Corsair MP400 4 TB, review: un SSD de gama alta y gran capacidad

Corsair MP400 4 TB, review: un SSD de gama alta y gran capacidad

8.6

Rodrigo Alonso

Aunque en la industria ya está a día de hoy casi copada de modelos diferentes de SSD, con los de formato M.2 e interfaz PCIe comenzando a dominar el mercado gracias a su increíble rendimiento, el problema sigue siendo que las capacidades se han estancado, siendo ahora mismo los modelos de 1 TB los que más se venden porque son los que mejor relación capacidad / precio ofrecen. En respuesta a eso, Corsair lanzó sus SSDs MP400 con capacidades de hasta 8 TB, y en el día de hoy os vamos a ofrecer nuestro análisis de estos Corsair MP400, concretamente del modelo de 4 TB de capacidad.

Índice

Corsair MP400, características técnicas

 Corsair MP400
Factor de formaM.2 2280
InterfazPCIe 3.0 x4
NVMe 1.3
Capacidades1, 2, 4 y hasta 8 TB
ControladoraPhison PS5012-E12S
Tipo de NAND3D QLC
SoporteS.M.A.R.T.
TRIM
NCQ
DevSleep
Garbage Collection
CifradoAES de 256 bit
Lectura secuencial3.480 MB/s
Escritura secuencial3.000 MB/s
Lectura aleatoria610.000 IOPS
Escritura aleatoria710.000 IOPS
Durabilidad1 TB - 200 TBW
2 TB - 400 TBW
4 TB - 800 TBW
8 TB - 1600 TBW
Consumo6.5W promedio
Temperatura de funcionamiento0 - 70 ºC
Dimensiones80mm x 22mm x 3 mm
Peso10 gramos
Garantía5 años

A pesar de que en la actualidad la mayoría de fabricantes están ya lanzando SSDs con interfaz PCIe 4.0, Corsair ha preferido lanzar este MP400 utilizando una interfaz PCIe 3.0 x4 con el objetivo de llegar a un mayor número de usuarios y abaratar los costes, pues aunque son sabedores que con la interfaz PCIe 4.0 pueden ofrecer un rendimiento mucho mayor, esto limita mucho (a plataformas AMD básicamente) el número de usuarios que pueden comprar su producto. Conscientes de ello, este SSD tiene un rendimiento un poco más limitado pero a cambio es bastante más barato y se ofrece en capacidades que, hasta ahora y en los principales fabricantes, no habíamos visto hasta ahora.

Corsair ha utilizado una controladora Phison y chips de memoria NAND 3D QLC para poder ofrecer mayores densidades, y aunque este tipo de memoria es en teoría la que menor durabilidad tiene, el fabricante ofrece 5 años de garantía y en el caso de esta unidad de 4 TB que analizamos hoy, cuenta con 800 TBW. Esto significa que podríamos escribir en el dispositivo 438 GB al día durante 5 años hasta agotar su durabilidad (lo normal en un PC gaming es escribir una media de 30 GB diarios), o podríamos escribir 110 GB al día todos los días durante 20 años. Dicho de otra manera, es probable que cambies de PC antes de que agotes la durabilidad de este SSD.

Por otro lado, este dispositivo de estado sólido ofrece velocidades teóricas de hasta 3.480 MB/s de lectura y 3.000 MB/s de escritura, con 610K IOPS de lectura aleatoria y 710K IOPS de escritura aleatoria, un rendimiento más que sobrado para cualquier tipo de tarea pesada.

A destacar que es un SSD que, según las especificaciones, trabaja hasta a 70ºC, pero el hecho de que sea PCIe 3.0 y que no tenga disipador de fábrica puede generar problemas de Thermal Throttling. A lo largo de nuestro análisis lo averiguaremos.

Análisis externo

El Corsair MP400 viene embalado en una pequeña caja de cartón blando con los habituales colores negro y amarillo que Corsair utiliza en casi todos sus productos. En la cara frontal encontramos una foto de la unidad, con la marca, el modelo, la capacidad y los datos de rendimiento teórico en la parte inferior, mientras que en la cara anterior tenemos las etiquetas identificativas de rigor y una descripción del dispositivo, haciendo hincapié en su memoria 3D QLC, en varios idiomas.

En el interior, el fabricante incluye un pequeño y escueto manual de instrucciones e información de seguridad, además claro del dispositivo embutido en una carcasa de plástico transparente para evitar que pueda moverse y dañarse durante el transporte.

Corsair MP400 panfletos

Aquí tenéis el dispositivo, en formato M.2 2280 estándar. En la parte superior una etiqueta con la zona inferior metálica para hacer las veces de disipador pasivo cubre casi toda su superficie, destacando el logo de la marca y el modelo. En la parte inferior solo hay una etiqueta identificativa, además claro de los chips de memoria que como veréis a continuación se encuentran en las dos caras del PCB.

Aquí podéis ver el conector M.2, junto con uno de los dos chips Nanya de memoria caché. Los chips de memoria 3D QLC NAND vienen rotulados como IA7HG66AWA, y si buscamos por Internet no hay mucha información sobre ellos. No obstante, están fabricados por Micron Technology con su proceso de 96 capas.

Finalmente, si levantamos la etiqueta de la parte superior podemos ver la controladora (además de más chips NAND y otro chip de memoria caché), en este caso firmada por Phison. Es la misma controladora exactamente que ya hemos visto en otros SSDs PCIe 3.0 x4, como los de Kingston o Team Group.

Corsair MP400 controladora Phison

Visto el SSD, es la hora de conectarlo en el sistema y comenzar a ver qué tal funciona.

Corsair MP400

Pruebas de rendimiento del SSD Corsair MP400

Para las pruebas de rendimiento de este SSD de Corsair hemos utilizado el siguiente hardware, utilizando el sistema operativo Windows 10 1903 x64 con todas las actualizaciones instaladas:

  • Intel Core i7-8700K.
  • MSI Z370 Gaming M5.
  • Corsair Dominator Platinum RGB 3600 MHz (4×8 GB).

Corsair MP400

Como siempre, lo primero que hacemos tras conectar el SSD y arrancar el sistema es crear una partición y formatearlo en NTFS para obtener el máximo rendimiento bajo sistema operativo Windows, dejando todas las propiedades por defecto.

La primera prueba es como siempre la de velocidad de transferencia, copiando un archivo de 32 GB desde el SSD de sistema (PCIe 3.0 x4 NVMe igual que el Corsair) al MP400 y vice versa.

Copia archivos

Este SSD es capaz de mantener una velocidad de transferencia constante, tanto de ida como de vuelta, de entre 2,1 y 1,85 GB/s y es capaz de copiar los 32 GB en tan solo unos segundos, por lo que el rendimiento podemos decir de entrada que es excelente.

Temperatura

Antes de comenzar con las pruebas sintéticas de rendimiento, vamos a ver en qué rango de temperaturas de trabajo se mueve este SSD para poder saber si sufre de thermal throttling, un método de seguridad mediante el que la controladora del SSD reduce el rendimiento para preservar una mejor temperatura y evitar que el dispositivo pueda resultar dañado.

La siguiente gráfica muestra la temperatura medida en reposo (idle) y carga (Load) durante 30 minutos a máxima carga. El dato que se muestra es el delta de temperatura, es decir, la temperatura medida menos la temperatura ambiente, de manera que sin importar si la temperatura ambiente varía la comparación será fidedigna.

Temperaturas Corsair MP400

Si bien es cierto que no es el SSD más caliente que ha pasado por nuestro laboratorio, sí es cierto que alcanza temperaturas bastante elevadas, llegando a tocar los 69ºC en algunos momentos y sufriendo thermal throttling. Esto significa que casi necesariamente tendremos que comprar un disipador de terceros para instalárselo a este SSD si no queremos sufrir problemas de rendimiento, o bien necesitaremos instalarlo en una zona que esté muy bien refrigerada dentro de la caja.

CrystalDisk Info

Vamos a pasar ahora a las pruebas de rendimiento sintético con los benchmarks habituales, pero primero veamos toda la información que CrystalDisk Info nos arroja sobre esta unidad.

CDInfo

Como se puede ver, el SSD está completamente nuevo y está funcionando con su interfaz PCIe 3.0 x4 a la perfección, entregándonos todo su potencial. Llama la atención que según CrystalDisk Info el SSD ha sido encendido ya seis veces cuando para nosotros era la primera, síntoma probable de que Corsair ya ha realizado sus propias pruebas antes de embalar y vender el dispositivo.

CrystalDisk Mark

Con este benchmark vamos a poder comprobar el rendimiento sintético de la unidad en tareas de lectura y escritura, tanto secuencial como aleatorio 4K.

CrystalDisk Mark

El rendimiento que muestra aquí el MP400 de Corsair está bastante cercano a los datos teóricos, con prácticamente 3.400 MB/s de lectura y algo más de 3.000 MB/s de escritura, así que no hay nada que objetar. Llama la atención esa excelente velocidad en la prueba aleatoria 4K con profundidad de cola 32 (Q32) y 16 hilos de proceso (T16), ofreciendo cerca de 2.400 MB/s de lectura y 1.600 MB/s de escritura. Esto es indicativo de que el SSD se comportará con un muy buen rendimiento bajo altas cargas de trabajo.

Graph CDM

Aquí podemos ver comparado el rendimiento de este SSD en el mismo benchmark con otros que han pasado por nuestro banco de pruebas. Podemos ver que no es el mejor en cuanto a lectura, quedando por detrás de modelos de XPG, Transcend y TeamGroup, pero sí que es el mejor de todos en cuanto a velocidad de lectura.

AS SSD Benchmark

Este benchmark mide el rendimiento de una manera parecida a como lo hace CrystalDisk Mark, pero ofreciendo al mismo tiempo una puntuación arbitraria del rendimiento del dispositivo.

AS SSD

Aquí podemos ver una importante caída de rendimiento en cuanto a la velocidad de escritura, pero se compensa con un excelente rendimiento en cuanto a la lectura y escritura aleatoria 4K con 64 hilos. Para poner las puntuaciones en perspectiva, el TeamGroup Cardea II TUF obtuvo 2096 puntos en lectura y 2247 en escritura, sumando una puntuación total de 5419 puntos.

Graph AS SSD

Este benchmark incluye otras pruebas adicionales, así que vamos a hacerlas también. En esta primera se muestra la velocidad de copia en distintos escenarios: un archivo de gran tamaño (ISO), un programa y un juego, con muchos archivos pequeños.

AS SSD Copy

El rendimiento que entrega en esta prueba es bastante similar al del resto de SSDs que hemos analizado, así que no hay mucho que comentar. Veamos ahora el rendimiento que entrega el dispositivo con archivos no comprimibles, un aspecto en el que la mayoría de SSDs flojea bastante de la misma manera a cuando tienen que trabajar con archivos de pequeño tamaño.

AS SSD Compression

Aquí el Corsair MP400 destaca y mucho, entregando un rendimiento muy estable (salvo un pequeño bajón en escritura) y rondando todo el tiempo los 2.900 MB/s de velocidad. El resultado es excelente y bastante por encima del resto de SSDs analizados.

ATTO Disk Benchmark

Con esta prueba, vamos a ver qué tal se comporta el SSD en tareas de lectura y escritura con distintos tamaños de archivo. Por regla general, los SSD se llevan mal con archivos pequeños, y su rendimiento se reduce considerablemente intentando manejar éstos.

ATTO Disk Benchmark

Como suele ser habitual en cualquier SSD, con archivos pequeños el rendimiento se ve considerablemente reducido; no obstante, a partir de archivos de 4KB de tamaño el SSD ya nos está dando cerca de 300 MB/s de rendimiento, y a partir de archivos de 32 KB el rendimiento se sitúa cerca de 1,1 GB/s. A partir de los 64 KB ya nos entrega su máximo potencial todo el tiempo, y resulta curioso ver que a partir de 256 KB el rendimiento es casi exacto al que Corsair promete en las especificaciones técnicas.

Anvil Benchmark

Este benchmark nos muestra bastantes datos sobre el rendimiento del dispositivo, incluyendo la velocidad de lectura y escritura secuencial y aleatoria, tiempo de respuesta y por supuesto los IOPS, además de darle una puntuación arbitraria al final.

Anvil Benchmark

Nos encontramos con que el SSD, efectivamente, entrega las velocidades que Corsair Promete en cuanto a IOPS, si bien aquí se resiente un poco la velocidad de lectura como ya ha pasado en algunas pruebas anteriores, causado por el Thermal Throttling. Para poner esta puntuación de más de 16.600 puntos en perspectiva, el TeamGroup Cardea II TUF obtuvo 15.733 puntos, así que este MP400 se coloca por encima.

Conclusión y veredicto

Corsair ha colocado en el mercado estos nuevos MP500 con capacidades de hasta 8 TB a precios «relativamente» asequibles, al menos en comparación con las opciones que ofrece la competencia, y además lo hace manteniendo el listón de rendimiento por todo lo alto. Con unas velocidades de lectura y escritura que multiplican por seis lo que ofrece un SSD SATA 3 y con una capacidad que iguala e incluso supera a este tipo de unidades, aunque obviamente a un precio bastante superior porque a día de hoy incluso con SSDs PCIe 3.0 (que no 4.0), el precio a partir de 1 TB de capacidad se dispara.

Corsair MP400

Y es que realmente hablando de precio, con lo que cuestan estos dispositivos y los problemas que hemos visto de Thermal Throttling, creemos que Corsair debería haber incorporado un disipador pasivo en estos, ya que no creemos que el coste de fabricación suba demasiado por ello y sin embargo sería un muy buen plus para que los usuarios se decidieran a comprar estos SSDs y no otros.

En cualquier caso, el Corsair MP400 es un excelente SSD para todo tipo de usuarios, tanto profesionales como para PC gaming porque entregará un excelente rendimiento y con unas capacidades lo suficientemente grandes como para que puedas olvidarte de cualquier otro tipo de almacenamiento en el PC. Por todo estos motivos, le otorgamos nuestro galardón de Oro, así como nuestra recomendación por su rendimiento.

Corsair MP400
Corsair MP400
Tipo SSD
Interfaz PCIe 3.0 x4 NVMe 1.3
Factor forma M.2
Velocidad lectura secuencial 3.480 MB/s
Velocidad escritura secuencial 3.000 MB/s
Capacidad 4 TB
Sobreaprovisionamiento De fábrica
MTBF 1.800.000 horas
TBW 800 TBW
Lectura aleatoria 610K IOPS
Escritura aleatoria 710K IOPS

Lo mejor

  • Excelente rendimiento
  • Hasta 8 TB de capacidad
  • Muy buena durabilidad

Lo peor

  • Sin disipador incluido
  • Sufre un ligero throttling por temperatura
  • Precio
Compatibilidad
9.5
Calidad materiales
9
Diseño
8.5
Precio
7.5

Puntuación global

8.6
PUNTUACIÓN DE LOS LECTORES:
0