¿Tu overclock es estable? Compuébalo con Prime95

¿Tu overclock es estable? Compuébalo con Prime95

Rodrigo Alonso

Si acabas de hacer overclock a tu PC, necesitarás alguna herramienta para poder comprobar si es estable y, especialmente, que no haya problemas de temperatura. Para ello, hoy vamos a enseñaros cómo utilizar Prime95, una herramienta ideal para comprobar la estabilidad del procesador y la memoria RAM después de haber hecho overclock.

Hacer overclock, especialmente al procesador (dado lo fácil que nos lo ponen los fabricantes con los multiplicadores desbloqueados) es una práctica bastante común, puesto que nos permite ganar varios enteros de rendimiento solo tocando algunos parámetros, aunque eso sí, a expensas de un mayor consumo y temperatura.

El problema, más allá de la temperatura o el consumo, es que tras hacer overclock a veces el sistema deja de ser estable y sufrimos «cuelgues», BSOD o fallos a la hora de realizar cálculos. Por este motivo, después de hacer overclock, sea al procesador o a la memoria RAM, es necesario utilizara alguna de las llamadas «herramientas de tortura» para llevar al PC al límite y, de esta manera, comprobar que puede con ello y que el overclock es totalmente estable.

 

¿Cuándo usar esta herramienta?

Dicho software está pensado para probar la estabilidad de un sistema tras el overclocking. Aunque esta es su «función» principal, es una herramienta bastante útil en general. Nos puede servir para verificar que el ordenador funciona perfectamente.

Nos puede ser muy útil para verificar que a nuestro ordenador le falta mantenimiento. Si la temperatura con este software excede los 80 ºC, quiere decir con alta probabilidad, que necesita mantenimiento. Deberemos cambiar la pasta térmica y limpiar concienzudamente el ventilador.

Otra función interesante es verificar la estabilidad de la memoria RAM. Puede ser que hayas sufrido varios pantallazos azules muy seguidos e inexplicables. Si quieres descargar un problema de la memoria RAM, puedes usar esta herramienta para estresar este componente. Si durante la prueba funciona bien, quiere decir que el problema es de software.

Vamos, que la herramienta la podemos usar siempre que queramos, no dañara nuestro ordenador. Simplemente lo llevará a dar su máximo potencial y nos dará información relevante.

 

Cómo comprobar la estabilidad con Prime95

Prime95 es una de las herramientas más longevas y conocidas para comprobar la estabilidad del sistema, especialmente útil tras hacer overclock tal y como hemos explicado. Tiene ya muchos años y aun así sigue recibiendo actualizaciones, motivo por el que sigue siendo una de las más utilizadas dado que hace uso de una serie de algoritmos de cálculo que siguen llevando a los procesadores a sus límites, sin importar cuántos núcleos o hilos de proceso tengan.

Podéis descargarlo gratis desde la web de desarrollo de Prime95.

Tras abrirlo, lo primero que veremos será la ventana donde nos da a elegir qué tipo de test queremos realizar.

Prime95

En el número que nos deja escribir, por defecto el programa habrá detectado cuántos hilos tiene el procesador y ya podrá el número máximo. En el caso del ejemplo, el procesador es un Core i7-8700K que tiene 6 núcleos y 12 hilos, así que Prime95 ya nos muestra los 12 hilos como número por defecto. Éste será el número de procesos simultáneos que ejecutará para llevar al procesador a su límite.

Estos son los tests que podemos realizar:

  • Smallest FFTs: con esta prueba se realizarán cálculos muy pequeños, haciendo que el procesador se ponga al máximo, y testeando gran parte de las memorias caché L1 y L2 del procesador
  • Small FFTs: igual que el anterior, pero añade la memoria caché L3. Estos dos tests son ideales si solo queremos probar el procesador o su temperatura máxima
  • Medium FFTs: igual que el anterior, pero se añade la memoria caché L4 en el caso de tenerla. Si no, aparece en gris
  • Large FFTs: estresa al máximo la memoria RAM y el controlador de memoria
  • Blend (el más recomendado): este test es una combinación de todo lo anterior, y es ideal ya que cuando hacemos overclock al procesador también afecta a la memoria RAM de manera colateral, y de igual manera si hacemos OC a la RAM, afecta al procesador
  • Custom: nos permite personalizar la prueba

Una vez seleccionado el método que queremos utilizar, pulsamos OK y la herramienta comenzará a trabajar, mostrándonos los cálculos y resultados en tiempo real.

Ahora lo ideal para comprobar la estabilidad es dejar Prime95 funcionando durante cierto tiempo, como mínimo durante una hora. El programa hará una serie de test automáticamente y se parará en el caso de encontrar errores. Si se da este caso, entonces sabremos que el overclock no es estable y deberemos buscar la manera de que lo sea (reduciendo velocidad, subiendo voltaje, etc.).

Para parar la prueba, solo debemos darle al menú Test -> Stop. El programa nos mostrará un pequeño resumen.

 

Vigila siempre la temperatura

Durante este proceso es importante usar alguna herramienta que nos permita monitorizar la temperatura. Core Temp es el software más sencillo para vigilar las temperaturas del procesador. El proceso genera mucha carga en el proceso y esto conlleva que este se caliente. Si le hemos aumentado la frecuencia al procesador, puede ser que nos hayamos excedido y, por consiguiente, tengamos exceso de temperatura.

Prime95 es un programa conocido como «de tortura» para la CPU. La va a poner al máximo de sus posibilidades sin miramientos, en una situación en la que generalmente el procesador nunca se va a encontrar. Dicho de otra manera, someterás al procesador a una prueba de tortura a un nivel muy por encima del funcionamiento habitual y para el que ha sido diseñado. Es fácil que la temperatura se dispare y que salten los sistemas de protección, así que no te extrañes (especialmente si no tienes un buen disipador) si el PC se te apaga pasando esta prueba.

¡Sé el primero en comentar!