Gelid fabricará el nuevo disipador Phantom con heatpipes de 8 mm

Escrito por Juan Diego de Usera

El especialista en soluciones de refrigeración de baja sonoridad Gelid, acaba de presentar su nuevo disipador Phantom. Este nuevo disipador se fabricará con la novedad de emplear siete heatpipes. De las cuales, las tres situadas en la posición central, tendrán un diámetro exterior de 8 mm. Buscando la máxima transmisión de calor desde la base de cobre hasta las aletas.

Puede que Gelid no sea una de las empresas que más disipadores sacan al mercado. Pero las pocas veces que hemos tenido la oportunidad de probar sus productos, siempre nos han dejado un  buen sabor de boca. No solo por la calidad de los materiales que emplean. Si no porque sus productos suelen estar bien acabados y cumplen lo que prometen. Bastante bien, en realidad. Siempre ha sido una marca que ha conseguido conjugar un buen rendimiento térmico con una sonoridad muy reducida. Y, especialmente, con unos precios bastante contenidos. Especialmente para el nicho de mercado en el que se desenvuelve.

La auténtica lástima es que esta marca ya no llega a España. Y es una auténtica pena. Creo que en su momento se la llegó a llamar, “El Noctua de los pobres”.

El disipador Phantom será el segundo de la marca con estructura de doble torre

Previamente al lanzamiento del disipador Phantom, Gelid solo había lanzado un modelo previo con una estructura similar. Estoy hablando del Gelid The Black Edition. Y parece ser que a Gelid le debió de convencer bastante el resultado térmico de éste, que ha decidido incorporar su estructura interna a este nuevo modelo. Aunque tiempo le ha costado, porque ese modelo data ya de hace 4 años. La “suerte” para Gelid es que el mundo de las refrigeraciones por aire no se caracteriza por ser un mar de innovaciones anuales.

En cualquier caso, el Phantom tiene dos grandes torres de láminas de aluminio, a través de las cuales pasan las 7 heatpipes de cobre. Tres de ellas con diámetro de 8 mm (las centrales), mientras que las cuatro laterales (dos por cada lado) tienen un diámetro de 6 mm. Con esta configuración más los dos ventiladores de 120 mm que emplea (aunque se le puede colocar un tercero), el fabricante afirma que es capaz de disipar hasta 200 W. Ahora bien, no penséis en adquirir uno de estos para refrigerar vuestro flamante procesador Threadripper, porque no es compatible. En cambio, sí lo es con el montaje para el socket AM4, así que podréis refrigerar de sobra vuestro nuevo Ryzen.

Algo que me gusta bastante es que el diseño no es especialmente alto. Dado que la altura especificada es de 160 mm. Lo que significa que se podrá montar en la mayoría de cajas de ordenador medio decentes.

Geil no ha desvelado cuándo comenzará su comercialización, o cuál será el precio de este Phantom

Continúa leyendo