Iris Xe cambia al portátil gaming, ¿no necesitaremos GPU para jugar?

Las GPU Iris Xe de Intel son GPU de gama de entrada basadas en su arquitectura Iris Xe MAX, las cuales se encuentran haciendo dupla con los procesadores Tiger Lake-H de la compañía. La arquitectura de estas GPU es compatible con DirectX 12. Pues bien, haciendo uso de esta tecnología Sampler Feedback las GPU Iris Xe MAX tienen un importante salto en rendimiento, hasta el punto de que competirían con las de AMD y NVIDIA.

En los últimos años la empresa fundada por Gordon Moore ha agarrado el toro por los cuernos en lo que al desarrollo de sus arquitecturas gráficas se refiere, el resultado han sido las arquitecturas Xe, las cuales van a ser dirigidas a diferentes segmentos del mercado. Una de ellas es GPU Intel Iris Xe MAX que se incluye como una GPU dedicada acompañando a algunos modelos de las CPU Tiger Lake para portátiles, formando los dos chips una dupla combinada en la que funcionan como una APU.

Las GPU Iris Xe MAX son más rápidas con Sampler Feedback activo

Una de las tecnologías que se han añadido en DirectX 12 Ultimate, y con la que las GPU DX12 también son compatibles, es la tecnología Sampler Feedback, la cual ha sido heredada del Velocity Engine de Xbox. Dicha tecnología consiste en que la GPU pueda realizar la elección selectiva de los datos que se van a volcar desde el SSD a la memoria utilizada como VRAM, la cual en el caso de las APU, sean de la marca que sean se realiza en la propia memoria del sistema (RAM).

Desde el canal MrH Hardware Testing han realizado un test de rendimiento a las GPU Intel Iris Xe MAX, las cuales reciben un salto en FPS si se hace uso de la tecnología Sampler Feedback. La prueba de ello se puede comprobar a través del test de 3DMark para medir el rendimiento de esta GPU de Intel con el Sampler Feedback activo, aunque por el momento no se ha probado en juegos.

¿Y cuál es el aumento de rendimiento? Sin el Sampler Feedback la tasa de fotogramas en la prueba está en una media de 44,58 fotogramas por segundo con picos a 50 o 51 FPS. En cambio, sí se activa el Sampler Feedback el rendimiento gráfico sube hasta los 55,8 fotogramas por segundo de media con topes hasta los 60-61 FPS. Lo cual supone un aumento de rendimiento del 24.4% respecto a no tener al Sampler Feedback activo.

Intel domina en solitario en la gama de GPU de entrada

Intel Tiger Lake i7-11390H, i7-11320H, i7-1195G7 e i5-1165G7

En la actualidad la única empresa que está apostando por las GPU de gama de entrada es Intel, ya que NVIDIA hace tiempo que no lanza ninguna de sus arquitecturas gráficas para este segmento. No olvidemos que las MX350 se basan aún en su arquitectura Pascal y no podemos obviar que sus tarjetas gráficas gaming van dos generaciones por encima. En el caso de AMD su apuesta es en forma de las GPU integradas dentro de sus APU.

Las GPU de la gama de entrada no están pensadas para el mercado gaming, sino más bien para el ofimático. ¿Su principal ventaja respecto a las integradas? El hecho que al ir en un chip aparte les permite tener mayor potencia en número de núcleos y velocidad de reloj. Se espera que a futuro veamos versiones de sus Intel ARC como GPU de entrada.