Esto es lo que los benchmarks de Aida64 pueden hacer por ti

Esto es lo que los benchmarks de Aida64 pueden hacer por ti

Rodrigo Alonso

Aida64 (conocido anteriormente como Everest) es un completo software de información y diagnóstico para el PC, e incluye una serie de benchmarks que no solo nos pueden servir para medir el rendimiento de los distintos componentes del equipo, sino que también sirven para comprobar la estabilidad del sistema tras haberle hecho overclock. En este tutorial te vamos a enseñar para qué sirven todos los benchmarks de Aida64 y en qué pueden ayudarte.

Para acceder a los benchmarks de Aida64, tan solo tendremos que ir al menú Herramientas de la aplicación y podremos acceder directamente a cada uno de ellos.

Benchmarks de Aida64

Rendimiento del disco

Como su nombre sugiere, este benchmarks nos va a permitir ver el rendimiento del disco o, más concretamente, de las unidades de almacenamiento conectadas al equipo.

Para ejecutarlo, tan solo tenemos que desplegar el menú de abajo y seleccionar la prueba que queremos realizar, pudiendo elegir entre una suite de lectura, lectura lineal, lectura aleatoria, lectura con búfer, tiempo medio de acceso y máximos tiempos de acceso. Por desgracia, este benchmark no incluye pruebas de escritura.

Aida64 Cache & Memory Benchmark

Este otro benchmark es ideal para medir el rendimiento de la memoria RAM, porque va a medir su ancho de banda de lectura, escritura y copia además de su latencia, y lo mismo para la memoria caché del procesador tanto L1 como L2 y L3.

Benchmark de RAM en Aida64

Además, en este benchmark nos mostrará bastante información sobre el procesador y la memoria, como el modelo, velocidad, multiplicador, etc.

Aida64 GPGPU Benchmark

Este otro benchmark es muy interesante, porque medirá el rendimiento GPGPU del procesador y la tarjeta gráfica. Además, nos permitirá escoger cuál de los dos (o los dos) ejecutar en cada momento. Con este hay que tener paciencia porque tarda unos minutos en terminar, especialmente en la prueba de CPU. Aquí es donde podremos ver los famosos TFLOPs que tiene nuestra tarjeta gráfica.

Benchmark GPGPU en Aida64

Examinador ACPI

Esta utilidad proporciona cierta información sobre el ACPI (Advanced Configuration and Power Interface) del sistema. Normalmente no es algo que vayamos a utilizar porque es más bien una herramienta de debug, no un benchmark.

Tiempos de DRAM

Esta utilidad nos va a ayudar a comprobar los tiempos o timings de la memoria RAM, y así poder conocer a fondo todos sus detalles técnicos. Además, podremos ver los tiempos zócalo por zócalo de RAM, de manera que podremos ver sus parámetros individualmente y comprobar si difieren.

Diagnósticos del monitor

Esta herramienta nos servirá para realizar diversas tareas de mantenimiento y diagnóstico del monitor. Entre las posibilidades que ofrece, podremos hacer pruebas de calibración del monitor, pruebas de fugas de color, de lectura e incluso de estabilidad, ideal si le hemos hecho overclock al panel para subir su frecuencia de refresco.

Prueba de estabilidad del sistema

Como su nombre indica, esta es una prueba que podrá al límite todos los componentes de hardware del equipo, y es ideal si estamos teniendo algún problema de hardware y queremos ver qué componente es el que falla, o si queremos comprobar la estabilidad tras haber hecho overclock. Además, nos permite seleccionar solo los componentes que queramos entre CPU, FPU, caché, memoria, discos y GPU.

Nota: cuidado con esta prueba porque pondrá el PC al límite, tendremos que vigilar voltajes y temperaturas mientras se ejecuta, algo que por suerte nos permite hacer la propia herramienta en tiempo real.

CPUID

Finalmente tenemos CPUID, que es un CPU-Z propio de Aida64. En éste se nos mostrará toda la información relativa al procesador y la placa base.

Y eso es todo. Como podéis ver, Aida64 incorpora una completa colección de benchmarks y herramientas de monitorización y diagnóstico que nos pueden ser de gran ayuda para localizar averías y problemas en el PC, así como para medir su rendimiento y su estabilidad tras haber hecho overclock.