Roccat Kone Pure

Roccat es un fabricante alemán dedicado a la fabricación de periféricos para ordenador; pero Roccat no fabrica cualquier periférico, sino que se centra en los orientados al mundo Gamer, poniendo especial énfasis en la calidad y durabilidad de sus productos, además de una cuidada estética que no deja a nadie indiferente. Hace unas semanas os mostramos la noticia del lanzamiento de los ratones Roccat Kone XTD y Roccat Kone Pure, y lo que hoy os mostramos es el análisis del segundo de estos, del Roccat Kone Pure.

El Roccat Kone Pure tiene toda la esencia del Roccat Kone[+] original, pero con un 91% de su tamaño y añadiendo otras muchas características técnicas para hacer del Kone Pure un ratón incluso más avanzado que su predecesor. Esta reducción de tamaño se ha realizado a raíz de una encuesta hecha a cientos de Gamers, tanto profesionales como amateur, y la mayoría de ellos coincidía en que el Kone [+] les parecía uno de los mejores ratones del mercado pero que su tamaño era un poco grande.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS.

Sacadas de la página web de Roccat.

Como vemos, el Roccat Kone Pure incorpora un procesador ARM de 32 bits en su interior. El Kone[+] también tenía un procesador ARM a 72Mhz, pero éste era de 16 bits y ahora lo es de 32. También sigue contando con los 576kB de memoria interna y sus 1000 Hz de tasa de refresco, pero su sensibilidad máxima ha subido desde los 6000 dpi del Kone [+] hasta los 8200 dpi del Kone Pure.

También han cambiado dos cosas más con respecto a su predecesor: el Kone Pure incorpora una nueva rueda mejorada y mucho más resistente, a la que Roccat ha denominado “Titan Wheel”. Esta rueda tiene el mismo aspecto estético, pero ha sido mejorada por los ingenieros de Roccat para tener muchísimas más durabilidad.

Por último, en este Roccat Kone Pure también ha cambiado la iluminación. En el Kone [+] y Kone XTD la iluminación estaba distribuída en 6 zonas a lo largo de dos en ambos laterales del ratón con tres zonas cada una. Sin embargo, en el Kone Pure la iluminación está únicamente en la zona trasera del ratón, donde podemos iluminar el logo de Roccat en el color que queramos (los 16,8 millones de colores posibles se mantienen).

ANÁLISIS EXTERNO.

El Roccat Kone Pure viene embalado en la típica caja de cartón negro que siempre emplea este fabricante. En la cara principal encontramos una foto a escala del ratón y sus principales características resumidas.

Detalle de la zona inferior.

Como es habitual, la caja tiene una “puerta” a través de la cual accedemos a una ventana de plástico para poder ver el ratón, y en la contraportada encontramos más características del ratón.

Detalle de la ventana donde vemos el ratón.

Detalle de la contraportada. Esta puerta se mantiene unida al resto de la caja gracias a un imán.

En el lado opuesto de la caja encontramos más características técnicas del ratón en nueve idiomas.

En el lateral todavía más características técnicas detalladas.

En la parte inferior de la caja, un resumen de todas las características que vimos al principio del análisis.

En la parte superior tenemos una foto lateral del ratón. Como vemos Roccat no ha escatimado en autopublicitarse en la caja.

Vale, sacamos el ratón de la caja y le quitamos la protección de plástico. Aquí podemos ver al Roccat Kone Pure “camuflado” sobre su stand de plástico negro.

Vamos a ver el ratón. En esta imagen vemos la zona superior, donde podemos ver su forma ergonómica para diestros. Justo debajo de la rueda tenemos los dos botones para subir y bajar la resolución del ratón, y vemos que Roccat ha eliminado el botón que había justo encima (que servía para cambiar de perfil), el cual era bastante inaccesible a no ser que tuvieras los dedos muy, muy largos. Me parece un acierto. En la parte trasera tenemos un gran logo de Roccat que cuando lo conectemos se iluminará.

En el lateral derecho del ratón no encontramos prácticamente nada, dado que su disposición es para diestros.

Por el contrario, en el lado izquierdo tenemos los dos botones para ir hacia delante y atrás en el explorador, así como un logo con la marca y el modelo del ratón.

En esta vista frontal del ratón podemos ver que la Titan Wheel tiene un recubrimiento de goma para hacer más ameno su uso y evitar que se resbale del dedo.

Damos la vuelta al ratón y vemos que Roccat ha puesto dos grandes patas de teflón para mejorar su deslizamiento, una arriba y otra abajo. En el centro tenemos el sensor láser R3 de 8200 dpi.

El sensor más de cerca.

El cable mide 1.8m (frente a los 2m del Kone[+]) y está mallado en tela para evitar su desgaste. El conector, como es habitual en Roccat, está serigrafiado para poder reconocerlo cuando lo tengamos conectado en la parte trasera del PC.

Junto con el ratón, Roccat incluye una guía de instalación rápida.

Visto esto, solo nos queda conectarlo al ordenador y ver con más detalle su iluminación. En un principio, ésta es de color azul (el color de Roccat), pero podemos modificarlo a nuestro antojo una vez que hayamos instalado el software.

Aquí podemos verlo en color rojo, junto con la Roccat Hiro que analizamos hace poco.

TESTEO.

Aquí tengo que hacer una pequeña parada para explicar algo que me sucedió. En un primer momento, al conectar el ratón al ordenador, Windows me lo reconoció e instaló sus drivers, pero el ratón no se movía ni se iluminaba. Probé en diferentes puertos USB y reinicié sendas veces el equipo pero el ratón parecía muerto. Contacté al servicio técnico de Roccat, y tras explicarles el problema, en su primera contestación dieron con el problema: hay otros fabricantes que, al contrario que Roccat que hace un software distinto único para cada dispositivo, hacen un software genérico que engloba todo su catálogo. Esto puede ser, y es un problema que puede crear conflictos con otros drivers de periféricos.

En mi caso, tras desactivar el software SteelSeries Engine, el Roccat Kone Pure comenzó a funcionar a la perfección y a la primera. He creído necesario comentar esto por si os ocurre a alguno de vosotros. Tal y como me comentó el soporte técnico (que por cierto me respondieron en seguida y muy acertadamente, un 10 para ellos) esto no ocurre siempre, pero cuando lo hace siempre es por culpa de dos drivers: Logitech Setpoint y SteelSeries Engine, así que cuidado si tenéis otros periféricos de estas marcas (en mi caso, tenía Logitech Setpoint pero ese no me dio problemas, solo fue el driver de SteelSeries).

Vamos con el testeo.

Ergonómicamente hablando, el Roccat Kone Pure es bastante cómodo, aunque su reducción de tamaño a mí no me ha sentado bien, ya que si habéis leído algunos de mis otros análisis de ratones ya sabréis que siempre digo que soy una persona de manos grandes. No obstante me ha seguido resultando cómodo, aunque no tanto como el Kone[+] ya que ese “extra” de tamaño le hacía adaptarse perfectamente a mis enormes manos. Su superficie es suave, y tras horas de juego intenso no notas cansancio ni te molesta el sudor de las manos.

Los botones están ubicados justo en su sitio y se hace cómoda su pulsación en cualquier momento y situación, tanto los botones laterales como los botones izquierdo y derecho. La Titan Wheel es tremendamente cómoda y precisa, me ha gustado mucho, ya que tienes que hacer la fuerza exacta de presión sobre ella para utilizar el botón central sin darle sin querer cuando lo que quieres hacer es scrolling. Muy acertado este cambio.

Como siempre, el cambio de DPI “al vuelo” con los dos botones para tal efecto es preciso e instantáneo, y además la situación de estos botones en el ratón hace que sea fácil acceder a ellos para poder cambiar de DPI instantáneamente en situaciones que lo requieren (por ejemplo, jugando al Battlefield 3, es muy fácil subir la resolución cuando te metes dentro de un avión y quieres tener más sensibilidad para hacer giros más bruscos). Genial.

En cuanto al comportamiento, no podría haber sido mejor. El Roccar Kone Pure se ha comportado de manera excelente en todas las situaciones. Su deslizamiento es excelente gracias a sus dos grandes patas de teflón, y su precisión es muy buena a todas las resoluciones (incluso a 8200 dpi). Gracias a su sensor TCU (Tracking Control Unit) que explicaremos un poco más adelante, el Roccat Kone Pure se comporta de manera impecable sobre cualquier superficie.

Vamos a ver el software. La primera pestaña se llama “Main Control”, y en ésta podemos cambiar los niveles de DPI del ratón y la velocidad de doble clic y de aceleración del ratón.

 

La segunda pestaña sirve para cambiar la asignación de botones del ratón. Como no podía ser de otra manera, el Kone Pure cuenta con la función Easy Shift[+], mediante la cual podemos configurar el doble de funciones del ratón. Recordad que con Easy Shift[+], podemos configurarlo en un botón del ratón, y manteniendo este botón pulsado, todos los botones se comportarán de la manera que los hayamos configurado en la zona de la derecha de esta pantalla de configuración. También hay que decir que el Kone Pure es compatible con Roccat Talk, por lo que si tenemos un Roccat Isku (por ejemplo) podemos configurar también acciones del teclado y viceversa.

 

En esta pantalla también tenemos acceso al Macro Manager, que sirve para poder crear las macros personalizadas que queramos aparte de las que ya vienen preconfiguradas (que son bastantes).

Aquí podéis ver todos los sets de macros que vienen preconfigurados en el Roccat Kone Pure.

La capacidad de personalización de las macros es brutal. Podemos hacer prácticamente lo que queramos interaccionando ratón y teclado. Por ejemplo, aquí podéis ver cómo configuré una macro para hacer un “ping” en el League of Legends. En lugar de tener que pulsar la tecla G del teclado y luego hacer clic izquierdo, con esta macro solo tendré que pulsar el botón configurado sin tener que buscar la tecla en el teclado mientras estoy atento al combate.

Seguimos viendo las pestañas. La tercera se llama “Advanced control”, y en ésta podemos variar la sensibilidad de los ejes X y Y por separado, ponerle sonido al cambio de DPI y demás, cambiar la tasa de refesco (polling rate), y lo más interesate, aquí podemos configurar el TCU (Tracking Control Unit) y el DCU (Distance Control Unit). Este último sirve para configurar la distancia entre el ratón y la alfombrilla que utilizaremos cuando movamos el ratón (ya sabéis, a veces se nos termina el espacio en la mesa y tenemos que levantar un poco el ratón para moverlo al centro de la alfombrilla. El DCU sirve para que, cuando lo levantemos cierta distancia, el ratón deja de actuar para que no se vuelva loco).

Aquí vemos la configuración del TCU. Ésto hay que hacerlo cada vez que cambiemos de superficie (alfombrilla, mesa, etc.). El Roccat Kone Pure analiza la superficie y se adapta automáticamente a la estructura de ésta para mejorar al máximo la precisión del ratón.

La cuarta pestaña se llama “Color Control”, y como su nombre indica, aquí podemos cambiar la iluminación del ratón.

La quinta pestaña es el R.A.D., una especie de sistema de logros interno de Roccat, el cual vimos por primera vez cuando analizamos el Roccat Savu. Esto es un añadido para los fanáticos de las estadísticas.

En la última pestaña encontramos información sobre la versión de firmware del ratón, así como accesos directos para actualizar software/firmware y al soporte online de Roccat.

CONCLUSIÓN.

El Roccat Kone Pure me ha parecido un muy buen ratón en todos los aspectos. Si bien comenté que la reducción de tamaño al 91% del original no me había gustado porque soy un usuario con manos grandes, estoy convencido de que a muchas otras personas ésto le parecerá un cambio muy acertado ya que el Kone Pure les resultará más cómodo. Por otro lado, tenemos un ratón que ha respondido estupendamente bien en todas las superficies y en todos los entornos en los que lo he utilizado, y que se ha visto mejorado con respecto a su predecesor en muchos aspectos como en la rueda Titan Wheel o en la sensibilidad de su sensor láser. Además, a mi personalmente me ha gustado el cambio estético de la iluminación, creo que le da un aspecto más minimalista al ratón sin perder su estética Gamer.

A pesar de que su precio ronda los 60 euros en tiendas, este Roccat Kone Pure me parece una opción más que acertada para cualquier Gamer que quiera “darle caña” a su ratón al máximo teniéndolo configurado al dedillo y con una estética Gamer.

PROS:

– Tremendamente preciso en todos los entornos.
– Estética minimalista pero Gamer.
– La rueda Titan Wheel es estupenda.
– Gran capacidad de personalización.
– Muy cómodo.
– Gran durabilidad.

CONTRAS:

– La rueda es 2G (solo va en dos direcciones).

Por ello, el Roccat Kone Pure se lleva nuestra recomendación y el galardón de oro de HardZone.

 

Queremos agradecer a Roccat y en especial a Tim por habernos enviado la muestra necesaria para la realización de este análisis.

Compártelo. ¡Gracias!