Un error muy común del visitante de los foros de hardware es el creer que cualquier configuración de componentes en un sistema es capaz de realizar cualquier trabajo. Puede que ésto sea cierto en los casos de sistemas de gama alta pero… No resulta algo absurdo comprarse un ordenador de 2000 € para ver unas películas, manejar Office y navegar por internet?? Por contra, hay usuarios que creen que por 300 € van a tener un ordenador que les va a permitir jugar con todo lujo de detalles a los juegos más actuales. Muchas veces, este tipo de creencias se ven alimentadas por algunas tiendas de informática que intentan vender sus sistemas por los ojos de los usuarios y no por la cabeza.

Por otro lado, configuraciones de sistemas hay en infinitas combinaciones y sería completamente imposible recogerlas todas en un tutorial. En su lugar, he optado por realizar una configuración base hasta cierto presupuesto explicando detalladamente el por qué de mis elecciones. No intento que estas configuraciones se tomen como una verdad universal, sino como una simple guía a la hora de la elección de buenos componentes, de manera que tengáis sistemas con componentes de buena calidad en lugar de las bazofias pre ensambladas de algunas tiendas.

Este tutorial forma parte de un total de 5 tutoriales que abarcarán las siguientes gamas:

Gama baja (hasta 500 €)
Gama media (hasta 1000 €)
Gama media alta (hasta 1500 €)
Gama alta (hasta 2000 €)
La Bestia (sin límite de presupesto)

Cada configuración se realiza con los precios y componentes disponibles en ese periodo de tiempo, por ello se irán renovando cada cambio de estación para adecuarlos a las novedades del mercado. A su vez, no se pondrán precios individuales de cada componente; los precios se han sacado de una de mis tiendas favoritas tanto por variedad de catálogo, precios ajustados y SAT eficaz: Izar Micro. Como otros sitios donde podéis comparar y comprar también os recomendamos Coolmod y 4frags.

Como final de esta introducción, comentar que el precio de la configuración solo incluye los componentes de la torre, no los periféricos. Al final de cada tutorial se pondrá un anexo con posibles periféricos con los que completar el equipo. No se incluye, en ningún caso, el sistema operativo a usar (que luego vienen los compañeros de Linux Zone y nos canean jejeje) aunque sí el montaje y unos gastos de envío aproximados.

CONFIGURACIÓN DEL SISTEMA DE GAMA MEDIA.

Con un total de 1000 € a nuestra disposición, las posibilidades que se abren son enormes dado que ésto nos permite acceder a procesadores de buen rendimiento tanto en plataformas Intel como AMD. Precisamente por ello, he decidido crear dos configuraciones, una para AMD y otra para Intel, de prestaciones más o menos similares (es algo más potente la de Intel, pero nada que no se pueda solucionar con un poco de overclock).

El procesador AMD: AMD Phenom II X4 965 Black Edition.

El Phenom II 965 BE es, posiblemente, el mejor procesador en relación precio/rendimiento de su categoría por detrás del 955 BE. Basado en la revisión C3 del núcleo Deneb, tiene 4 núcleos funcionado a 3.4 Ghz y las tres cachés habilitadas. Pero la guinda del pastel lo pone el propio hecho de llevar los multiplicadores desbloqueados de serie, un plus muy importante para los amantes del overclock. He preferido elegir el 965 sobre su hermano mayor, el 970 BE, porque la diferencia de precio no justifica los 100 Mhz extra que aporta el 965 dado que esa diferencia se puede conseguir de serie con tan solo subir un punto el multiplicador, sin tener que tocar voltajes ni nada. De todos modos, si alguien se compra este procesador pensando en hacerle un overclock, haría mejor mirando su hermano pequeño, el 955 BE dado que ambos suelen subir a la mísma frecuencia pero te ahorras 10 €.

El procesador Intel: Intel Core i5 760.

Basado en la arquitectura Nehalem que emplean también los Core i7 de las series 8xx y 9xx, el 760 representa la gama baja la gama media en el catálogo actual de Intel (siendo los Core 2 considerados ya como gama baja). Su rendimiento es superior al Phenom II 965 BE que he puesto previamente. Hay dos ventajas que el 760 aporta sobre su competencia más directa: Una es su menor consumo cuando el procesador está al ralentí (bastante menor) y otra es el empleo del modo Turbo, una overclock automático que realiza el procesador en función de la carga de trabajo de los núcleos. Dicho modo hace que su rendimiento en aplicaciones que no empleen muchas instrucciones paralelizables sea notablemente superior a la competencia. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este procesador no es compatible de serie con el uso de RAM DDR3-1600.

El disipador: Scythe Mugen 2 Rev. B.

El Mugen 2 de la marca japones Scythe es un disipador que tiene dos de las tres B proverviales: Bueno y Barato (Bonito bonito no es que sea mucho, es un poco sosainas). Auna un buen diseño térmico con un ventilador de tan solo 1200 rpm lo que lo convierte en un disipador inaudible y lo hace capaz de overclocks moderados. En la revisión B de este modelo se ha cambiado el sistema de anclaje ultra complicado del original (que requería haber estudiado un master en Ingeniería para su montaje) por uno bastante más sencillo de instalar.

La placa base AMD: Gigabyte GA-890GPA-UD3H.

La Gigabyte GA-890GPA-UD3H representa la gama media alta dentro de las placas AMD del fabricante Taiwanes. Dotada de un puente norte AMD G890 y un puente sur AMD 850, tiene soporte para SATA 3 de manera nativa, soporte para unidades USB 3.0 y soporte para la utilidad de overclock de AMD, Advanced Clock Calibration. Además, su tarjeta gráfica integrada, una Radeon HD4250, lleva 128 MB de GRAM DDR3 como memoria Side Port dedicada, lo que significa que la gráfica integrada, en caso de usarla, ya no consumirá de la memoria RAM del sistema. A eso hay que añadirle las salidas de vídeo D-Sub15, DVI-D y HDMI para tener una placa base con muchas posibilidades. La placa soporta Crossfire en configuración x8 + x8 en los puertos PCIe x16.

La placa base Intel: Gigabyte GA-P55A-UD3.

La Gigabyte GA-P55A-UD3 es un buen ejemplo de gama media para Intel. Cuenta con un chipset P55 y un puente sur ICH10R. Su diseño es bastante simple, sin grandes disipadores alrededor de la zona del socket lo que facilita sobremanera el montaje del disipador del procesador. De serie, el puente sur de Intel soporta 6 puertos SATA2 y 12 puertos USB, a los que hay que añadir 2 puertos SATA3 y otros dos puertos USB 3.0, así que yo diría que deja bien cubiertas todas las posibilidades. Por cierto, aunque la placa soporta Crossfire, no es muy recomendable usarla para ello dado que el segundo PCIe x16 es, en realidad, un PCIe x4 y la pérdida de rendimiento en la segunda gráfica sería bastante grande.

La RAM AMD: G.Skill F3-12800CL6D-4GBPI.

Este kit de RAM perteneciente a la gama PI de G.Skill tiene una velocidad de 1600 Mhz con un Vdimm de 1.6 V; pero lo mejor de todo son las bajísimas latencias 6-8-6-24 que emplea, lo que las convierte en buenas candidatas para el overclock. También podéis emplear estas memorias si tenéis en mente hacer overclock al sistema Intel.

La RAM Intel: G.Skill F3-10666CL7D-4GBECO.

Dado que el Intel Core i5 760 no tiene soporte para RAM DDR3-1600, debemos de bajar a 1333 Mhz para que la memoria sea compatible de serie. En este caso, las memorias que he elegido tienen unas latencias de 7-7-7-20 (lo que les dará el rendimiento aproximado de unas DDR3-1600 9-9-9-24) pero al bajísimo Vdimm de 1.35 V (el estandar JEDEC para DDR3 especifica un Vdimm de 1.5 V).

La tarjeta gráfica: Gigabyte Radeon HD6870.

Como tarjeta gráfica me he decidido por este modelo de Gigabyte (aunque podéis buscar también modelos de Asus, Sapphire, HIS, MSI dado que cuestan todos más o menos lo mismo) porque, costando más barata que la Radeon HD5850 proporciona un rendimiento superior (bastante aproximado al de la GTX470) pero consumiendo bastante menos. Sin embargo, aunque se caliente menos no por ello se deja de calentar bastante y requiere una caja que refrigere bien. A parte hay que tener en cuenta que no es una gráfica precisamente pequeña en longitud.

El disco duro: Seagate Barracuda ST31000528AS.

De nuevo volvemos a las nuevas series 7200.12 de Seagate por exactamente los mismos motivos: rapidez, fiabilidad y poco consumo. Este modelo emplea dos platos de 500 GB cada uno y lleva una caché interna de 32 MB, lo que debería de acelerar las búsquedas. Ya que el presupuesto lo permitía, he optado por elegir un modelo de 1 TB para tener el almacenamiento bien cubierto, al menos por un tiempo.

La grabadora: LG GH24LS50.

Este modelo, sin ser el más bajo de toda la gama de LG, ofrece un buen equilibrio entre su precio y las características que oferta, como soporte para discos vírgenes de doble capa o capacidad para el LightScribe por si alguien necesitara de esta capacidad (aunque los discos que lo soportan siguen teniendo un precio prohibitivo).

La tarjeta de sonido: Asus Xonar DX.

Resulta que tras hacer el presupuesto para AMD me sobraba algo de dinero hasta los 1000 € de máximo de este tutorial y dado que ya tenía cubierto lo básico, tenía dos opciones: o incluir un segundo disco duro o, como he elegido, una tarjeta de sonido. Aunque este modelo sea de los más básicos de la gama Xonar de Asus, siempre va a sonar muchísimo mejor que la tarjeta integrada de la placa base. Además, no es un modelo especialmente caro y os dará muchas alegrías cuando estéis escuchando música o jugando con el sistema. La elección es vuestra.

La fuente de alimentación: Sea Sonic S12+ 550W.

Aunque este modelo de Seasonic que he elegido tiene ya algo de tiempo en el mercado, antes preferiría ponerle éste a otros modelos menos fiables como los de OCZ. Otra alternativa muy válida, si la locaizáis on line, sería la Antec Basiq 550 Plus dado que sería más barata que esta Seasonic pero, a demás, es modular, lo que ayudaría con los cables en el interior de la caja, aunque la fuente de Sea Sonic es más eficiente.

La caja 1: Cooler Master CM690II Advanced.

La Cooler Master CM690II Advanced (podéis leer mi análisis de esta caja aquí) es una caja que lo tiene casi todo: refrigera estupendamente, tiene un diseño sobrio (para aquellos usuarios que prefieren este tipo de diseño en sus cajas), un interior espacioso, un excelente sistema de gestión de cables, 6 bahías para discosduros, de las que una de ellas va adaptada para el uso de discos tipo SSD… Lo único que le falla es que no incorpora puertos USB 3.0 pero quitando ese aspecto, el resto es estupuendo.

La caja 2. Cooler Master HAF 922.

Como no todo el mundo busca una caja tan sobria como la CM690 II Advanced, la alternativa más gamer que os propongo es la Cooler Master HAF 922. Como hermana pequeña de la HAF 932, hereda muchas de las buenas cualidades de su hermana aunque el aspecto externo es algo más contenido. Sobre todo, lo mejor que tiene esta caja es la estupenda refrigeración que incorpora de serie y su enorme interior.

Hasta aqui los componentes de ambos sistemas. El presupuesto con componentes Intel es algo más caro pero también es el que proporciona mayor rendimiento. Una difícil elección entre ambos.

LOS PERIFÉRICOS.

El teclado y ratón: Logitech Desktop Wave.

El kit Desktop Wave de Logitech está compuesto por el teclado wave más un ratón óptico. El teclado especialmente es una maravilla de comodidad a la hora de escribir. El ratón es un modelo funcional que cumple bien su trabajo, aunque no es un ratón gamer, desde luego.

Para aquellos que puedan gastar algo más, mi recomendación sería comprar el teclado por separado y como ratón, el Cooler Master CM Storm Inferno (cuya review podéis leer aquí).

Los altavoces: Logitech X-540.

Ya que estáis componiendo un sistema que tire bien gráficamente, qué menos que ponerle unos buenos altavoces 5.1, no?? Los X-540 son un kit 5.1 bastante bueno que sin ser excesivamente caro os permitirá disfrutar plenamente del sonido surround tanto del cine como en juegos, especialmente si habéis comprado la tarjeta de Asus.

El monitor: BenQ G2420HDBL

Todo los componentes que hemos comprado quedarían un poco cojos si no los acompañamos de un buen monitor y este es el caso del BenQ G2420HDBL. Es un monitor que emplea tecnología LED para su iluminación trasera y aparte, incorpora entradas de vídeo tanto D-Sub15 como DVI-D, solo que para disfrutarlo como debe ser tendréis que comprarle un cable DVI dado que de serie tan solo trae un cable D-Sub15.

Hasta aquí mis recomendaciones para un sistema de gama media. Como ya he comentado, este tutorial pretende ser una orientación, no una biblia a creer a pies juntillas. En cualquiera de los casos, siempre es mejor que las dudas las preguntéis en nuestro foro de presupuestos hardware donde os haremos uno completamente a medida de vuestras necesidades y presupuesto.