Vídeo analógico y vídeo digital, ¿sabes en qué se diferencian y cuál es mejor?

A día de hoy todo el vídeo que existe en el mercado es digital, dejando al vídeo analógico como una reliquia histórica y por tanto del pasado. ¿Cómo se ha producido esta transición y que papel ha jugado el hardware de PC en este proceso?

En plena era donde todo vídeo es digital, muchos os preguntaréis qué sentido tiene conocer el vídeo analógico. ¿La respuesta? El vídeo digital apareció ayer mismo por la tarde en lo que se refiere a la historia del contenido audiovisual, por lo que una gran cantidad de contenido en vídeo se encuentra en formato analógico y es por tanto un peso muy importante de la historia del cine y la televisión.

Vídeo analógico versus digital

analogica-digital

No olvidemos que los seres humanos experimentamos el mundo alrededor nuestro en formato analógico. Por lo que en tú día a día captas la realidad en formato analógico. Pero, ¿qué entendemos por analógico? En el mundo digital cuando se transmiten datos lo hacen como una sucesión de señales binarias, dos valores, pero cuando los datos son analógicos entonces esta señal puede tener cualquier valor.

Si tomásemos la señal analógica y la digitalizáramos en una señal digital con una cantidad de datos muy baja entonces no obtendríamos una onda sinusoidal sino cuadrada. Por ejemplo el sonido llamado «8 bits» no es más que la simplificación a onda cuadrada de las diferentes notas. ¿Cómo se consigue entonces digitalizar una señal digital? Pues añadiendo una mayor cantidad de cambios de valor en el tiempo, para acercar la señal a lo más cercanamente posible al modelo analógico.

señal analógica digital

Por lo que a la hora de digitalizar los datos, si queremos conseguir una mayor fidelidad con la realidad en un sistema digital, y por tanto un mayor acercamiento a la realidad, entonces necesitamos una mayor cantidad de datos. De ahí a que el uso del vídeo empezará a brotar con los procesadores de 32 bits, ya que podían trabajar con la suficiente precisión en los datos.

¿Cómo llego el vídeo digital al PC?

Video Toaster vídeo analógico a digital

El primer digitalizador de vídeo que se utilizó en un ordenador no apareció para PC, sino para el Commodore Amiga, el cual llego en 1990 con el Video Toaster de New Tek. Una tarjeta de expansión que se encargaba precisamente de tomar la señal NTSC y digitalizarla para su posterior manipulación, con ello había nacido la posibilidad de editar vídeo analógico a tiempo real.

Con la caída en bancarrota de Commodore Business Machines en 1994 y con los Apple Macintosh siendo un nicho, entonces todo el interés en lo multimedia viro hacía el PC donde se lanzó una versión de Video Toaster, así como algunas tarjetas para el tratamiento de vídeo por parte de diversas marcas, todas ellas basadas en el uso de procesadores de señal digital o DSP, los cuales se añadieron en los primeros PC con capacidades multimedia para poder tratar eficientemente dicho volumen de datos, aparte de poder codificar y descodificar vídeo a tiempo real.

Con el tiempo, la llegada de procesadores cada vez más potentes y el vídeo digital acabaron por eliminar la necesidad de utilizar este tipo de tarjetas para la manipulación del vídeo en digital, lo que llevo a la aparición de programas no profesionales al estilo del iMovie de Apple o el Windows Movie Make de Microsoft.

¿Cómo reemplazo el vídeo digital al analógico?

video digital edición

Existen tres ventajas principales en el vídeo digital por encima del vídeo analógico, las cuales le han otorgado el dominio en el mercado por encima del vídeo analógico, el cual ha pasado a ser una reliquia en la historia. Las tres han cambiado por completo la forma de producir, distribuir y almacenar el vídeo.

Capacidad de procesar los datos a tiempo real

Sistema binario

La primera de todas es que permita la manipulación de los datos por un procesador con la capacidad de manipular datos en formato digital, es decir, en binario. Lo cual tiene una serie de consecuencias claras si tenemos en cuenta que a través de un procesador o CPU los podemos manipular. Esto permite la edición de vídeo, a tiempo real y acceso a cualquier dato.

Los que hayáis editado vídeo utilizando formato de cinta analógica, recordaréis como una hora en resolución de televisión analógica requería 13 GB de información que se tenían que volcar desde la cinta DV al disco de almacenamiento del PC, para que así la CPU pudiese acceder a la línea de tiempo. Esto era imposible de hacerse en la cinta de manera directa.

Capacidad para catalogar y distribuir los datos

Metadatados vídeo digital

La segunda es la posibilidad de utilizar metadatos, los cuales son datos sobre los datos. Por ejemplo los metadatos de un archivo musical son cosas como el nombre del artista, el álbum, la fecha, el género, etcétera.

Datos del mismo tipo se pueden aplicar para los archivos de vídeo. Lo que nos permite organizar búsquedas a través de esos metadatos o palabras clave. Si además esos datos se encuentran en la nube entonces podemos montar una plataforma de streaming digital en la que distribuir contenido por todo el mundo. Por lo que sin la digitalización no tendríamos plataformas como Netflix, Twitch, Amazon Prime, YouTube, etcétera.

El otro punto es que podemos distribuir cualquier dato en binario, y por tanto que ha sido previamente digitalizado, a través de internet. Lo que ha permitido la creación de nuevos modelos de negocio.

La calidad del contenido no se degrada

Almacenamiento Óptico

El tercer motivo tiene que ver con la adopción de los formatos digitales, siendo el primer formato digital que apareció el Laser-Disc, el cual fue el verdadero antecesor del DVD. El Laser-disc no tuvo mucho éxito por el coste de sus reproductores, pero su calidad de vídeo no se degradaba como ocurría con las cintas de vídeo utilizadas para almacenar el vídeo en analógico, las cuales con el paso del tiempo se han tenido que digitalizar y en algunos casos se ha hecho demasiado tarde y se han perdido para siempre.

Aunque el boom del vídeo digital no llego hasta la década de los 2000, periodo donde la descodificación de vídeo a tiempo real era tan barata en cuanto a procesamiento, que un simple chip descodificador paso a costar pocos céntimos.

A día de hoy los formatos de disco óptico para películas están por desaparecer, reemplazados por la innovación de ruptura que ha sido el vídeo digital por streaming. La demanda además de series a la carta no solo nuevas sino antiguas ha acelerado que muchos vídeos en analógico guardados en los archivos de muchas productoras de cine se digitalicen.