Si sufres tearing mientras juegas, así puedes solucionarlo

Si sufres tearing mientras juegas, así puedes solucionarlo

Rodrigo Alonso

Cuando jugamos a juegos en PC, algunas veces podemos darnos cuenta de que salen líneas horizontales en la pantalla, como si la imagen estuviera desincronizada. Efectivamente eso es exactamente lo que sucede, y es un fenómeno que se conoce como screen tearing o tearing a secas. Te contamos a continuación por qué se produce, y qué puedes hacer para solucionarlo.

¿Por qué se produce el tearing?

Este fenómeno seguramente lo hayamos experimentado todos los que jugamos asiduamente en PC. El tearing es una distorsión gráfica que se puede ver en la pantalla y que sucede cuando el procesador gráfico (GPU) pierde la sincronía con la pantalla. Causa una línea horizontal a partir de la cual, la sección de arriba deja de estar sincronizada con la de abajo una muestra un frame, mientras que la otra sección muestra otro diferente. En los casos más graves podrían aparecer dos o incluso más de estas líneas.

tearing

Cuando la GPU está sometida a mucha carga, puede no ser capaz de mantener los FPS sincronizados con la frecuencia de refresco del monitor, y como resultado parte de la pantalla aparece con un frame dibujado y otra parte de la pantalla con otro distinto (el siguiente, generalmente), dejando entre medias lo que se llaman «dropped frames«, o frames que la GPU ha tenido que saltarse para poder continuar dibujando en la pantalla las siguientes. Esto es lo que se conoce como tearing.

Cómo solucionar el screen tearing

Una de las soluciones más evidentes es tener un monitor que cuente con tecnología FreeSync o Adaptive Sync en el caso de que tu tarjeta gráfica sea AMD, o bien un monitor con tecnología G-Sync en el caso de que tu gráfica sea NVIDIA, ya que estas tecnologías logran que la frecuencia de refresco del monitor se adapte automáticamente a los FPS que genera la tarjeta gráfica, de manera que se evita el tearing completamente.

Pero afortunadamente, también hay algunas cosas que puedes hacer sin tener que gastarte dinero, y vamos a proceder a explicarlas a continuación.

1.- Baja los ajustes gráficos o la resolución del juego

Ya hemos explicado antes que el tearing se produce porque la gráfica no es capaz de generar suficientes frames por segundo para adaptarse a la frecuencia de refresco del monitor, y una de las cosas que puedes hacer es bajar los ajustes gráficos de los juegos o incluso bajar la resolución, de manera que la gráfica no tenga tanta carga de trabajo y suban los FPS. Por norma general, si tu monitor es de 60 Hz y tienes más de 60 FPS, se reducirá el tearing o se anulará si tenemos VSYNC activado.

Por supuesto ten en cuenta que esto reducirá la calidad gráfica del juego en el que lo hagas, pero ya sabes que quien algo quiere, algo le cuesta.

2.- Activa la aceleración por hardware

Es posible que el tearing no lo tengas en juegos, sino en otros menesteres como por ejemplo viendo vídeos en streaming. En este caso a veces se puede producir tearing porque no tenemos habilitada la aceleración por hardware en el navegador, y lógicamente si la imagen la tiene que renderizar el software y no la GPU, diseñada para ello, se puede producir este fenómeno.

Por ejemplo, en Chrome lo podréis encontrar en ajustes, avanzados, sistema.

3.- Activar la sincronizacion vertical evita el tearing

Si el juego tiene la posibilidad de activar la sincronización vertical (VSYNC) y tienes tearing, actívala. Eso debería solucionar o al menos paliar el problema, si bien es cierto que si tienes tearing porque la GPU no da más de sí tendrás que recurrir igualmente al punto 1. También puedes forzarlo en el panel de control de la tarjeta gráfica, sea de AMD o de NVIDIA.

4.- Activa la opción «Triple buffering» en las opciones del juego

Si el juego lo permite, esta opción ayuda bastante a evitar el tearing porque como su nombre indica, se crea un buffer (una especie de caché) para asegurar que hasta que un frame no ha llegado a su final, no se pasará al siguiente. Esto tiene como punto negativo que podríamos sufrir «parones» en los juegos.

Si ninguna de estas opciones anteriores te sirve (aunque la número 1 siempre debería de servir), lamentablemente será hora de aflojar el bolsillo y te tocará comprar o un monitor con FreeSync / G-Sync o una nueva gráfica más potente (o ambas cosas).

5.- Pásate a un monitor con FreeSync / G-Sync

Los monitores con tecnología FreeSync (AMD) y G-Sync (NVIDIA) sincronizan los FPS que es capaz de generar la tarjeta gráfica con la frecuencia de refresco del monitor, evitando así el tearing y, además, el stuttering. Es la mejor manera de evitar este fenómeno pero lógicamente también la más cara. No obstante ten en cuenta que no siempre funciona, ya que si la gráfica no es capaz de generar los FPS mínimos, seguirá produciéndose tearing.