Análisis: Nacon CL-700 OM

Los teclados ópticos están empezando a popularizarse cada vez más frente a los teclados mecánicos tradicionales. Usarlos tiene una gran serie de ventajas, tal y como expusimos aquí. Nacon, como marca especializada en periféricos para jugar de alta gama -entre los que se incluyen ratones, teclados, mandos y auriculares- ha lanzado el Nacon CL-700 OM, su primer teclado con interruptores ópticos y mecánicos (la marca lo llama opto-mecánico) después de haber lanzado dos de membrana y uno “membranical”.

Nacon CL-700 OM: características técnicas

El Nacon CL-700 OM es un teclado que la compañía ha pensado para gamers. Encontramos un chasis de metal negro que busca hacer que el teclado se mueva lo menos posible, a la vez que aumenta su durabilidad.

Los interruptores del teclado son Kailh Blue con una durabilidad garantizada de 50 millones de pulsaciones para cada tecla; unas 5 veces más que un teclado mecánico tradicional, además de contar con anti-ghosting total. Estos interruptores son similares en prestaciones a los Cherry MX Blue en los que se basan, sin que encontremos apenas diferencias con estos interruptores azules. Los Kailh han ido mejorando en calidad en los últimos años. Tanto es así, que cada vez más fabricantes los están implementando en sus teclados.

El teclado, aunque no tenga teclas extra con respecto a un teclado normal, sí que permite personalizarlas todas (por ejemplo, poner que al F1 se silencie el sonido, o que en Pausa podamos apagar la pantalla). Además, cuenta con una amplia variedad de macros y funciones extra con la tecla FN, gracias a las cuales podemos tener controles multimedia o cambiar diversos ajustes de la iluminación RGB, como los efectos o la intensidad. La tecla de Windows puede bloquearse si la pulsamos junto al botón FN para evitar que se nos minimice el juego.

Las teclas macro y FN son las siguientes:

A nivel de luz LED encontramos una retroiluminación RGB individual para cada tecla, pudiendo elegir hasta 16,7 millones de colores en cada una. Como veremos en el apartado de software, tenemos decenas de modos de iluminación para el teclado para elegir el que más nos guste. Lo que no encontramos son teclas macro en la parte izquierda, pero se compensa con el hecho de que podemos asignar la función que queramos a cualquier tecla como hemos dicho antes. En el apartado de software ahondaremos más en esto.

Por último, encontramos un cable trenzado USB de 1,5 metros con punta dorada, que quizás para algunas personas puede quedarse algo corto. En mi caso me viene perfecto y me evita tener cables colgando por detrás de la mesa, ya que tiene la distancia ideal hasta mi caja. Sin embargo, si tienes una mesa grande quizá te cueste más llevarlo hasta ella.

El teclado pesa 1,55 kg, y tiene unas dimensiones de 437 x 148 x 40 mm. No incluye reposamuñecas, a pesar de que en la parte inferior tiene agujeros para ello.

Unboxing y aspecto externo

La caja es bastante compacta y ligera, y nos muestra la iluminación RGB del teclado, así como algunas de sus principales características. Al abrirla, encontramos de primeras el teclado protegido con un plástico blanco, con el cable metido entre los cartones que le dan una estructura más sólida a la caja, tal y como hacen la gran mayoría de marcas.

Dentro de la caja encontramos el propio teclado, el manual, un set de pegatinas con el nombre y logo de la compañía, y dos herramientas de extracción de teclas y mecanismos. Esto es particularmente útil, ya que si con el paso de los años algún interruptor se te rompe, lo puedes cambiar fácilmente por otro (incluso de otra tecla del teclado que no uses).

Una vez sacamos el teclado, nos encontramos un teclado sólido y con las teclas bastante elevadas con respecto de la base. El dibujo de las teclas es translúcido, de tal manera que la luz de la iluminación pasa a través de ellas, y nos aseguramos de que el dibujo no se va a borra con el uso y el paso del tiempo.

Este dibujo es algo atípico y a primera vista puede dar la impresión de que estamos ante teclas desgastadas. Por ejemplo, a la p de “Supr” le falta una pequeña muesca, mientras que en la “o” tenemos dos muescas en la parte superior e inferior. Un diseño algo atípico y anecdótico que no afecta negativamente al uso. Las teclas cuentan con un grado de convexidad algo mayor que en toros teclados, y nos ayuda a que los dedos no se nos resbalen al escribir.

En la parte inferior del teclado encontramos guías para sacar el cable por el centro o por uno de los laterales, algo muy útil dependiendo de dónde tengamos el PC, o de si tenemos el monitor o el altavoz justo delante. A los lados encontramos unas patillas que nos permiten elevar la posición del teclado, junto con dos gomas antideslizantes que impiden que el teclado se mueva cuando lo estamos usando.

En la parte inferior encontramos también, curiosamente, huecos para introducir un reposamuñecas, el cual no viene incluido. Quizás la compañía iba a incluirlo y a última hora decidió quitarlo, o quizás más adelante decidan lanzar uno por separado. A nivel personal, un reposamuñecas es imprescindible para el teclado, y es una pena que la moda de los últimos años es que la mayoría de fabricantes deciden prescindir de él. Para escribir y no tener dolores de muñeca hace falta sí o sí una superficie donde apoyarlas, al igual que para jugar durante muchas horas para no añadir una carga extra a las manos.

Prueba

Cada vez más marcas están optando por lanzar teclados ópticos en lugar de mecánicos tradicionales. Y es una decisión bastante acertada, ya que tenemos una mayor durabilidad y sencillez en los mecanismos, además de poder intercambiar fácilmente los interruptores. Es algo que ya vimos llevado al extremo con el Wooting One.

Los interruptores Kailh Blue son idénticos a los Cherry MX Blue, utilizando hasta la misma fuerza de activación de 50 gramos. Su tipo de mecanismo con “click” ofrece una respuesta tanto a nivel de sonido como a nivel táctil en cada pulsación, lo que nos da una mayor precisión y seguridad al pulsar las teclas y no equivocarnos. Por ello, estos mecanismos son ideales para escribir, y también son muy cómodos para jugar.

Muchos diréis que los teclados ópticos y con interruptores azules no son buenos para jugar. Nada más lejos de la realidad, los ópticos tienen que volver a su posición anterior dejando que la luz pase otra vez antes de registrar una pulsación, lo cual también ocurre en un mecánico normal. En el caso de los mecanismos azules, ocurre algo similar a lo que pasa con los marrones, que también requieren soltar la pulsación entera.

Esto es quizá algo más lento que un mecanismo rojo, pero en las pruebas que he hecho en juegos no he tenido ningún problema de velocidad, algo que sí tuve con un teclado de membrana como es el caso del Roccat Horde AIMO. De hecho, la primera partida que jugué con el Nacon CL-700 OM al Fortnite la gané sin mayor problema.

Como prueba curiosa, desmonté un interruptor e introduje una pequeña pieza de plástico entre los dos puntos de detección. Así, al bloquear la luz que se emite entre esos dos puntos, la pulsación de tecla se realizaba en el PC. Una muestra de lo sencillo y avanzados que son los interruptores ópticos, donde simplemente el mecanismo tiene una pequeña punta que viaja hacia abajo para bloquear la luz entre ambos puntos.

Como contrapartida, tenemos que los mecanismos azules son muy ruidosos; de hecho, son los que más ruido hacen. En este teclado no es una excepción, y como os mostramos en el siguiente vídeo, tened mucho ojo al comprar este teclado si vais a usarlo cerca de otra gente que puede acabar harta de su ruido, aunque para el usuario sea un auténtico placer.

Nada más enchufar el teclado al PC aparecen una serie de efectos RGB de bienvenida, para acabar finalmente en el que realiza el barrido RGB. La iluminación es muy buena y fidedigna, y contamos también con dos bandas de iluminación en los lados del teclado además de en las propias teclas. Estas bandas están iluminadas siempre; incluso cuando activamos la opción de que se apague la iluminación de las teclas cuando apagamos la pantalla del PC.

Las teclas FN, como ya hemos comentado en el primer apartado, son bastante completas, y nos permiten tener funcionalidades extra sin tener que añadir macros por software. Por ejemplo, con las teclas F1, F2, F3 y F4 podemos tener controles multimedia, o combinándolo con las teclas Insert, Inicio y demás podemos elegir entre 4 modos de iluminación, uno personalizado, cambiar entre ciclos, o ajustar el nivel de brillo o velocidad de animación. También podemos grabar macros sin recurrir al software, pero os recomiendo hacerlo con el software para hacerlo con mucha mayor facilidad.

La iluminación es bastante potente, y no tendremos problema en ver las teclas incluso en condiciones de máxima luminosidad. Para hablar del resto de modos de iluminación vamos a hacerlo en el apartado del software, que es donde podemos modificarlos.

Software

El software se puede descargar en la web oficial, no viniendo incluido ningún CD. El manual que viene incluido en la caja es bastante escaso, y para acceder al manual completo también tendremos que descargarlo desde la web. La compañía detalla en el manual que no se necesita instalar software adicional, pero es muy imprescindible si queremos personalizar iluminación o los macros sin quebrarnos la cabeza. En total podemos crear hasta 8 perfiles, los cuales pueden vincularse a juegos o programas, pudiendo personalizar una iluminación distinta para cada uno de ellos.

El software es bastante ligero y sencillo de utilizar. Abierto (y minimizado) sólo consumo 30 MB de RAM. Una vez hagamos modificaciones de color o de macros, se nos guardará toda la configuración en la memoria interna del teclado. Así, si no queremos tener el programa siempre abierto, lo podemos dejar cerrado una vez hayamos personalizado el teclado a nuestro gusto.

Nada más abrirlo, nos encontramos las opciones de personalización de cada tecla, pudiendo crear 8 perfiles diferentes. En la asignación de teclas podemos elegir que la tecla haga todo tipo de cosas, como

  • Desactivar tecla
  • Función de teclado: asignar cualquier tecla mediante su pulsación en el teclado.
  • Función de ratón: función del ratón, como click izquierdo o derecho
  • Macro: cualquier macro personalizada que tengamos de comandos.
  • Multimedia: ajustes multimedia, como cambio de volumen o canción.
  • Atajo de Windows: mostrar escritorio, cortar, pegar, guardar, etc.
  • Ejecutar programa o web: ejecutar cualquier archivo o programa de Windows, o abrir una web.

Con los macros podemos registrar todo tipo de combinaciones de teclas, incluyendo el retardo. Podemos asignar un nivel de retardo concreto para la pulsación, que se grabe el que tardamos nosotros al pulsar una tecla, o directamente que no haya ningún retardo.

En la iluminación RGB es donde encontramos todavía más opciones de personalización, con todo tipo de efectos y colores para elegir. Podemos ajustar el brillo y velocidad de animaciones, así como determinar qué color queremos con total precisión.

La iluminación incluye los siguientes modos:

  • Estático: un mismo color para el teclado, pudiendo elegir dejar uno fijo o que cambe poco a poco el color de todas las teclas (siendo siempre el mismo).
  • Respiración: cambio entre colores con un efecto de apagado y vuelta a encender
  • Serpentina: el típico barrido RGB que tan vistoso queda en los vídeos
  • Lluvia: efecto de arriba abajo que emula la lluvia
  • Luz de carrera: un barrido RGB por cada fila con distintas velocidades
  • Estrellas parpadeantes: título bastante descriptivo
  • Reactivo: va iluminando las teclas que vamos pulsando.
  • Gota de agua: ilumina la tecla que vamos pulsando y las que tiene alrededor, cambiando de color con cada pulsación
  • Cruz: ilumina la columna y filas donde se encuentra la tecla (de una manera similar a la explosión de las bombas del Bomberman)
  • Onda: genera una onda como cuando tiramos una piedra al agua, que va expandiéndose por el teclado.
  • Aurora: similar al de cruz, pero iluminando más lentamente sólo la fila donde se encuentra la tecla.
  • Mapa de calor: cambia el color del teclado entre dos colores dependiendo de la intensidad con la que estemos tecleando.

Por último, tenemos la opción de que cuando se apague la pantalla en Windows, se apague la iluminación de las teclas, pero se queda un efecto RGB en las dos tiras laterales que tiene el teclado.

La única pega que encuentro al software es que no se puede poner que se repita la pulsación de las teclas personalizadas. Por ejemplo, si asignamos bajar volumen a F1, tenemos que pulsar el botón cada vez que queramos bajar 2 puntos de volumen, en lugar de dejarlo pulsado y que este baje.

La mejor opción que he encontrado para solucionarlo es crear un macro, al cual hay que añadir un retardo antes y después de la pulsación para que no se ejecute de golpe. De esta manera, el volumen baja con la velocidad esperada. Es una solución algo aparatosa, pero es algo temporal hasta que la marca decida añadir la función de elegir el retraso para cada tecla de manera más sencilla.

Conclusión

Estamos ante un teclado opto-mecánico excelente. El uso de interruptores ópticos y mecanismos azules hace que sea un placer utilizarlo, con una gran precisión, velocidad y respuesta para no equivocarnos. La iluminación RGB es de las más completas que podemos encontrar, con una gran variedad de modos, intensidad, colores y funciones. Diría que es de los teclados RGB más baratos que tanta funcionalidad ofrece.

Además, tenemos la posibilidad de personalizar la función de cualquier tecla del teclado, lo cual para mi es algo imprescindible y que todos los fabricantes de teclados deberían incluir (la mayoría ya lo hacen).

Entre las únicas pegas que encontramos tenemos unas teclas bastante ruidosas, la ausencia de reposamuñecas, y de algunas teclas macro en la parte izquierda, así como botones multimedia dedicados. Esto último se compensa con la posibilidad de personalizar aquellas que no utilicemos.

Pros

  • Gran cantidad de opciones de iluminación RGB
  • Posibilidad de personalizar la función de cualquier tecla
  • Robusto
  • Interruptores ópticos con mecanismos azules que son un placer de pulsar, y que garantizan durabilidad y posibilidad de reemplazarlos si se rompen.
  • El teclado óptico mecánico más barato que podemos comprar en España

Contras

  • Ausencia de reposamuñecas
  • El acabado del borde inferior de las teclas es mejorable
  • Ruidoso, como cualquier teclado con interruptores azules

 

Puntuación Nacon CL-700 OM

Por ello, el Nacon CL-700 OM recibe nuestra medalla de oro, y nuestra recomendación por relación calidad/precio. Podéis comprarlo actualmente en PcComponentes por 75 euros, y en Amazon por 70 euros.

Compártelo. ¡Gracias!