¿Qué ordenador para jugar me compro? Llegamos a los 1500 €

Escrito por Juan Diego de Usera

Seguimos adelante con las configuraciones “que ordenador para jugar me compro”. Y hoy damos un salto de 500 € para entrar de pleno en la gama alta. Por tanto, espera componentes en consonancia a esta gama. Pero sin perder la cabeza, un presupuesto razonable, con componentes equilibrados y todos de excelente calidad, como no podía ser de otra manera.

La configuración de hoy es la penúltima antes de la de mañana con la cual ya daremos por cerrada esta serie de configuraciones. Por ello, esta vez hemos querido subir el presupuesto hasta los 1500 €. E introduciendo una nueva variable: el overclock del procesador. Porque el procesador que hemos elegido tiene fama (y lo hemos comprobado de primera mano) de subir como la espuma, con un poquito de empeño por parte del usuario.

Aunque si no tenéis los 1.500 € o disponéis de algo más siempre podéis elegir otras configuraciones que hemos hecho en esta web:

AMD Ryzen 7 1700

Seguimos confiando en AMD porque los Ryzen 7 que nos gustaron mucho cuando salieron en su momento. Y lo siguen haciendo, meses después. Hemos decidido escoger este procesador porque, por experiencia propia, es capaz de subir muchísimo cuando le hacemos overclock. Frecuencias de 3,9 o 4 GHz no son impensables con él. Por tanto, nos ha parecido un candidato perfecto como procesador. Aparte de costar bastante menos que el modelo R7 1700X.

Arctic Freezer 33

Volvemos a confiar este disipador de la marca Arctic por ser un modelo para todo uso y capaz de soportar overclocks bastante elevados. Desde luego, yo podido subir procesadores Ryzen hasta 3,8 GHz sin ningún problema con el. Para los menos de 30 € que cuesta, desde luego pocos disipadores mejores vais a encontrar en este rango de precios.

ASRock AB350 Pro4

Hemos elegido esta para base porque es un modelo de mitad de gama, bastante equilibrado y que permite obtener overclocks bastante decentes, sin forzarla demasiado. Personalmente ya la hemos manejado con anterioridad y sabemos de qué es capaz la placa. Es un éxito asegurado.

G.Skill Ripjaws V 16 GB DDR4-3000

Dados los problemas de compatibilidad que todavía tienen los procesadores Ryzen, hemos preferido ir a lo seguro. Por ello recomendamos estas memorias de G.Skill que son completamente compatibles con la placa base, y que proporcionan 3000 MHz. Ya sabéis que con los procesadores Ryzen, la frecuencia de la memoria es fundamental a la hora de extraer su máximo rendimiento.

MSI Geforce GTX 1070 Gaming X 8G

El salto más grande en nuestra configuración para jugar bien lo hemos dado en la tarjeta gráfica emplearemos. En este caso hemos optado por este modelo de MSI por caer dentro de nuestro presupuesto, ser una tarjeta gráfica bastante silenciosa, contar con overclock de fábrica, etc.

Samsung 850 EVO 500 GB

En esta configuración, ya nos hemos ido a un SSD de 500 GB. En realidad, si no fueran tan caros, nos parece que ese debería ser el tamaño mínimo de un SSD montado en un ordenador para juegos. Dado que permite, una partición inicial para el sistema operativo, dejando el resto del espacio libre para instalar nuestros juegos.

Seagate Barracuda 7200.15 2 TB

Repetimos tanto con el modelo como con la capacidad del disco duro mecánico. Los Barracuda de 2 TB son discos fiables y bastante rápidos para ser un disco duro mecánico.

Corsair TX650M

Como fuente de alimentación nos hemos decantado por este modelo de la marca Corsair porque nos pareció interesante que la fuente fuera semi-modular. En gran manera por la elección de caja que hemos hecho para el equipo.

Corsair Carbide 270R

Como caja hemos decidido emplear este modelo de Corsair por ser un modelo amplio, con capacidad para refrigerar bastante bien (algo importante cuando se hace overclock) y lo suficientemente amplio para instalar todo nuestro hardware sin problemas de espacio.

Y hasta aquí, nuestras recomendaciones  para el presupuesto de 1500 €. Mañana haremos nuetra configuración final, soltándonos un poco el pelo. Pero con cabeza, siempre con cabeza.

Continúa leyendo