Qué es un SSD: características, especificaciones y utilidad

Qué es un SSD: características, especificaciones y utilidad

Javier López

Han inundado nuestras vidas y actualmente están desplazando a los discos duros tradicionales en una guerra sin cuartel por llegar a un mayor rendimiento y capacidad por menos dinero. Hablamos de los SSD, un término que seguro has escuchado, pero puede que no sepamos a ciencia cierta qué es y qué características principales tiene en nuestro día a día.

De platos a celdas: el SSD revolucionó el concepto de almacenamiento

NAND-Flash-SSD

SSD son las siglas de Solid State Drive o traducido a nuestro idioma: disco de estado sólido. Como su propio nombre indica y sugiere, es una unidad de almacenamiento que poco o nada tiene que ver con unidades como los HDD/discos duros que vimos la semana pasada.

Es una unidad que contiene un almacenamiento que no es volátil, lo cual quiere decir que los datos se mantendrán en él incluso sin electricidad. A diferencia de un disco duro tradicional, un SSD almacena los datos como un dispositivo flash.

Esto quiere decir que los datos no son accesibles mediante imantación y polarización de un plato, sino que son guardados en chips de memoria NAND Flash, concretamente en sus celdas. Para ello, se necesitan dos componentes clave que todo buen SSD tiene: un controlador Flash y los chips de memoria NAND Flash.

Ind-SSD-Solid-State-Architecture

Esto significa que es una unidad que no tiene partes móviles de ningún tipo, ya que se basa en la tecnología usada en los pendrives tradicionales, solo que elevado a su máxima potencia. Por ello, la fortaleza de su tecnología reside en el apilamiento de capas de silicio para dar vida a unos sustratos que contendrán las celdas.

A mayor número de celdas y chips mayor capacidad tendrá el SSD y por norma mayor rendimiento conseguirá.

Por propia arquitectura consigue multiplicar por varias veces el rendimiento del disco duro más rápido existente ya que no hay apenas tiempo de acceso, la controladora lee y escribe directamente en las celdas de memoria, lo cual evita el tiempo de giro del plato de un disco duro tradicional.

Cómo retienen los datos estos discos de estado sólido

Architecture-NAND-Flash-SSD

Los HDD tradicionales cambian la polaridad del plato mediante magnetismo y así escriben los datos y evitan que se pierdan si se quedan sin energía. Los SSD al igual que un pendrive usan los llamados FGT o Floating Gate Transistors, los cuales son un tipo de MOSFET basados en óxido de metal donde la Gate está aislada eléctricamente.

Para mantener la carga eléctrica, la Floating Gate está rodeada de materiales altamente resistentes que impiden la entrada o salida del voltaje, no al 100%, pero sí en un porcentaje muy alto, por ello se dice que cada pocos años debemos volver a conectar los SSD y darles corriente si queremos evitar la pérdida o corrupción de datos.

SSD-Architecture-Diagram

Esta carga determina el uso de los datos, ya que cada FGR contiene un bit, por lo tanto, si está cargada la controladora entiende que es un 1 y si está descargada entiende que es un 0.

Una de las peculiaridades de los SSD es que solo pueden escribir en bloques vacíos, por lo que el espacio y técnicas como el sobreaprovisionamiento son fundamentales para mantener tanto el rendimiento como la vida útil del mismo.

En cualquier caso, actualmente los SSD le están ganando la partida a los HDD en todos los apartados menos en uno: la capacidad, aunque al ritmo al que avanzan pueden que esto también termine a su favor en algunos años.