Ni el COVID-19 ni la crisis salvan a la RAM, los precios subirán

Ni el COVID-19 ni la crisis salvan a la RAM, los precios subirán

Javier López

Podríamos decir que 2020 está siendo un año realmente complicado, duro. En algunas familias ha sido un verdadero drama, en otras un paso complicado de superar, pero, aunque no queremos ser «pájaros de mal agüero», la realidad es que lo peor está por llegar. El Coronavirus ha dejado miles de muertos, la crisis adyacente se verá en poco tiempo en su magnitud real y los precios no van a ayudar, al menos los de la memoria RAM, ¿cómo es posible con dichos precios de la memoria estén subiendo?

La situación tan anómala que estamos viviendo tiene una variante dentro del mundo de las memorias RAM que es realmente difícil de explicar. Como sabemos, el mundo se ha parado en general entre 1 y dos meses como poco y dependiendo de la zona geográfica hasta más, la demanda por lo tanto ha sido inexistente por mucha oferta que hubiese, y en consecuencia hay stock suficiente para cubrirla durante algún tiempo sin problema.

La pregunta por lo tanto cae por sí sola, ¿qué está afectando al mercado para que el precio de la memoria siga subiendo? ¿no sería más lógico que bajase?

El boom de la demanda predicho podría tener la culpa

Memoria-RAM-03

La situación ha dejado literalmente en pañales a todo aquel analista que predijo algo antes de la pandemia. Algunos acertaron, pero la mayoría no lo ha hecho. Aun así, una cosa es predecir un hecho basándonos en datos y otra muy distinta es entender el por qué se ha llegado a cumplir dicha predicción, y precisamente en este punto parece que está el mercado.

Todo parece apuntar hacia el mayor uso de las conexiones de Internet durante la pandemia y el supuesto aumento de tráfico que va a verse reflejado debido al mayor número de personas trabajando desde sus casas, lo que implica datos añadidos extra frente a estar en una oficina, como pueden ser la música por streaming o el mayor número de videoconferencias.

El mercado de los servidores es por tanto el que estaría tirando del carro actualmente y no para bien. A esto hay que sumarle la nueva plataforma de escritorio de Intel y los Matisse Refresh de AMD, donde además las previsiones apuntan hacia una mayor demanda de DRAM en los próximos meses por varios factores que todos conocemos: Zen 3, RDNA 2 y Ampere.

El tercer trimestre registrará otra subida del precio de la memoria

RAM DDR5

Va a ser el mes clave sin duda, y es que será el GAP de tiempo donde la gran mayoría de fabricantes presenten sus productos, lo cual elevará la demanda y con ella el precio de la memoria. Mientras la tónica siga así los fabricantes tienen claro que los precios serán cada vez mayores y nadie fija un valor máximo por GB.

Esto se refleja en los datos de los primeros informes para el primer trimestre del año, donde el tamaño global del mercado de la DRAM fue de 14.8 mil millones de dólares. Esto nos deja según lo que pudimos ver para el trimestre anterior un aumento del precio promedio para las memorias RAM del 4,6%, por lo que es una subida realmente grande para un periodo de tiempo tan corto.

Como hemos dicho, las expectativas arrojan un escenario que comienza a ser preocupante, a niveles de principios de 2018, ya que durante 2019 el precio de la memoria siguió subiendo y ahora no tiene pinta de que esto vaya a cambiar, sino que seguirá su senda hasta que, por la razón que sea, termine por estancarse y con suerte comenzar a estabilizarse e incluso bajar.

La pregunta de nuevo es, ¿cuándo? Complicado … El mercado tiene serias pérdidas y como vimos ayer, la entra de YMTC en el mismo va a dinamitar el sector de los SSD, así que serán tiempos difíciles.