El Core i9-13900K de Intel ya supera a su antecesor en rendimiento

Hace unas horas os hablábamos de Meteor Lake, pero dicha familia de procesadores no lo veremos hasta el año que viene. La CPU más potente que Intel lanzará este año será el Core i9-13900K, y aunque aún faltan algunos meses para su lanzamiento, las muestras de ingeniería ya se encuentran disponibles. Lo cual ha permitido que se le puedan hacer las pruebas de rendimiento pertinentes. ¿Qué rendimiento nos podemos esperar del más potente de los Intel Core 13?

La información que tenemos sobre los procesadores con arquitectura Raptor Lake realmente es escasa a meses de su lanzamiento. Lo que sabemos es que es compatible con el mismo socket que los actuales Intel Core 12, por lo que se podrán instalar en las placas de la serie 600. Sin embargo, este incluirá una serie de cambios en su arquitectura que harán su rendimiento global aumente. Por ejemplo, tenemos el hecho que la cantidad de E-Cores aumentará de los 8 a los 16 núcleos y vendrán con mejoras como traer el doble de caché L2, tanto para los E-Cores como los P-Cores. Además, dado que la cantidad de núcleos totales pasa de 16 a 24, en consecuencia el tamaño de la caché L3 también es mayor, al aumentar el número de clientes de esta.

Este es el rendimiento del Intel Core i9-13900K

Hemos de aclarar antes de dar los datos que estamos ante una muestra de ingeniería y, por tanto, ante un prototipo previo a menor velocidad anterior al modelo que podremos ver en las tiendas en unos meses. Lo habitual es que haya una mejora de rendimiento en estos casos en la versión final del chip. Aunque este ya apunta maneras por lo que se ha podido ver en una serie de benchmarks realizados bajo SiSoft Sandra donde se ha podido ver su rendimiento comparado con otras CPU que ya se encuentran en el mercado.

SiSoft Sandra hace uso de los clásicos benchmarks Whetstone y Dhrystone para medir el rendimiento de las ALU que operan con un solo operando. Aunque no podemos saber cuál de los núcleos ha sido puesto a prueba en este caso, podemos ver un aumento en el rendimiento en comparación con el i9-12900. Con resultados que se encuentran en un 33% y un 50% mayores en este tipo de instrucciones. Lo cual destaca por el hecho que la muestra de ingeniería del i9-13900K funciona a una menor velocidad de reloj que el i9-12900. Otro de los cambios es la eliminación del soporte para AVX-512 en los P-Cores, pero el añadido de las instrucciones AVX2 en los E-Cores, lo que da un plus en rendimiento entre el 8% y el 10% a la hora de ejecutar instrucciones SIMD.

Donde también veremos una mejora será en un controlador de memoria integrado, ya que soportará DDR5-5600 sin overclocking en la memoria RAM. Por lo general se espera que las optimizaciones de la arquitectura nos den un rendimiento superior en dos dígitos. ¿Podrá Intel darle respuesta a los Ryzen 7000 de AMD más potentes con su Core i9-13900K? En todo caso aún nos falta saber más sobre este procesador.

2 Comentarios