Un error muy común del visitante de los foros de hardware es el creer que cualquier configuración de componentes en un sistema es capaz de realizar cualquier trabajo. Puede que ésto sea cierto en los casos de sistemas de gama alta pero… No resulta algo absurdo comprarse un ordenador de 2000 € para ver unas películas, manejar Office y navegar por internet?? Por contra, hay usuarios que creen que por 300 € van a tener un ordenador que les va a permitir jugar con todo lujo de detalles a los juegos más actuales. Muchas veces, este tipo de creencias se ven alimentadas por algunas tiendas de informática que intentan vender sus sistemas por los ojos de los usuarios y no por la cabeza.

Por otro lado, configuraciones de sistemas hay en infinitas combinaciones y sería completamente imposible recogerlas todas en un tutorial. En su lugar, he optado por realizar una configuración base hasta cierto presupuesto explicando detalladamente el por qué de mis elecciones. No intento que estas configuraciones se tomen como una verdad universal, sino como una simple guía a la hora de la elección de buenos componentes, de manera que tengáis sistemas con componentes de buena calidad en lugar de las bazofias pre ensambladas de algunas tiendas.

Este tutorial forma parte de un total de 5 tutoriales que abarcarán las siguientes gamas:

Gama baja (hasta 500 €)
Gama media (hasta 1000 €)
Gama media alta (hasta 1500 €)
Gama alta (hasta 2000 €)
La Bestia (sin límite de presupesto)

Cada configuración se realiza con los precios y componentes disponibles en ese periodo de tiempo, por ello se irán renovando cada cambio de estación para adecuarlos a las novedades del mercado. A su vez, no se pondrán precios individuales de cada componente; los precios se han sacado de una de mis tiendas favoritas tanto por variedad de catálogo, precios ajustados y SAT eficaz: Izar Micro. Como otros sitios donde podéis comparar y comprar también os recomendamos Coolmod y 4frags.

Como final de esta introducción, comentar que el precio de la configuración solo incluye los componentes de la torre, no los periféricos. Al final de cada tutorial se pondrá un anexo con posibles periféricos con los que completar el equipo. No se incluye, en ningún caso, el sistema operativo a usar (que luego vienen los compañeros de Linux Zone y nos canean jejeje) aunque sí el montaje y unos gastos de envío aproximados.

CONFIGURACIÓN DEL SISTEMA DE GAMA MEDIA ALTA.

Tenemos ahora 2000 € a nuestra disposición, así que las posibilidades son todavía mucho mayores. La verdad es que 2000 € en un sistema ya estamos hablando de palabras mayores y de un concepto nuevo: Overclocking.

El procesador: Intel Core i7 950.

Introducida hace ahora dos años, la arquitectura Nehalem con su controlador de memoria integrado en el procesador funcionando en triple canal y un uso bastante depurado del Hyper Threading (que se empezó a emplear durante la época de los nefastos Pentium 4), es una excelente elección con nuestro presupuesto. El i7 950 tiene una velocidad de reloj de 3 Ghz y está basado en el núcleo D0, aunque con las mejoras que se han ido introduciendo en el proceso de fabricación de estos procesadores. A éso hay que sumar que es un procesador que sube como la espuma sin demasiados aspavientos, aunque hay que tener en cuenta que es un procesador que se calienta mucho y hace imperativo para su correcto funcionamiento el uso de un buen disipador y una buena caja dado que exprimir este procesador mediante overclock (algo que habrá que hacer si queremos aprovechar por completo las posibilidades del sistema) supone que el procesador pasará de consumir 150 W a 253 W con un overclock a 4.2 Ghz. Por qué realizar el overclock?? Porque como veréis más abajo, he elegido para las gráficas una configuración en Crossfire.

El disipador: Noctua NH-D14.

Considerado por muchos entusiastas como el mejor disipador para socket LGA1366 del momento, el NH-D14 es el único disipador que ha permitido a mi actual i7 920 llegar a 4 Ghz con un Vcore de 1.43 V, toda una auténtica proeza. Es un disipador razonablemente silencioso. A pesar de tener un tamaño enorme, el montaje de este disipador es de los más sencillos que han pasado por mis manos. Podéis leer mi análisis de este disipador aquí.

La placa base: Gigabyte GA-EX58A-UD5.

La hermana mayor de la GA-EX58A-UD3 que pusimos en el presupuesto de 1500 €, comparte todas las cosas positivas a las que suma una mayor capacidad para el overclock. Incorpora también visor LED de códigos que ayudan a diagnosticar problemas que se produzcan durante el arranque. Además, es una placa muy estable que admite auténticas perrerías sin quejarse ni lo más mínimo.

La RAM: G.Skill F3-12800CL6T-6GBPI.

Este kit de RAM perteneciente a la gama PI de G.Skill tiene una velocidad de 1600 Mhz con un Vdimm de 1.6 V; pero lo mejor de todo son las bajísimas latencias 6-8-6-20 que emplea, lo que las convierte en buenas candidatas para el overclock.

La tarjeta gráfica 1: 2 x MSI R6870 TwinFrozr II.

Las nuevas Radeon HD6870 se asientan en rendimiento entre las HD5850 y HD5870, pero con un precio inferior a las HD5850 y con un consumo igualmente bajo. Lo bueno de estas gráficas es que escalan estupendamente cuando se emplean en un Crossfire. He elegido el modelo de MSI por emplear una solución de disipación bastante más depurada, eficiente y silenciosa que el disipador de serie de AMD (que aunque no es en exceso ruidoso permite que la tarjeta llegue sin problemas a los 85 ºC).

La tarjeta gráfica 2: Sapphire Radeon HD5970.

Si estáis dispuestos a pasaros un pelín del presupuesto podéis acceder a la radeon HD5970, la tarjeta gráfica más potente de AMD actualmente. Formada por dos núcleos Radeon HD5870 con sus respectivas memorias sobre un único PCB, esta tarjeta está diseñada para mover con soltura configuraciones multimonitor o de un único monitor pero a 2560×1600 píxeles (monitores entre 27 y 30″).

El disco SSD: G.Skill Phoenix PRO 60 GB.

La llegada de los discos SSD al mercado ha supuesto la primera auténtica revolución en lo que a métodos de almacenamiento se refiere. Con unas velocidades de transferencia mucho mayores que las de sus contrapartes mecánicos, velocidades de búsqueda altísimas, completamente silenciosos dado que no tienen partes móviles, más resistentes a los choques y vibraciones… los SSD han llegado para quedarse, claramente. El modelo de G.Skill que propongo lleva un controlador SandForce 1200 y tiene una velocidad de lectura secuencial de 285 MB/s y de escritura secuencial de 275 MB/s.

El disco duro mecánico: Seagate Barracuda ST31000528AS.

De nuevo volvemos a las nuevas series 7200.12 de Seagate por exactamente los mismos motivos: rapidez, fiabilidad y poco consumo. Este modelo emplea dos platos de 500 GB cada uno y lleva una caché interna de 32 MB, lo que debería de acelerar las búsquedas. Ya que el presupuesto lo permitía, he optado por elegir un modelo de 1 TB para tener el almacenamiento bien cubierto, al menos por un tiempo.

La grabadora: LG GH24LS50.

Este modelo, sin ser el más bajo de toda la gama de LG, ofrece un buen equilibrio entre su precio y las características que oferta, como soporte para discos vírgenes de doble capa o capacidad para el LightScribe por si alguien necesitara de esta capacidad (aunque los discos que lo soportan siguen teniendo un precio prohibitivo).

La tarjeta de sonido: Auzentech X-Fi Forte 7.1

La verdad es que sería un auténtico crimen dejar un sistema de gama alta como el que estamos configurando con la tarjeta de sonido integrada en la placa base. Por ello he decidido incluir en el presupuesto la Auzentech X-Fi Forte 7.1. Basada en la APU X-Fi de Creative pero incoporando unos DAC muy superiores a los de las tarjetas de Creative, el modelo de Auzentech genera un sonido mucho más preciso y agradable. Vamos, que a su lado las tarjetas de Creative suenan a cascajo puro. Aparte, incorpora de serie el soporte para codificación Dolby Digital Live y DTS Connect.

El rehobus: Scythe Kaze Master Pro.

A pesar que la HAF X que he elegido como opción principal es ya de por sí poco sonora, siempre hay gente que prefiere que la caja sea todavía más silenciosa. Por ello, he elegido este rehobus de Scythe ya que incorpora el control de hasta 6 ventiladores de manera independiente y 6 sondas de temperatura para medir ésta allá donde deseemos con bastante fiabilidad.

La fuente de alimentación: Corsair AX850.

Dada la cantidad de componentes que vamos a montar en esta caja, más aparte el overclock que tendremos que hacer al procesador para aprovechar el Crossfire, tendremos que irnos a una fuente con una potencia más que respetable. En este caso, he elegido la Corsair AX850 por tener todos los requisitos que espero de una fuente que va a tener que sudar la gota gorda moviendo este sistema. Fabricada por Sea Sonic, la fuente es 100% modular e incorpora conectores más que suficientes para cualquiera de nuestras necesidades de ampliación futuras.

La caja 1: Cooler Master HAF X.

Como evolución de la HAF 932, la nueva HAF X incorpora un buen montón de avances que la convierten en una de las super torres más versátiles del mercado. Haciendo honor de sus siglas (HAF es el acrónimo de High Air Flow), la HAF X lleva de serie tres enormes ventiladores de 200 mm (con posibilidad de incorporar un cuarto ventilador de ese tamaño) y un ventilador trasero de 140 mm que consiguen que la caja esté perfectamente ventilada pero no sea ruidosa en absoluto cuando esté en funcionamiento. Podéis leer mi análisis de esta caja aquí.

La caja 2: Corsair Graphite 600T.

Si no sois muy fans del aspecto externo de la HAF X o si tenéis problemas de espacio para ubicar una super torre, seguramente la caja de Corsair sea una mejor elección dado que emplea un formato de torre midi más habitual. Aparte de la 6 bahías para discos duros y un interior muy cuidado en cuanto a la organización de cables se refiere, la caja incorpora un rehobus en su frontal que sirve para regular el giro de los dos ventiladores con LED blanco de 200 mm y el de 120 mm en la parte trasera.

Ya tenemos un tremendo sistema configurado. Veamos ahora con qué periféricos lo podemos complementar.

LOS PERIFÉRICOS.

El teclado: Logitech G19.

Sucesor del exitoso G15, el G19 incorpora una gran pantalla a color en la que podremos ver vídeos, empearla para ver el armamento y vida que le queda a nuestro personaje, comprobar el desgaste de las ruedas de nuestro coche o monitorizar en tiempo real los parámetros internos de nuestro ordenador. Todo ello aunoado con un buén número de teclas empleables para programar macros y unas teclas muy suaves de accionar.

El ratón: Logitech G9x.

Considerado por muchos como el mejor ratón gaming hasta la fecha, el G9x es un ratón compacto, ultra ergonómico, sensible al deslazamiento y muy configurable.

Los altavoces: Logitech Z-5500.

Ya que hemos puesto una tarjeta de sonido en condiciones, lo normal es acompañarla con unos estupendos altavoces como los Logitech Z-5500. Con un subwoofer descomunal fabricado en madera y una unidad externa capazde decodificar tanto Dolby Digita como DTS a través de sus dos entradas digitales (una óptica y otra coaxial), los Z-5500 tienen potencia para que te destierren de tu país por molestar a todos sus habitantes, pero una calidad de sonido inmejorable.

El monitor: Dell U2711.

El Dell U2711 es el modelo tope de gama de este ensamblador. Cuenta con un panel IPS y una resolución de 2560×1440 píxeles, la resolución perfecta para aprovechar al máximo las posibilidades del sistea que nos hemos comprado. A ello hay que sumar la enorme cantidad de conexiones que admite (dos puertos DVI-D, un puerto D-Sub 15, un puerto HDMI, un puerto Display Port, entrada por componentes, cuatro puertos USB y un lector de tarjetas). No es un monitor barato pero merece la pena al 100%.

Hasta aquí mis recomendaciones para un sistema de gama alta. Como ya he comentado, este tutorial pretende ser una orientación, no una biblia a creer a pies juntillas. En cualquiera de los casos, siempre es mejor que las dudas las preguntéis en nuestro foro de presupuestos hardware donde os haremos uno completamente a medida de vuestras necesidades y presupuesto.