El nuevo procesador Zen de AMD tiene problemas con el USB 3.1

El nuevo procesador Zen de AMD tiene problemas con el USB 3.1

Juan Diego de Usera

Según hemos podido saber, el controlador de USB 3.1 que AMD ha elegido para ser formar parte del chipset que se ha integrado dentro del próximo procesador Zen de AMD puede estar teniendo problemas por un rendimiento excesivamente bajo frente a las versiones instaladas generalmente sobre la placa base. De confirmarse este hecho, la solución podría ser bastante costosa para los fabricantes de placas base y para los usuarios en general.

Con sus próximos procesadores de alto rendimiento y sus APUs, todos ellos basados en la micro arquitectura Zen, AMD está integrando el chipset en el interior de la die del procesador / APU, por lo que las placas base no incorporarán el chipset como hasta ahora estábamos acostumbrados a ver. Este chipset integrado en la die, sin embargo, se rumorea que se está enfrentando problemas con sus controladores para el USB 3.1 integrados, según fuentes del sector. AMD encargó el diseño de los controladores integrados USB 3.1 al fabricante ASMedia. Esta compañía de siempre se ha conocido por realizar la fabricación de muchos de loc controladores IP que se suelen integrar en las placas base para aumentar la funcionalidad original que proporcionan los chipsets tanto de Intel como de AMD y suele dejar su diseño a terceros (por ejemplo: sus controladores SATA y multiplicadores de puertos en el pasado han sido obtenidos a partir de Silicon Image).

AMD 7th Generación APU

Los fabricantes de placas base están notando que hay caídas de rendimiento en cuanto al ancho de banda disponible para los USB 3.1 debido al incremento en  la longitud de las vías de datos, dado que ahora hay que llevarlas desde el zócalo del procesador hasta los extremos más alejados de la placa base y ello deteriora la integridad de la señal de datos de manera significativa. Los diseñadores de las placas, de hecho, están teniendo que emplear controladores USB 3.1 extra e incluso nuevos chips externos para poder garantizar el suficiente ancho de banda para que las controladoras rindan como deben, pero esto podría acabar repercutiendo en un menor ancho de banda disponible para los dispositivos conectados a las ranuras PCIe dado que tendrá que ser a ese bus de datos donde se tengan que conectar. Y, todos estos controladores extra, al final acabarán incrementando el precio de las placas base.

USB 3.1AMD ha declarado que los próximos procesadores Zen y su plataforma asociada (la AM4) siguen su desarrollo exactamente como ellos habían previsto desde un principio y que su companía no comenta sobre temas específicos relacionados con los fabricantes de placas base. ASMedia, por su parte, he comentado que su controlador pasó las certificaciones requeridas por parte de AMD para que se aprobara su funcionamiento en el procesador.

Nuestra opinión es que el problema, en sí, no es del controlador que se ha empleado en el procesador si no de las propias placas base y creemos que deben de ser los fabricantes de las mismas los que se busquen la manera de sacar las castañas del fuego para presentar un producto final que rinda como debe a los usuarios que las compren.

Vía | Digitimes.

Guardar