El año 2015 estará dominado, de nuevo, por GPUs de 28 nm

Según parece este año volverá a estar dominado por GPUs fabricadas con la actual litografía a 28 nm. El nodo de fabricación para bajar de litografía a los esperados 20 nanómetros parece estar en su peor momento, y las predicciones y las perspectivas tanto de AMD como de NVIDIA al respecto es que nos tocará seguir esperando, y los próximos lanzamientos de ambas compañías volverán a ser, una vez más, con GPUs fabricadas a 28 nm.

Así pues, nuestro gozo en un pozo. Es un secreto a voces que el próximo gran lanzamiento en el mercado de tarjetas gráficas serán las AMD Radeon R9 300 Series, de las que se esperaba (o teníamos la esperanza) que al menos las Radeon R9 390 y 390X estuvieran ya fabricadas con el proceso a 20 nanómetros de GlobalFoundries. Parece ser que finalmente no va a ser así y AMD tendrá que conformarse con los actuales 28 nm para esta próxima generación, que al menos sí que es seguro que contará con la nueva tecnología de memoria HBM.

NVIDIA vs AMD logosLos 20 nm todavía siguen fuera de alcance.

El principal argumento para que todavía no hayan llegado los 20 nanómetros y tengamos que seguir con los 28 nm es el número de chips útiles dentro de las obleas en las que se fabrican las GPUs. Según parece, actualmente AMD solo está logrando sacar 98 chips utilizables de una oblea de 550 m2 (unas 12 pulgadas), por lo que a día de hoy es inviable su puesta en producción en masa para poder comenzar a comercializarlos. Este número de chips utilizables debería verse incremento significativamente si se reduce el tamaño de los chips, algo en lo que sabemos que tanto NVIDIA como AMD llevan tiempo trabajando. Hay múltiples rumores que rezan que AMD está expandiendo sus contactos para la fabricación de chips para tratar de paliar este problema, mientras que de NVIDIA no se sabe nada.

Otro problema que parecen padecer ambos fabricantes con respecto a estos chips concierne tanto a su refrigeración como a la velocidad de reloj que son capaces de alcanzar. En lo relativo a lo primero ya hemos hablado alguna que otra vez: es lógico que si el chip es cada vez más pequeño, la superficie de disipación también lo es y por lo tanto cuesta mucho más trabajo el disipar eficientemente el calor que produce. Por ello también se debe investigar y desarrollar nuevas soluciones de refrigeración que logren mantener unas temperaturas adecuadas de funcionamiento.

Lamentablemente, el resumen es que a los usuarios nos toca seguir esperando, y tanto a NVIDIA como a AMD a seguir invirtiendo en desarrollo para lograr traer esta litografía a los hogares.

 

4 Comentarios