Las claves para saber el rendimiento de los ventiladores de tu PC

Tener un buen sistema de refrigeración, ya sea por aire o líquida, es clave en nuestro PC. No solo para obtener el máximo rendimiento posible, sino también para que la salud de nuestro sistema no se resienta. Sin embargo, el caudal de aire es uno de los temas más complicados. En este tutorial os enseñaremos como influye el rendimiento de un ventilador y cómo medirlo.

La mayoría de usuarios no suelen tener en cuenta el rendimiento de cada ventilador en su ordenador, se limitan a montarlos en lugares previamente escogidos, habitualmente por estética, y nada más. Esto conlleva dos problemas, la primera de ellas es que una mala colocación de estos pueden llevar a caudales de aire ineficientes y tampoco nos podemos olvidar de las especificaciones y la potencia asignada a cada uno de los ventiladores. Es por ello que es importante conocer que ventilador escoger y tenerlo bien configurado a la hora de montar nuestra torre y no limitarnos a realizar la selección a base de lo bonitos que se ven. No hemos de olvidar que a la hora de montar un PC lo fundamental es sacar el máximo rendimiento a sus componentes y proveerles con todo lo necesario para ello.

Las reglas del ventilador y su rendimiento

Ventilador PC

Entre los fabricantes de ventiladores para PC existe una regla común llamada la «regla del ventilador» para hablar del rendimiento de estas piezas de hardware. ¿Y en qué consiste? En la relación entre varios parámetros de las especificaciones de un ventilador. Debido a la cantidad de parámetros que tiene en cuenta esta hace uso de fórmulas matemáticas ciertamente complejas, pero accesibles, para decirnos de manera cuantitativa el rendimiento de un ventilador y así poder saber cuándo uno es mejor que otro. Lo cual nos ayudará a escoger ante la duda el mejor de ellos a la hora de construir nuestro ordenador de sobremesa.

Las características que se utilizan como parámetros en la ley del ventilador son:

  • Diámetro del ventilador (D).
  • Velocidad del ventilador (N)
  • Presión estática del aire (P)
  • Volumen del aire (Q)
  • Potencia del aire (W)
  • Ruido (LW)
  • Densidad del aire (p)

Estos parámetros se utilizan para tres fórmulas: la primera nos da el volumen del aire, la segunda la presión del mismo y tercera la potencia. También se puede derivar una cuarta que nos permite saber cuánto ruido genera, ideal en este caso si queremos tener un sistema lo más silencioso posible.

Volumen del aire

Volumen aire rendimiento ventilador

La velocidad del aire es directamente proporcional al volumen de aire y, por tanto, se encuentra relacionada con el diámetro o tamaño del ventilador, medida en milímetros, y la velocidad del mismo, la cual se nos da en revoluciones por minuto. Así pues, si tenemos un ventilador a 120 mm de 2000 RPM este tendrá el doble de volumen de aire que uno de 1000 RPM del mismo tamaño, pero si por ejemplo pasamos a uno de 140 mm entonces veremos el volumen del aire aumentado en 1,6 veces.

Esto es importante para cuando decidimos optar por un ventilador un poco más grande o más pequeño. Así pues un ventilador de 120 mm a 1600 revoluciones por minuto obtendrá el mismo volumen de aire que un ventilador de 140 mm a 1000 RPM.

Presión del aire

Presión del aire rendimiento

La relación entre la velocidad del ventilador y la presión del aire es exponencialmente cuadrática. Esto significa que si duplicamos la velocidad del ventilador entonces generaremos una presión del aire cuatro veces mayor. Dicha relación no solo se da con la velocidad del ventilador, sino también con el diámetro del mismo. Además de ser proporcional a la densidad aire, pero dado que dentro de la torre de un PC dicho parámetro no varía no es muy fundamental, eso sí, hay que tenerlo en cuenta si creamos un sistema de concepto abierto. Por otro lado, es habitual en un sistema que la velocidad del ventilador vaya fluctuando según cuál sea el nivel de temperatura interno, por lo que la presión del aire cuando este funciona a la mitad de velocidad disminuye también cuadráticamente.

Potencia del viento

Potencia viento rendimiento ventilador

La relación entre la potencia del viento y la velocidad no es cuadrática, sino cúbica. Esto significa que si aumentamos su velocidad dos veces entonces la potencia lo hará 8 veces. Dado que 8 es 2 elevado al cubo. Esta fórmula es la combinación entre la fórmulas de las dos anteriores y, por tanto, es una combinación de las mismas.

La potencia del viento nos sirve para saber la eficiencia de un ventilador a la hora de refrigerar su entorno, por lo que los ventiladores de mayor potencia de viento serán los mejores, pero la calidad dependerá del motor que haya escogido el fabricante. Este es un detalle que suelen no especificar los fabricantes y, por tanto, deberemos deducir dicha especificación a través de otras especificaciones técnicas.

Ruido del ventilador

Ruido Ventilador Rendimiento

Hemos de partir del concepto de que el volumen del aire está directamente relacionado con la capacidad de disipación del calor existente, el problema es que si aumentamos la velocidad de rotación de un ventilador no solamente generamos más volumen en el aire, sino también mucho más ruido. No obstante, no podemos medir el ruido del ventilador de manera directa, ya que este se deriva de un cálculo entre la presión y la intensidad del sonido.

Sin embargo, hay una relación fácil de entender y no es otra que cuanto más grande el diámetro de un ventilador más ruido va a hacer cuando se mueva a altas revoluciones por minuto. La contrapartida es que colocar un ventilador más pequeño supone reducir la capacidad de disipación de calor que nos puede dar.

Rendimiento del ventilador en paralelo o en serie

Super Torre Cajas PC

Es habitual en las cajas de PC ver un par o tres de ventiladores colocados en fila, por lo que el rendimiento del ventilador no será el mismo. Hemos de tener en cuenta que la presión del aire no varía con la cantidad de los mismos que tengamos instalados en nuestro PC, en cambió se suma el volumen del aire. En cambio, si los instalamos en serie ocurre justo al contrario, ya que es la presión del aire la que se suma pero no el volumen del aire.

Por lo que no es lo mismo colocar dos ventiladores delante que colocar uno delante y otro atrás, podemos pensar por desconocimiento que al haber dos ventiladores en ambos casos su rendimiento a la hora de renovar el aire de dentro de la caja será similar, cuando realmente no es así.

¡Sé el primero en comentar!