Filtradas las nuevas UEFI para Ryzen 3000 que corrigen los problemas con el Boost

Escrito por Javier (Javisoft) López

Ayer hablábamos sobre los problemas detectados con los umbrales de temperatura en los AMD Ryzen 3000, los cuales habían sido modificados a la baja, permitiendo que las frecuencias no fueran las deseadas por los usuarios y las especificadas por AMD. Hoy según Lisa Su, deben salir a la luz nuevas UEFI que corrijan el problema, donde en la noche de ayer ya se filtraron algunas con resultados bastante interesantes.

Las nuevas UEFI con SMU deberían empujar las frecuencias más alto

AMD-Ryzen-3000

Tal y como vimos ayer, los problemas giran en torno a tres factores clave: frecuencia, temperatura y SMU/AGESA.

Lo prometido por AMD está siendo analizado mediante las nuevas UEFI, según se vayan publicando a lo largo del día por cada fabricante de placas base, ya que según la propia compañía habían detectado un problema en los firmware que reducía el rendimiento.

Por lo tanto, la expectación es máxima, ya que como se vio en los datos arrojados por el overclocker Der8auer en su encuesta para YouTube, la mayoría de usuarios no solo no lograba la frecuencia anunciada por AMD, sino que algunos se quedaban bastante lejos de ella.

Las nuevas UEFI llegarán bajo una nueva versión de AGESA llamada 1.0.0.3 ABBA que incluirá una nueva versión de SMU 46.49.0. Por lo tanto, hay cambios significativos en los dos aspectos clave de un firmware de AMD.

AGESA 1.0.0.3 ABB vs AGESA 1.0.0.3 ABBA

Los chicos de Tom’s Hardware se han vuelto a adelantar gracias a la filtración de una nueva UEFI en los foros de Chiphell, y aunque no es un firmware oficial dentro de la marca MSI, se han adentrado a probar las mejoras a la espera de que la compañía lance, o bien dicha versión o bien una versión oficial.

Lo que vemos a continuación es la comparación de las frecuencias entre distintas AGESA, donde se aprecia como trabaja la nueva ABBA. Los gráficos revelan el uso de tres software en este orden: LAME, POV-RAY y Cinebench Single Thread.

En ambos gráficos lo que se prueba es la frecuencia máxima que pueden alcanzar los núcleos sin que la temperatura sea un limitante. Lo que se aprecia con la nueva AGESA 1.0.0.3 ABBA es que el Ryzen 7 3700X logra mantener los 4,4 GHz estables, con menos caídas de la frecuencia y por lo tanto con mayor estabilidad en el rendimiento.

Es decir, se ha dado un paso adelante con esta nueva UEFI.

El caso del Ryzen 9 3900X es totalmente opuesto, ya que si bien con la versión AGESA 1.0.0.3 ABB se lograban casi los 4600 MHz en un núcleo, con la nueva ABBA la cifra solo se mantiene durante apenas unos segundos, donde después cae a los 4,55 GHz y más tarde a los 4,425 GHz.

AMD BIOS FIX ABBA 5

Como vemos, el Ryzen 7 3700X logra aumentar su rendimiento, donde este no llega al +1%, pero por lo menos cumple las especificaciones de AMD y es una mejora totalmente gratuita.

En el caso del Ryzen 9 3900X, el rendimiento llega a bajar hasta un -2,3% (Cinebench), lo cual es llamativo siendo el mismo equipo de pruebas y misma refrigeración, donde la limitación no es por temperatura.

Umbrales térmicos de la nueva AGESA 1.0.0.3 ABBA con SMU 46.49.00

Este fue el tema principal de debate en el día de ayer, donde a la izquierda podemos ver cómo afecta la subida de temperatura a las frecuencias mediante la UEFI que porta la versión de AGESA 1.0.0.3 ABB.

Tal y como dijimos ayer, a partir de los 75 grados se ve como la frecuencia cae y se establece en 4,2 GHz y donde una vez llegados a los 80 grados aguanta unos segundos antes de comenzar a fluctuar para terminar ya metidos en los 90 grados a 4100 MHz.

¿Qué logrará la nueva AGESA 1.0.0.3 ABBA? Lo primero que vemos es que las fluctuaciones de velocidades se han reducido mucho, donde a misma temperatura que su versión anterior vemos como a 75 ºC la frecuencia se mantiene en 4.250 MHz. 

Es al llegar a los 80ºC donde el umbral de frecuencia se cae completamente, pasando a reducirse a los 4,2 GHz de rigor y siendo más estable hasta los 95 grados.

Esto quiere decir que, de nuevo, AMD ha impulsado el umbral térmico a los 80 grados, donde la nueva versión de SMU logra un mejor desempeño en el uso de los núcleos y sus frecuencias.

La velocidad media se ha aumentado en algunos MHz, pero ésta sigue siendo totalmente dependiente de la temperatura, por lo que volvemos a incidir en que un buen disipador, AIO o RL Custom son primordiales con esta generación de procesadores.

Veremos a lo largo del día como se suceden las UEFI y cómo se comportan con estos procesadores, porque a tenor de lo visto con estos Ryzen 7 y Ryzen 9, los rendimientos son muy dispares entre ambos.

Fuente > Tom's Hardware

Continúa leyendo