EK WaterBlocks lanza un disipador pasivo para SSDs en formato M.2

Escrito por Rodrigo Alonso

El fabricante esloveno especialista en refrigeración líquida EK WaterBlocks ha anunciado el lanzamiento de un nuevo modelo de disipador pasivo para dispositivos de estado sólido en formato M.2, el EK-M.2 NVMe. Disponibles en dos colores diferentes, éstos disipadores mejorarán, según ha dicho el fabricante, la temperatura de funcionamiento de éste tipo de SSDs hasta en 11ºC.

Muchas veces os hemos hablado de los problemas de temperatura en los SSDs en formato M.2, especialmente aquellos instalados en los zócalos de la placa base (y no con un adaptador PCI-Express), y por ello los fabricantes se han afanado en lanzar éstos dispositivos ya con disipador incorporado, mientras que los especialistas en refrigeración como éste es el caso lanzan sus disipadores pasivos propios de la marca. Aunque en éste caso se trata de un disipador pasivo que no se integra en un sistema de refrigeración líquida como es la especialidad de EKWB, desde luego tienen mucho que decir en cuanto a refrigeración.

El disipador consiste en una mera placa de aluminio con láminas -y el logo de la marca decorando uno de los lados -, y un backplate para la parte trasera, ambos ensamblados con pads térmicos entre medias, con perfil bajo para que pueda utilizarse incluso en los zócalos M.2 de las placas base que quedan debajo de la tarjeta gráfica. Es muy sencillo de instalar, reutilizable y no intrusivo, pues su sistema de instalación consta de dos simples clips, no tiene adhesivos. Su diseño compacto hace que sea compatible con prácticamente cualquier dispositivo de estado sólido en formato M.2 del mercado (22 mm de ancho y 80 mm de largo).

Precio y disponibilidad

Los EK-M.2 NVMe están fabricados en Eslovenia, y ya están listos para ser enviados a toda Europa a través de la página web del fabricante, a un precio de 12,94 euros por el modelo en color Níquel y 9,96 euros para el modelo en color negro, gastos de envío aparte (por la compañía DPD salen a solo 3.70 euros y tardan unos 5 días en llegar a España).

Continúa leyendo