¿Influyen los LED RGB de tu memoria RAM en la temperatura final?

Es más complicado a día de hoy elegir unos módulos que no incluyan LEDs RGB que el caso contrario. La media de usuarios reclama esta tecnología de iluminación casi en cualquier producto y los fabricantes actúan en consecuencia, pero para aquellos que no quieren pagar un sobrecoste o simplemente para esos que no quieren luces en su PC, ¿introducen realmente estos LED RGB temperatura a la RAM? Un tema a tratar ahora que llega el verano.

Es cierto que con las DDR4 no hay demasiados problemas de temperatura hasta el punto de que módulos para PC están por doquier sin disipador, pero con DDR5… Ya es otra cosa. Pese a la bajada del voltaje la temperatura media de estos módulos es muy superior a lo visto con las actuales memorias RAM para PC, lo cual ya está generando debate para reducir en todo lo posible este factor.

LED RGB en RAM sí o no, ¿qué tener en cuenta?

Puede que la discusión sobre esto se centre en un simple «sí o no», pero no es tanto eso como el dónde o su implementación. Actualmente hay muchos avances en la tecnología LED enfocada a SMD que realmente pueden ser un quebradero de cabeza para los fabricantes.

Los tenemos desde 2 mA hasta más de 14 mA con voltajes ridículos, pero que al final suponen un gasto y ahí está precisamente el problema. El «dónde» requiere entender que dependiendo de la zona a iluminar y sobre todo de la implementación del disipador esta tecnología puede suponer algo irrisorio a tener en cuenta en memoria RAM o un problema a solventar, y nos explicamos.

ASHAMA-RGB-LED-RAM

Los LEDs son alimentados directamente desde el controlador de voltaje de la memoria RAM mediante reestructuración del circuito impreso que deriva voltaje a los mismos gracias a un minúsculo PCB que los controla y gestiona. No es el único sistema desde luego, los hay con implementación directa soldada al propio PCB, pero todos buscan una cosa: la mejor eficiencia.

Y es que con voltajes de media entre 1.2V y 1.35V no hay demasiado espacio para la energía, así que la eficiencia como tal es el factor clave aquí.

Reducción del consumo y temperatura

Lógicamente con tan pocos miliamperios en juego y un gasto cada vez mayor pese a la reducción de voltaje por cambios de arquitectura es prioritario para los fabricantes reducir el consumo de los LED RGB de la RAM, principalmente porque aunque generan muy poco calor estos suponen en muchos modelos de memorias algún grado extra, sobre todo para aquellos que tienen que disipar pasivamente las SMD.

Por ello, muchos fabricantes apuestan por sus propios LEDs de bajo consumo, como los CORSAIR CAPELLIX, principalmente. Un menor consumo implica menor temperatura y lógicamente esto produce o mayor estabilidad o mayor frecuencia o latencias más bajas porque se apriete el rendimiento.

CORSAIR ELITE CAPELLIX

En cualquier caso, cada fabricante calcula los límites de temperatura de cada módulo donde los LEDs también son tenidos en cuenta. Influyen, pero muy poco en la temperatura, donde de media un módulo con disipador de medio o alto rendimiento suele estar en un rango de temperatura entre 40º C y 50º C. Por lo tanto, no nos debemos preocupar por esto y esto lo podemos ver si apagamos dichos LEDs y tras un buen rato vemos la temperatura por software

¡Sé el primero en comentar!