NVIDIA afirma que comprar una tarjeta gráfica sin Ray Tracing en 2019 es una locura

En pleno 2019, ya pasado el ecuador del año y con el reciente informe de ganancias de NVIDIA presentado hace solo unos días, el CEO de la compañía, Jensen Huang, ha dejado en dicha sesión unas declaraciones muy controvertidas sobre el Ray Tracing y la compra por parte de los usuarios de nuevas tarjetas gráficas. ¿Es realmente necesaria esta tecnología? ¿Su inclusión marca la diferencia para los usuarios?

NVIDIA califica de «locura» comprar una GPU sin soporte para Ray Tracing en 2019

directx raytracing amd nvidia

Evidentemente, cada compañía barre para casa a la hora de hablar de sus productos y sus tecnologías, sobre todo si estos se diferencian claramente de la competencia. Pero las declaraciones de Jensen Huang han marcado un acalorado debate que parece dar la razón a los de Santa Clara.

No vamos a descubrir Ray Tracing ni lo que es capaz de hacer en los juegos que lo implementan, pero es cierto que la tecnología, siempre que se vea apoyada por DLSS, tiene una serie de beneficios muy claros para los compradores. Según Huang, la gama SUPER ha tenido un gran comienzo en el mercado, aunque lleva poco más de un mes en las tiendas, esto es debido, según el CEO, a la conclusión inevitable de los usuarios: comprar una tarjeta gráfica para los próximos 2, 3 o 4 años sin soporte para Ray Tracing es una locura en 2019.

Además, el contenido con soporte para dicha tecnología está en claro ascenso, por lo que la serie SUPER con su mayor potencia y su soporte para RT hará que dichas tarjetas gráficas se posicionen muy bien de cara a los próximos años, sobre todo en 2020, afirma Huang.

Los números parecen apoyar el argumento que manifiesta el CEO, y es que si miramos la demanda de tarjetas gráficas de NVIDIA en el informe trimestral se muestra un aumento del 27% solo en el sector gaming.

AMD parece apostar por Ray Tracing ya en 2020

No parece que este 2019 vaya a traernos más novedades en cuanto a tecnología gráfica o implementación de la misma se refiere. Y es que NVIDIA ha dejado claro que las gamas de sus RTX convivirán en 2020 con lo que AMD lance al mercado. En este punto, los de Lisa Su pondrán toda la carne en el asador con las consolas PS5 y Xbox Scarlett, donde meses antes deberían de presentar sus nuevas tarjetas gráficas para gaming.

Estas llegarán basadas en la segunda generación de RDNA, la cual y al parecer ya incluirán soporte para Ray Tracing, lo cual hace presagiar que la remodelación del stock de AMD será total, ya que en su momento deslizaron que al dar soporte para RT, todas sus gráficas en el mercado tendrían la capacidad de poder trabajar con dicha tecnología.

La declaración de Huang pone de alguna manera en entredicho sus gráficas GTX de la serie 16, que aunque es cierto que rinden menos que las RTX por pura gama y chips, son opciones muy válidas para gaming, sobre todo a 1080p.

La «locura» de NVIDIA puede tener dos visiones distintas: es simplemente un empuje para sus RTX aparándose en la inclusión de Ray Tracing frente a AMD y Navi, para así intentar robar cuota en la gama media-alta, o quizás estén preparando el camino para la nueva serie de tarjetas gráficas donde toda la gama incluya dicha tecnología de serie. ¿O quizás ambas sean correctas?