Adiós a reiniciar al cambiar la BIOS: ¿se podrá actualizar en Windows?

Actualizar la BIOS del PC puede ser uno de los procesos que más quebraderos de cabeza le da a los usuarios, y a pesar de que los fabricantes lo han simplificado mucho en los últimos tiempos, sigue siendo un proceso delicado aunque necesario. Ahora Intel parece haber dado con una solución extraordinariamente útil, y es que su tecnología «Actualización sin interrupciones» promete permitirnos actualizar la BIOS del PC sin ni tan siquiera tener que reiniciar el sistema.

Generalmente, cuando hablamos de actualizaciones importantes como puede ser la BIOS, es necesario reiniciar el sistema para que los cambios puedan surtir efecto y, de hecho, en muchas ocasiones este tipo de actualizaciones deben tener lugar antes del arranque del sistema propiamente dicho. Entonces, ¿cómo es posible que una actualización de BIOS tenga efecto sin reiniciar el equipo?

Intel hace posible actualizar la BIOS sin reiniciar el PC

Actualizar BIOS Intel

Por el momento, Intel no ha dado ningún dato técnico relevante sobre este proceso que permitiría actualizar la BIOS del PC desde el sistema operativo y sin tener que reiniciar, y de hecho no han desvelado siquiera los principios de implementación. En todo caso, si el fabricante logra hacer esto posible estaremos ante un avance técnico histórico y muy útil especialmente para usuarios que necesitan mantenerse en línea sin interrupciones, pero especialmente para usuarios profesionales que poseen servidores y que necesitan mantenerlos funcionando el máximo tiempo posible para evitar cortes del servicio.

Esta información viene en el último parche del kernel de Linux, en el que los ingenieros de Intel han propuesto este nuevo método al que han llamado «Actualización sin interrupciones» y que no solo permitiría actualizar la BIOS sin reiniciar, sino también el firmware de los componentes de hardware del equipo. Esta tecnología se estrenará junto con los procesadores para servidor Intel Xeon Sapphire Rapids de próxima generación, y llegará hacia la primera mitad del próximo año si no hay retrasos.

Por el momento se desconoce si esta tecnología servirá para el sistema operativo Windows y para los consumidores finales o si por el contrario, se quedará tan solo para los procesadores escalables para entornos profesionales. Tal y como hemos mencionado antes, Intel por ahora no ha dado nada de información técnica y, de hecho, es incluso posible que no logren llevarlo a cabo de manera satisfactoria.

¿Necesitamos los consumidores esta tecnología?

PC Gaming gama alta

Generalmente… no. Los usuarios «de a pie» normalmente no suelen actualizar la BIOS del PC de forma frecuente, sino más bien de manera esporádica cuando actualizan algún componente de hardware o cuando el sistema les está dando algún tipo de problema. Lo mismo sucede con el firmware de los dispositivos, pues a pesar de que sí que es más recomendable actualizarlo con cierta frecuencia, en realidad no lo hacemos y nos limitamos a mantener los drivers actualizados, como mucho.

Con todo, evolucionar en la tecnología y permitir aplicar actualizaciones de BIOS o firmware sin necesidad de reiniciar es, desde luego, un gran avance que, precisamente, podría conllevar a que los consumidores no seamos tan reacios a actualizar; al fin y al cabo, si el proceso es tan sencillo que incluso usuarios sin experiencia podrán hacerlo sin complicaciones y además no tenemos ni que reiniciar el PC, ¿por qué no hacerlo?

Podrían incluso integrar las actualizaciones de la BIOS con las actualizaciones automáticas de Windows en el futuro, facilitando incluso más las cosas para que el consumidor no tenga que preocuparse de nada y, aun así, mantener su sistema actualizado para garantizar la mejor funcionalidad, compatibilidad y evitar vulnerabilidades.