¿Por qué no vuelven los cartuchos como almacenamiento externo en PC?

Hubo un tiempo, en los albores de la informática doméstica, en la que los PC y las consolas utilizaban cartuchos como medio de almacenamiento externo, aunque después debido a sus limitaciones desaparecieron en favor de otros medios como los CD o los dispositivos USB; sin embargo, la tendencia del mercado sugiere un resurgimiento de los cartuchos, al menos en el ámbito de las consolas y como almacenamiento extendido pero, ¿podrían volver al PC también?

Seguro que muchos de nuestros lectores recuerdan, como poco, la NES Nintendo. En su época los cartuchos estaban a la orden del día especialmente para los juegos, y en ese caso era extensivo a algunos PC (o más bien CPC deberíamos decir) porque era un método rápido, barato y seguro de almacenar los juegos. Si bien es cierto que en aquellos tiempos se podían ejecutar los juegos sin necesidad de memoria interna en el sistema (es decir, no se podía guardar la partida), hoy parece que podrían volver en forma de SSD de «quita y pon» en consolas.

La era de los cartuchos podría volver pero… ¿también en PC?

Cartuchos SSD PS5

Durante un tiempo y antes del anuncio oficial de la PS5 de Sony se estuvo barajando la posibilidad de que tanto los juegos como el zócalo de expansión de almacenamiento se cubriera mediante el uso de cartuchos, o más concretamente de SSD en forma de cartucho con un conector bastante similar al de, por ejemplo, el PCIe que utilizan las tarjetas gráficas. A pesar de que esto al final quedó en nada, la patente de Sony al respecto es real y ahí sigue la posibilidad de que se convierta en una realidad en algún momento ya que al registrar una patente, de lo que no cabe duda es de que entró en sus planes el utilizarlos.

Algo parecido sí que es una realidad en las consolas Xbox de nueva generación, en las que el almacenamiento adicional se puede realizar mediante unos SSD de Seagate en forma de cartucho que literalmente se insertan por la parte posterior de la consola y están listos para funcionar. Si bien es cierto que el tamaño de estos es bastante más reducido que el de los cartuchos de la NES Nintendo y se asemejan más bien a los de los Amstrad CPC 464 Plus, el hecho es que han implementado esta tecnología con éxito en una consola moderna.

Cartuchos Seagate Xbox

Claro está que cuando hablamos en términos de diseño, es mucho más sencillo implementar un «nuevo» método de almacenamiento en una consola que en un PC, dado que la consola se fabrica con un hardware específico y se hace en serie, de manera que todas y cada una de las consolas llevan este zócalo que admite expandir su capacidad mediante «cartuchos SSD».

En PC la cosa cambia, ya que hoy en día han desaparecido incluso los medios de almacenamiento óptico en favor del almacenamiento por USB, motivo por el que también han desaparecido prácticamente las unidades ópticas. Para implementar el almacenamiento mediante cartuchos en un PC tendrían que diseñar también una unidad que permita insertarlos, leerlos y escribir en ellos, algo que a las alturas que estamos parece inviable por el simple hecho de que no merece la pena cuando tenemos discos duros y SSD externos de 4 TB por precios relativamente bajos.

Dicho de otra manera, hoy en día parece bastante improbable por no decir imposible que los cartuchos vuelvan al PC en ninguna de sus formas simplemente porque no merece la pena teniendo los dispositivos USB que tenemos, pero sí que es un desarrollo que se ha hecho realidad en las consolas de nueva generación y, de hecho, todavía está por ver si al final Sony decide darle salida a su patente o no, porque podrían sorprendernos en la próxima versión de sus consolas PS5.