¿Es posible actualizar la BIOS de la placa base sin tener un procesador?

Como bien sabéis, hay ocasiones en las que una placa base puede ser compatible con la siguiente generación de procesadores a través de una actualización de su BIOS, pero para poder actualizar la BIOS necesitas tener una CPU compatible. Dada esta situación no serías el primero que se ve en la tesitura de que necesita actualizar la BIOS de su placa pero que no tiene una CPU compatible así que, ¿es posible hacerlo sin tener procesador?

Para que un PC funcione, el procesador es uno de los elementos indispensables y necesarios, así como la memoria RAM, por ejemplo. Hay veces en las que necesitas actualizar la BIOS de la placa base para que ésta sea compatible con tu nuevo procesador, pero si no tienes un procesador compatible (es decir, de la anterior generación) resulta imposible. No obstante, hay ocasiones concretas en las que sí es posible actualizar la BIOS sin tener procesador, y te contamos cómo.

Las placas base MSI y AORUS permiten actualizar la BIOS sin CPU

El ejemplo perfecto lo tenemos en el fabricante MSI (y algunos otros están comenzando a seguir sus pasos al respecto), pues las placas de nueva generación del fabricante ya permiten actualizar la BIOS sin tener un procesador, y de hecho sin ni tan siquiera memoria RAM. Esta facultad se llama Easy BIOS Recovery with Flash BIOS Button, y permite hacer precisamente esto de lo que os estamos hablando.

MSI actualizar BIOS sin CPU

De esta manera, podrías montar y conectar la placa base sin CPU ni memoria RAM siquiera, pero sí que necesitarás conectar la fuente de alimentación. Con un pen drive USB con el archivo de actualización de BIOS conectado, solo tendrás que encender el equipo y, aunque no veas nada en la pantalla, mantener presionado el botón Flashback de la parte trasera (o en la propia placa dependiendo del modelo) y el sistema automáticamente procederá a actualizar la BIOS sin que tengas que hacer nada más que esperar a que el proceso termine.

Con las placas base Gigabyte AORUS de nueva generación sucede lo mismo, y la facultad se utiliza Q Flash, la cual funciona de manera exactamente igual ya que solo necesitas la placa, la fuente de alimentación y una unidad USB con la BIOS cargada.

AORUS Q Flash

Esta es una excepción que se incorpora en las placas base de nueva generación de este fabricante, y aunque el resto de fabricantes están trabajando en sistemas similares siguen siendo excepciones, es decir, normalmente no podrás actualizar la BIOS de tu placa base salvo que cuentes con un procesador instalado con el que el PC pueda arrancar de manera normal.

De hecho, para la anterior generación (los Ryzen 2000 Series) AMD ofreció un «boot kit» que incluía lo justo y necesario (una APU A6-9500) para poder arrancar el sistema con la placa base actual y actualizar la BIOS antes de instalar una nueva CPU, pero hace tiempo que dejó de hacerlo.

¿Qué ocurre si tienes una placa base anterior?

Lamentablemente, la facultad de actualizar la BIOS de la placa base sin procesador o memoria RAM es bastante nueva y solo las últimas generaciones la incorporan (de hecho, no todos los modelos de placa base lo tienen), así que si tienes una placa base de generación anterior necesitarás poder contar con un procesador y memoria RAM para poder actualizar la BIOS.

Socket CPU

Es una situación complicada, pero tampoco estamos actualizando la BIOS de la placa base o cambiando de plataforma todos los días. Además, cuando compras una nueva placa base por norma general ya te vendrá actualizada a la última versión de su BIOS, especialmente cuando hay compatibilidad intergeneracional entre procesadores del mismo fabricante.

Si a todas todas necesitas actualizar la BIOS de tu placa base y no dispones de una CPU compatible, no te quedará más remedio que comprar una o pedírsela prestada a un amigo o conocido, porque como te hemos explicado lamentablemente la posibilidad de actualizar la BIOS sin disponer de una CPU compatible solo está habilitada en algunos modelos específicos y de fabricantes concretos.

Actualizar la BIOS de la placa base, fundamental para un correcto funcionamiento

BIOS-vs-CMOS

Como hemos mencionado antes, por norma general el fabricante ya carga en sus placas base la última BIOS disponible en el momento de su fabricación; el problema es que desde que se fabricó la placa base hasta que cae en manos de los usuarios pueden haber pasado varios meses, y por lo tanto podrían haber salido varias versiones nuevas de la BIOS que añaden mejor compatibilidad y/o solucionan problemas importantes, motivo por el que siempre es una buena idea ir echado un ojo de vez en cuando a la web del fabricante.

Por este motivo, y aunque no recomendamos actualizar la BIOS salvo que sea necesario, sí que recomendamos hacerlo lo primero de todo cuando montas el PC por primera vez ya que así tendrás la garantía de contar con las últimas mejoras tanto de funcionalidad como de compatibilidad para evitar problemas. Ahora bien, si en un momento dado instalas un nuevo hardware y notas que no funciona bien o que te da problemas de compatibilidad, una de las primeras cosas que deberías mirar es si el fabricante ha lanzado nuevas versiones de la BIOS para tu placa base porque hay muchas posibilidades de que con una BIOS más moderna tus problemas desaparezcan.

Por lo tanto, el dicho de la informática que reza «si funciona bien no lo toques» es perfectamente aplicable a las BIOS de los PC, pero obviamente en el momento en el que sí que tienes problemas, una actualización de BIOS puede ser tu mejor aliado. Además, antaño actualizar la BIOS era un proceso bastante complejo y no exento de problemas, pero hoy en día incluso el usuario más inexperto puede hacerlo ya que en algunos casos se puede realizar automáticamente a través de la propia BIOS, y en otros la mayor dificultad estriba simplemente en descargar la versión correcta en una unidad de almacenamiento USB, conectarla al equipo e iniciar el proceso de actualización también desde la propia BIOS, algo que prácticamente cualquiera puede hacer sin muchos problemas.

3 Comentarios