¿Qué ordenador me compro para jugar? Hasta 1000 €

Escrito por Juan Diego de Usera

Hoy damos un nuevo salto en el presupuesto que tenemos disponible para configurar nuestro futuro ordenador. Hoy llegamos hasta los 1000 €, que ya empieza a ser una cifra respetable. 1000 € dan para muchas cosas, pero todas con un único objetivo: responder a la pregunta “¿qué ordenador me compro para jugar?”. Y eso es lo que vamos a intentar desvelar en el artículo.

Con la llegada al rango de precios de los 1000 €, ya vamos a poder empezar a incluir componente es algo más… Interesantes. Componentes que nos van a separar definitivamente de la gama de entrada para empezar a jugar con un nivel de detalle un poquito más interesante.

Pero tampoco hay que creerse que 1000 € es la panacea universal. Aquí nadie da duros a cuatro pesetas, en informática mucho menos. Pero es necesario hacer sacrificios con algunos componentes en pos de conseguir una base sólida que nos vaya a durar bastante tiempo sin tener que cambiarla.

Aunque si no tenéis los 1.000 € o disponéis de algo más siempre podéis elegir otras configuraciones que hemos hecho en esta web:

Vamos a ver qué componentes hemos elegido:

AMD Ryzen 5 1600

Hemos elegido este procesador, por que creemos que está en el punto perfecto para dar un genial rendimiento tanto en tareas mundanas como al jugar. Tampoco hemos perdido de vista el hecho de tener seis núcleos y 12 hilos de proceso. Este es un tema importante, dado que los juegos estamos viendo que últimamente se están desplazando más hacia la paralelización de su ejecución. Por tanto, cuantos más hilos, mejor.

Arctic Freezer 33 Penta

Hemos elegido este disipador de la marca Arctic por ser un modelo razonablemente silencioso, a una plena potencia, y sobre todo muy eficiente a la hora disipar el calor del procesador. Por no contar que su montaje es bastante sencillo y deja al disipador muy seguro sobre el procesador.

ASRock AB350 Pro4

La verdad es que siempre nos ha gustado la gama Pro en las placas base de ASRock porque tienen un buen equilibrio entre características, funcionalidad y precio. Aparte, por supuesto, de permitir hacer diabluras cuando se trata de temas de overclock.

G.Skill Ripjaws V DDR4-3000 CL15 2 x 8 GB

Entre G.Skill y Corsair se están llevando el gato al agua en cuanto a compatibilidad de la memoria con las placas base AM4 de AMD. También sabemos, que para AMD la velocidad de la memoria es bastante importante, dado que está íntimamente relacionada con la frecuencia la que funciona el Infinity Fabric. Por eso hemos elegido esta memoria que es competente compatible con este modelo de placa base y que con 3 GHz no será suficiente velocidad para no perder rendimiento.

MSI Geforce GTX 1050Ti Aero ITX

Ésa tarjeta gráfica es el modelo donde más sacrificio hemos tenido que hacer a la hora de crear esta configuración. No porque la gráfica sea mala, en absoluto, sino porque el ordenador se merecía una gráfica más potente. El problema es que si ponía una GeForce GTX 1060, nos veremos visto obligados
a bajar otros componentes que se cambian menos. Al final acabo, lo que más se cambian en un ordenador gaming es la tarjeta gráfica.

Samsung 850 EVO 250 GB

Para esta configuración si que he considerado que era imprescindible poner un SSD. Así como la anterior era algo más optativo, en esta he considerado que había que ponerlos si o si. Este modelo de Samsung tiene buenas velocidades y, aunque con 250 GB me parece un poco limitado, es un buen modelo para este presupuesto.

Seagate Barracuda 7200.15 2 TB

Como los presupuestos anteriores, volvemos elegir un Seagate Barracuda de la serie 7200.15, dado que son discos duros fiables y bastante agradecidos cuando se les exprime al máximo. Su tamaño ya lo hemos aumentado a 2 TB, que ya empieza a ser una cifra digna como capacidad almacenamiento.

Antec VP500PC

Puede que la fuente que hemos elegido de Antec pertenezca su gama baja. Pero ya querrían muchas marcas de postín tener una calidad en sus fuentes como las de la gama baja de Antec. La fuente nos da 500 W, mucho más que suficiente para alimentar el equipo, tanto ahora como el futuro. E incluso nos permitiría hacer nuestros pinitos con el overclock.

Antec Gamers One

La caja que hemos elegido es una caja que lleva años en el mercado. Pero precisamente por eso, la conocemos bien. El hecho, es que yo personalmente he tenido la oportunidad de montar varios equipos en ella y se que es una caja que permite configuraciones bastante exigentes y, sobre todo, refrigera excepcionalmente bien.

Continúa leyendo
  • Jose Montero

    Yo preferiblemente contaría con un disco duro NVME por ejemplo el Samsung sm961 de 256gb antes del Evo 850 SSD, ya q la motherboard lo permite y su lectura/escritura es hasta 4 veces superior