Los nuevos AMD Ryzen Embedded v1000 muestran hasta donde llega un único chip con Ryzen y Vega

AMD ha presentado dos nuevos productos para el mercado de productos empotrados, como ya os contamos esta misma semana, los Ryzen Embedded V1000 llegan para enfrentarse a los nuevos Gemini Lake de Intel en este sector. También se han anunciado los nuevos EPYC Embedded 3000, empotrados destinados al uso en redes.

Los AMD Ryzen Embedded V1000, la apuesta de la compañía por los chips empotrados

Este nuevo chip de AMD consigue con una APU mejorar al doble el rendimiento de procesamiento; en un diseño, factor de forma y valores térmicos inferiores: los tres desafíos de las configuraciones de CPU y GPU dedicadas. Este nuevo chip consigue que el usuario tenga un mayor ahorro del espacio y arquitecturas más eficientes en el campo de la refrigeración. Los procesadores AMD Ryzen Embedded V1000 pueden reproducir contenidos 4K en cuatro monitores independientes, llegando a soportar la resolución 5K.

ryzen embedded v1000

Uno de los datos más llamativos de las nuevas soluciones empotradas de AMD es el número de teraflops, la unión de un procesador con arquitectura Zen y una gráfica Vega en un único die consigue: 4 núcleos de CPU y 11 unidades computacionales de GPU, resultando en una potencia de 3,6 TFLOPS. Una potencia más que suficiente, doblando los TFLOPS de la PS4 Original (1,84).

Esta sorprendente eficacia se consigue gracias a su increíble rendimiento multihilo, un 46% mayor, y la reducción de su consumo que se sitúa entre los 12W y los 45W. Además, permite tener un gran número de periféricos, con los 16 PCIe, la conexión GbEthernet dual y sus opciones USB.

En cuanto a la memoria RAM, nos encontramos con soporte para memorias en doble canal de 64 bit DDR4, alcanzando los 3,2 mil millones de transferencias por segundo (GT/s).

Lo nuevo en los EPYC Embedded 3000

Este nuevo chip empotrado llega para dar soporte a las soluciones destinadas a las redes, almacenamiento o virtualización. Está creado bajo la arquitectura Zen de 14 nm y tiene la opción de incluir 16, 12, 8 o 4 núcleos por socket. Soporta hasta 64 puertos PCIe 3.0 y 8 canales de 10GbEthernet. Su caché L3 es de 32 MB, aunque puede configurar 4 canales independientes de memoria.

El consumo de este chip se sitúa en los 30W o 50W de un die de hasta 8 núcleos, y los 60W o 100W de dos die de hasta 16 núcleos.

AMD está intentando comer terreno a Intel en el mercado de los empotrados y sus chips Gemini Lake. Si siguen por este camino, no será muy difícil para AMD.