Los desarrolladores de SteamVR han anunciado que han desarrollado una nueva tecnología, denominada Motion Smoothing, que permitirá mejorar la experiencia de uso de las gafas de realidad virtual para todos los usuarios. Incluso para aquellos que estén empleando tarjetas gráficas de gama baja. Esto podría reducir los requisitos de entrada a la experiencia de SteamVR, haciéndola más asequible, al menos de manera parcial, para más bolsillos.

Uno de los principales escollos que se ha encontrado la VR, a la hora de llegar a las casas de todos los usuarios, son los altos requerimientos de hardware que son necesarios para mover las gafas VR con cierta fluidez. Sí, es verdad que originalmente se requería una tarjeta gráfica NVIDIA GeForce GTX 970 o similar, y que este modelo de gráfica ha sido superado en rendimiento desde las actuales GeForce GTX 1060 de manera sobrada.

Pero hay muchos usuarios que no poseen una de estas nuevas tarjetas gráficas y, aun así, desean adentrarse en el mundo de la VR. Para estos usuarios es para los que se ha creado la tecnología del Motion Smoothing.

Cómo funciona Motion Smoothing

La tecnología de Motion Smoothing funciona interpolando frames inventados entre frames reales que crea la tarjeta gráfica. El ordenador analiza los dos últimos frames que la tarjeta gráfica ha renderizado y crea un tercer frame, basado en la actividad pasada de ésta. Esta tecnología se lleva usando años en las televisiones de pantalla plana desde hace años. El problema de la implementación que se hace en las televisiones, es que introduce bastantes latencias, lo que la hace inutilizable con un equipo VR.

La solución que han desarrollado los ingenieros de SteamVR, solo entra en acción cuando el sistema analiza el rendimiento del juego y ve que va a empezar a saltarse frames, por falta de potencia gráfica, desactivándose cuando el sistema ya no lo necesita, de manera automática. Esto permite que el jugador siga experimentando sus juegos a 90 Hz, tanto en la HTC Vive como en la Vive Pro, sin que éste vaya dando saltos en la imagen. No solo ésto, sino que Motion Smoothing es capaz de renderizar no solo un frame, sino varios frames interpolados, permitiendo el uso de tarjetas gráficas de gama baja con gafas de realidad virtual, con resultados óptimos para el jugador.

Por el momento, esta tecnología se ha desarrollado solo para que sea empleada por las gafas de realidad virtual HTC Vive y Vive Pro. Los desarrolladores han comentado que no tienen planes para implementarla para las gafas Oculus Rift ni para las que emplean la realidad aumentada de Microsoft, dado que los drivers que emplean reaccionan de manera diferente y emplean técnicas diferentes cuando las aplicaciones comienzan a perder frames.

Fuente > Steam

Continúa leyendo
  • Oscar

    Adaptando nuevas tecnologías para acercar AR y VR lo antes posible…