Zhaoxin quiere plantar cara a Intel y AMD lanzando sus propias CPU x86 de 16 nm

El fabricante chino de procesadores Zhaoxin acaba de hacer públicas las primeras imágenes de su nuevo procesador KaiXian KX-6000. Este nuevo modelo viene equipado con una arquitectura x86 en su interior, con un total de ocho núcleos, estando fabricado empleando el nodo de 16 nm FinFET. El nuevo modelo sustituirá al actual KX-5000 que se lanzó este año también.

No suelen aparecer fuera de China, noticias sobre los fabricantes de procesadores que hay en ese país. Sin embargo, quizás porque Zhaoxin es una empresa compuesta a partes iguales por VIA Technologies y el Gobierno chino, sus lanzamientos tengan una mayor relevancia. Por ese motivo, y porque es precisamente por esta composición de la empresa que Zhaoxin tiene acceso a la licencia x86 que es requisito indispensable para poder fabricar procesadores que empleen esa arquitectura interna.

El nuevo procesador de Zhaoxin, el KaiXian KX-6000 es el sucesor del KX-5000, que fue presentado a principios de año por esta empresa. En realidad, los nuevos KX-6000 parecen, más bien, una simple reducción y optimización del nodo de fabricación, dado que el KX-5000 se fabricaba usando el nodo de 28 nm, mientras que el nuevo KX-6000 se fabrica en el nodo de 16 nm FinFET que posee TSMC. Gracias a esta reducción del nodo, las frecuencias internas suben desde los 2 GHz que emplea el modelo antiguo, hasta los 3 GHz.

A la izquierda, el KX-5000. A la derecha, el nuevo KX-6000 con su die mucho más pequeña

El procesador de Zhaoxin tiene ocho núcleos x64 internos

El nuevo procesador KX-6000 emplea la arquitectura LuJiaZui, evolución de la WuDaoKou que emplean los actuales KX-5000. Por lo que sabemos, se trata de una arquitectura x86 a 64 bits, súper escalar, y que es capaz de ejecutar instrucciones de tipo «out of order», así como que es compatible con el uso de las extensiones SSE 4.2 y AVX, como también lo es con las tecnologías de virtualización para el procesador. Ambos modelos de procesadores incorporan una tarjeta gráfica integra dentro de sus respectivas dies, que es compatible con DirectX 11.1.

Las imágenes que se conocen de estos procesadores implican que su empaquetado es del tipo BGA, es decir, que van soldados a la placa base. Ya solo por este detalle, pensamos que es poco probable que vayamos a ver este tipo de procesadores fuera del mercado chino. Aun así, la marca no tiene problemas en afirmar que el rendimiento de su nuevo procesador es similar al que poseen los Intel Core i5 de la 7ª Generación, afirmando que el incremento en rendimiento sobre el modelo al que sustituye es del 50%.