Descubren problemas de rendimiento con los SSD WD Black SN850

Los WD Black SN850 son unos SSD de excelentes prestaciones, pero por lo que parece bastantes usuarios están encontrando problemas de rendimiento cuando los utilizan con placas base X570 de AMD, concretamente en su velocidad de escritura que en algunos casos se reduce casi a la mitad. Te contamos a continuación cuál es la raíz del problema, pero desde ya te adelantamos que el fabricante por ahora no sabe cómo solucionarlo.

Independientemente del fabricante o modelo de placa base con la que se prueben estos SSD, han demostrado ser considerablemente más lentos en escritura secuencial de lo que deberían si no están conectados en el zócalo M.2 enlazado directamente al procesador Ryzen (es decir, si se conecta en un zócalo M.2 secundario que vaya enlazado al chipset X570). Los fabricantes de placas base han confirmado que en esas ranuras se pueden tener latencias más altas, pero no tanto como para que el rendimiento se reduzca casi a la mitad.

Problemas de rendimiento para los WD Black SN850 en placas AMD

Este problema por el momento tan solo se ha manifestado en placas base AMD con chipset X570, y algunos medios como la fuente que enlazamos más abajo ya han realizado sus propias pruebas al respecto, en este caso utilizando una placa base Gigabyte Aorus X570 Master. En esta placa la tercera ranura M.2 está enlazada al chipset y no al procesador, y se puede ver claramente una reducción notable en la velocidad de escritura que en algunos casos se ve reducida casi a la mitad.

Podemos ver que la tasa de escritura secuencial según CrystalDisk Mark cuando el SSD está en la primera ranura M.2 de la placa (que va conectada al procesador) el rendimiento es el que debería, de unos 5.200 MB/s, mientras que cuando se utiliza la tercera ranura M.2 que está conectada al chipset X570, el rendimiento se ve reducido a 2.972 MB/s en una prueba y a unos 3.247 MB/s en otra, lo que representa una caída de rendimiento de más del 40%.

Como verificación cruzada, se realizó la misma prueba con otros SSDs PCIe 4.0 como el Corsair MP600 Pro o el Mushkin Gamma de la misma manera, y aunque también se registró cierta caída en el rendimiento, es mucho menos severa tal y como se muestra en las gráficas que os hemos puesto arriba. Los SSD PCIe 3.0 como el WD Blue SN550 aparentemente no pierden nada de rendimiento, pero en general todos los SSDs pierden aproximadamente un 10% de velocidad de lectura secuencial SEQ1M Q8T1 cuando se conectan al M.2 enlazado al chipset.

El fabricante busca la causa, pero no ve solución próxima

En última instancia, se puede decir que el rendimiento del SSD en la ranura M.2 del chipset X570 es generalmente un poco menor que si se conecta a la ranura M.2 enlazada a la CPU, lo cual no es muy sorprendente y se puede explicar por unas latencias más elevadas. Sin embargo, el rendimiento que muestra el WD Black SN850 es bastante preocupante ya que pierde una cantidad desproporcionada de rendimiento, un hecho que apunta a un problema específico del SSD.

WD Black SN850 con disipador

Todavía no se disponen de más datos concretos al respecto más allá de las pruebas que os hemos estado relatando hasta aquí, pero Western Digital ha confirmado que está investigando el problema y su causa; tan pronto como estén disponibles los nuevos hallazgos que encuentren, tratarán de solventarlos mediante una actualización del firmware de la unidad.