El SSD más rápido del mundo ya no es de Sabrent, sino de Intel

En el evento Intel’s Memory and Storage 2020, Intel ha presentado cinco nuevos productos relacionados con la memoria y el almacenamiento, dos de ellos basados en la tecnología en su tecnología Intel Optane y otros tres basados en sus nuevos chips de memoria 3D NAND Flash de 144 capas. ¿Qué tal se presentan estos nuevos discos SSD de Intel?

Intel vendió el pasado mes de octubre su división de memoria persistente, encargada de diseñar las memorias Intel Optane y los discos sólidos que las utilizan, por lo que el hecho que Intel presente nuevas unidades SSD haciendo uso de este tipo de memoria puede parecer sorprendente, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que la venta a SK-Hynix no supone que Intel deje de apostar por productos de este tipo.

Nuevos discos SSD con memoria Intel Optane

Intel-Optane-Logo

Entre los productos que se han presentado, destacan dos discos sólidos que hacen uso de la memoria Intel Optane, dicha mejor se basa en la memoria 3D Xpoint, un tipo de memoria persistente con un tiempo de acceso mucho más rápido que la NAND Flash convencional gracias a una menor latencia y un mayor ancho de banda, por lo que en la jerarquía de memoria ocupa un espacio entre la RAM y la NAND Flash.

¿La contrapartida? Es mucho más cara para el almacenamiento que la memoria NAND Flash convencional, lo que ha hecho que su utilidad se vea limitada y no ha tenido el éxito esperado en mercados en los que la capacidad de almacenamiento es crucial, no obstante en mercados en la que la velocidad de acceso a los datos es crucial es sumamente útil con tal de acelerar el tiempo de ejecución, ya que la velocidad de todo proceso depende de la distancia de los datos.

Intel Optane SSD P5800X

Intel Optane SSD P5800X

El primer disco sólido que Intel ha presentado es el Intel Optane SSD P5800X, el cual está dirigido al mercado de los centros de datos, su particularidad es su velocidad de transferencia de 8 GB/s, algo que supone utilizar todo el ancho de banda teórico de una interfaz PCI Express 4.0, para hacerlo hace uso de su interfaz bidireccional para enviar datos en ambas direcciones al mismo tiempo.

Pero donde realmente está la fuerza de la memoria Intel Optane está en su velocidad de lectura y escritura, haciendo acceso aleatorios a páginas de 4 KB, el ratio de IOPS está entre 1.5 y 1.8 millones, en una carga mixta y aleatoria del de 70/30. Precisamente es su alta tasa de IOPS lo que marca la diferencia de la memoria Intel Optane con la NAND Flash convencional.

El Intel Optane SSD P5800X se vende en capacidades de almacenamiento de 400 GB, 800 GB, 1.6 TB y 3.2 TB.

Intel Optane Memory H20

Intel Optane H20

El segundo disco sólido es el Intel Optane Memory H20, el cual está pensado para el mercado doméstico de gama alta. Especialmente para la creación de contenido multimedia y para sistemas gaming de alta gama.

Este SSD es una versión mejorada del Intel Optane H10, al igual que su predecesor tiene de 1 TB de memoria QLC NAND Flash de capacidad que viene acompañada por 32 GB de memoria Intel Optane, esto le permite obtener una latencia al acceso de los datos mucho más baja que cualquier NAND Flash tradicional, pero con una densidad mucho menor y un precio mucho mayor.

El Intel Optane H20 no se podrá utilizar en una placa Intel de las actuales, ya que tiene una serie de requisitos especiales que hace que Intel solo lo ofrezca a los ensambladores que construyan sistemas basados en los chipsets Intel 500 y los procesadores Intel U-Series de undécima generación. ¿La fecha de lanzamiento? El segundo trimestre de 2021.

Intel 670P SSD

Intel SSD 670P

En cuanto a los SSD de Intel que no hacen uso de la memoria Intel Optane en primer lugar nos encontramos que han apostado por su memoria 3D NAND de 144 capas, siendo su primer producto el Intel SSD 670p. El cual viene equipado con un controlador Flash de próxima generación con soporte para cifrado Pyrite 2.0.

Para el mercado doméstico, Intel ha decidido apostar por una configuración QLC, la cual consiste en que se almacenan hasta 4 bits distintos por celda de memoria, esto se traduce en una vida mucho más corta de los discos SSD, es por ello que se utiliza una memoria SLC, de 1 bit por celda de memoria pero con una mayor vida útil.

El Intel SSD 670P sigue utilizando una interfaz PCI Express 3.0 y viene en tres versiones distintas en cuanto a capacidad: 512 GB, 1 TB y 2 TB

Intel SSD D7-P5510

Intel SSD D7-P5510

El Intel SSD D7-P5510 en cambio es un disco SSD pensado para centros de datos, cuya novedad es el uso de la memoria 3D NAND de 144 capas, pero al contrario de las versiones del Intel SSD 670P hace uso de una configuración TLC en las celdas, 3 bits por celda, siendo el primer SSD con 3D NAND de 144 capas con una configuración de este tipo.

Hace uso de la interfaz PCI Express 4.0, y puede alcanzar unos 7 GB/s de velocidad de lectura y 4.2 GB/s de velocidad de escritura, en conjunto alcanza los 930K IOPS lectura-lectura y los 190K IOPS lectura-escritura. ¿Su capacidad de almacenamiento? Se presenta en dos versiones, 3.84 y 7.68 TB.

Pero si preferís una versión de mayor capacidad, el Intel D5-P5316 consigue una capacidad de almacenamiento algo mayor gracias a utilizar celdas QLC, a cambio de perder un poco de la duración del disco por no usar celdas TLC.

SLC, MLC, TLC, QLC… ¿y PLC?

Una de las cosas que Intel ha anunciado es la memoria NAND PLC, compuesta por celdas de 5 bits cada una. ¿El objetivo que pretender conseguir? Han anunciado una igualdad del coste por bit entre los discos duros convencionales y los SSD de 1:1 para 2022.

¿Veremos la memoria NAND PLC en los años siguientes? Posiblemente sí, pero hemos de tener en cuenta que la cantidad de ciclos de lectura y escritura disminuye cuantos más bits por celda, quizás la memoria PLC acaba siendo lo suficientemente buena, pero actualmente el equilibrio perfecto entre capacidad y duración en el mercado doméstico parece estar en las memorias TLC.

1 Comentario