Teclados con interruptores ópticos, ¿por qué son mejores que los mecánicos?

Estamos viendo que últimamente, los interruptores que se están poniendo de moda en el mercado de teclados son los interruptores ópticos. Y se están poniendo de moda porque ofrecen todas las ventajas y tacto de los interruptores mecánicos tradicionales, pero con muchísima más durabilidad. Si eres un gamer serio, deberías de plantearte cambiar tu teclado.

Antes que nada, vamos a definir que es un interruptor óptico. A diferencia de los tradicionales interruptores mecánicos, donde la señal que se registra es el contacto entre dos superficies metálicas, que son las que transmiten la orden, en los interruptores ópticos no sucede nada de eso. En realidad, lo que hay es un sensor óptico que está pendiente de si le llega luz o no, identificando de esta manera la posición de la tecla (dado que puede estar solo en posición on u off).

Al no haber contacto físico entre superficies de metal, eso significa que la actuación y la respuesta al cambio de estado de la señal es mucho más rápida que la que encontraremos en un teclado mecánico tradicional. Una respuesta más rápida significa que el teclado es capaz de procesar mucha más información por segundo, lo cual siempre va a redundar en beneficio de cualquier jugador que sepa lo que se está haciendo.

Los interruptores ópticos también tienen muchas más ventajas

A parte de la rapidez de actuación de estos interruptores, los ópticos tienen bastantes más ventajas:

  • Dado que no existe contacto entre superficies, su durabilidad es tremendamente superior a la que encontraríamos en un buen interruptor mecánico. Por ejemplo, los interruptores de la marca Flaretech están tarados para 100 millones de pulsaciones, que es el doble de lo que suelen tener los tradicionales interruptores mecánicos. Ya que hemos invertido bastante dinero en un teclado, qué menos que tener la tranquilidad de que nos va a durar bastante.
  • Si lo anterior no os ha convencido, sí os convencerá que los interruptores ópticos no van soldados al PCB del teclado. Esto significa que se pueden reemplazar con mucha facilidad en el caso de fallo de uno de ellos o que queramos crear un teclado con interruptores mixtos de diferentes características.
  • Son interruptores parcialmente resistentes a los líquidos, siempre y cuando el PCB del teclado esté también más o menos aislado contra ellos.

En resumidas cuentas, si eres un gamer que se acaba de gastar 200 € en su último teclado, es posible que hayas invertido en un momento donde el mercado va a sufrir una seria transformación en el mercado de la gama alta.