Corsair HS70 Pro Wireless, review: auriculares inalámbricos con un sonido espectacular

En el último mes, Corsair ha lanzado una amplia variedad de nuevos auriculares. Hace unos días analizábamos los Corsair Void Elite Surround, y hoy analizamos los Corsair HS70 Pro Wireless, la nueva versión mejorada de los HS70 Wireless con una excelente calidad de materiales y unos de los mejores graves que escucharás en unos auriculares gaming.

Índice

Corsair HS70 Pro Wireless: características técnicas

Los Corsair HS70 Pro Wireless son unos auriculares gaming inalámbricos 7.1 de gama alta. Son compatibles con PC y PlayStation 4, donde sólo tenemos que enchufar el receptor USB de 2,4 GHz para que funcionen. La señal inalámbrica utiliza antenas duales para mejorar el alcance y la estabilidad. Las señales se emiten con un patrón de 90 grados, con cambio de frecuencia automático para evitar interferencias y garantizar que el alcance sea lo mayor posible.

La emulación 7.1 sólo está disponible en PC. Este modelo es una versión mejorada de los HS70 Wireless que Corsair vendía hasta ahora, donde se han mejorado los drivers para obtener una mayor calidad de sonido. También se ha mejorado la calidad de sonido del micrófono, así como se ha aumentado el acolchado de las almohadillas.

Sus dimensiones son de 155 mm (largo) x 100 mm (ancho) x 205 mm (alto). Los auriculares en sí pesan 339 gramos sin el micrófono (348 gramos con el micrófono y el protector de espuma), por lo que la batería no añade demasiado peso en comparación incluso a otros auriculares con cable.

corsair hs70 pro wireless 1

La respuesta en frecuencia es de 20 Hz a 20.000 Hz, con una sensibilidad de 111 dB (± 3 dB) y una impedancia de 32 ohmios medida a 1.000 Hz. Los drivers de neodimio son de 50 mm, donde tenemos una enorme potencia. El alcance de los auriculares es de hasta 12 metros.

En cuanto al micrófono, tenemos una impedancia de 2.0k ohmios y una respuesta en frecuencia de 100 Hz a 10.000 Hz. El micrófono es unidireccional y cuenta con cancelación de ruido. La sensibilidad del micrófono es de -40 dB (± 3 dB). Cuenta con certificado para Discord.

En cuanto a la batería, Corsair afirma que ésta dura 16 horas. La garantía es de 2 años.

Unboxing y análisis externo

La caja es bastante sencilla, y curiosamente no encontramos otra caja en su interior como sí llevan los Void Elite Surround que son de menor gama. Por suerte, los auriculares vienen bien envueltos y protegidos.

Junto con los auriculares no encontramos una gran cantidad de accesorios. Tenemos el micrófono, que es extraíble, con su correspondiente filtro de espuma antipop, el receptor USB, el cable USB de carga (de 1,60 metros) y los manuales. Un empaquetado sencillo y suficiente. Los auriculares no cuentan con una base de carga ni nada parecido para sujetarlos, lo cual por desgracia suele ser común con los auriculares inalámbricos, obligándonos a comprarlo por separado.

Los auriculares tienen partes de plástico que reflejan y que van protegidas con plástico, el cual tenemos que quitar meticulosamente. Después de ello, nos quedan unos auriculares que son de verdadera gama alta, con una calidad de construcción y una solidez alucinantes. En ajustes de posición, tenemos bastante margen en el eje vertical, mientras que en el eje horizontal la rotación está algo limitada. A pesar de ello, podremos colocarlos perfectamente a nuestro gusto, y la rotación horizontal limitada es incluso de agradecer para evitar tener que estar recolocándolos todo el rato cuando vayamos a ponérnoslos.

Las almohadillas de ambos lados cuentan con espuma con efecto memoria y un acabado suave, y como veremos luego en la prueba, son una auténtica gozada. La parte superior tiene un acabado en cuero, donde podemos elegir entre dos modelos: uno con esa parte en color Crema, y otro en color Carbon, siendo este último el que hemos analizado. La parte exterior de las cúpulas tiene un diseño en malla que puede dar al impresión de que los auriculares son abiertos. Nada más lejos de la realidad, los auriculares son cerrados.

La estructura base de los auriculares es de aluminio para ser lo más ligera posible, y por dentro de ella van los cables de los auriculares. Para ajustar la altura tenemos 9 posiciones distintas en cada uno de los lados, donde podremos usarlos sin problema incluso si tenemos la cabeza grande. En mi caso, en el nivel 7 es donde más cómodo los sitúo.

En cuanto a botones y conectividad, los encontramos todos en la parte inferior de cada auricular. En el derecho tenemos sólo el botón del encendido, el cual hay que dejar pulsado unos dos segundos para encenderlos, pasando a conectarse automáticamente al receptor que tengamos en el ordenador.

En el auricular izquierdo tenemos cuatro partes: el conector para el micrófono, el conector microUSB de carga, un botón para silenciar el micrófono, y una rueda para el control de volumen. Esta rueda tiene mucha mayor calidad a nivel de material que la de los Void Elite Surround, y además tiene un curioso añadido: cuando el volumen pasa del 80%, tiene una pequeña muesca en su interior para que notemos como hay un pequeño salto, de manera que podemos conocer fácilmente si estamos poniendo el volumen demasiado alto.

Prueba

Los auriculares ofrecen una comodidad impresionante incluso durante muchas horas de uso. Eso sí, al ser las almohadillas de cuero, es probable que si los usamos en verano vayamos a sudar un poco, ya que en invierno mantienen muy bien el calor. Por dentro tienen espacio más que de sobra para las orejas.

La calidad de sonido es increíble. Nada más ponértelos, el primer sonido grave que oigas te va a dejar con la boca abierta, ya que tienen una potencia y precisión enorme. El resto de sonidos también se escuchan perfectamente con música, y jugando eres capaz de distinguir perfectamente de dónde viene todo independientemente de si el origen del sonido viene desde un lateral o desde encima o abajo. Los medios y los agudos cumplen sin más, oyéndose de manera nítida y magnífica.

El alcance de los auriculares también es bastante bueno, donde con sus hasta 12 metros puede atravesar paredes y habitaciones sin problemas, permitiéndote seguir escuchando música, vídeos o escenas de juegos mientras estás en otra parte de la casa. Con dos muros de por medio, a una distancia en línea recta de 10 metros, los auriculares seguían oyéndose perfectamente, por lo que si vives en un piso podrás llevarlos incluso en la cocina o en el baño. Además, no encontramos ningún tipo de retraso en el sonido después de hacer varias pruebas de latencia como la del popular Audio Video Sync Test de YouTube.

La utilización del conector microUSB en pleno 2019 es algo que no nos gusta, ya que después de los móviles, todos los periféricos están dando el salto también a USB C. Este conector ya lo usa la propia Corsair en algunos de sus productos como el Elgato Stream Deck XL. Gracias a ello, podríamos usar el mismo cable del cargador del móvil con los auriculares, pero de esta forma estamos obligados a tener un cable independiente exclusivo de los auriculares.

El cable mide 1,60 metros, lo cual es algo corto si queremos usar los auriculares conectados al PC. Tendremos que hacer uso del hub USB que tenga nuestro monitor, o en su defecto comprar un cable más largo por si nos quedamos sin batería. La propia Corsair también tiene un stand con RGB que podemos usar para cargarlos y sostenerlos: el ST100, que además añade sonido 7.1 emulado a los auriculares, aunque cuesta 64 euros.

A nivel de conectividad con el ordenador, sólo necesitamos tener el dongle conectado en el PC y encender los auriculares, pasando automáticamente a emparejarse. Sigue siendo necesario cambiar manualmente el dispositivo de salida, aunque cuando conectamos el dongle USB pasa a convertirse automáticamente en el dispositivo de reproducción predeterminado. La conexión se realiza muy rápidamente y sin mayor problema.

También es posible que algunos puertos USB generen interferencias. En los puertos traseros, rodeados de otros periféricos, tenía algo de crepitación y pequeños cortes en el sonido, pero con los puertos USB 3.0 frontales de la caja todos los problemas desaparecían. Por ello, si os encontráis con alguno de estos problemas, tan sólo hay que cambiar el receptor de puerto.

El micrófono se oye muy bien, captando la voz a la perfección, y haciendo todo lo posible por evitar el sonido ambiente, oyéndose el teclado de fondo si tenemos un mecánico ruidoso, y los clicks del ratón de manera muy lejana. En general, no vamos a tener ningún problema en que nos oigan.

Software: Corsair iCue

iCue es el software por excelencia de Corsair para todos sus periféricos, por lo que, si ya lo tienes instalado, te ahorrarás más programas. Al igual que ocurre con otros auriculares de la compañía, el software no ofrece demasiados ajustes interesantes. Tenemos la opción de activar la emulación de sonido 7.1, que hace los sonidos algo más agudos y lejanos, con una de las mejores emulación de 7.1 virtual que podemos encontrar. Aun así, para juego competitivo sigo prefiriendo el modo estéreo.

También tenemos el sistema de autopercepción, que permite que escuchemos nuestra voz a través del micrófono para ver si estamos o no gritando demasiado. Eso sí, la función añade como un sonido de ruido blanco de fondo muy incómoda, y por ello es recomendable mejor no usarla.

Más allá de eso, podemos crear ajustes personalizados de ecualización, donde encontramos cinco perfiles que vienen incluidos: FPS Competition, Pure Direct, Bass Boost, Clear Chat y Movie Theater. Podemos tener hasta cinco perfiles activos, pudiendo crear tantos personalizados como queramos. El Pure Direct es el que viene por defecto, con todo el sonido plano sin ninguna modificación.

En los ajustes del programa también podemos actualizar el firmware, conocer datos como la batería restante de los auriculares, configurar el apagado automático (por defecto, 5 minutos si no reciben ningún sonido) y activar o desactivar los comandos de voz. Estos comandos de voz suenan demasiado fuerte, y su volumen no se puede regular. Los comandos suenan cuando se apaga o enciende el 7.1, cuando la batería es baja, cuando se ha activado el silencio, o cuando se encienden o apagan los auriculares.

Lo que sí es útil es poder conocer el porcentaje de batería que le queda a los auriculares, medido en saltos de un 1%. Los auriculares pueden usarse mientras están cargándose, apareciendo en la Configuración como «Cargando». El indicador de la batería debería estar mucho más accesible, mostrándose nada más entrar en el programa o incluso pudiendo ponerlo como icono o como porcentaje en lugar de que aparezca el icono de iCue en la barra de tareas. Además, la batería no alcanza las 16 horas anunciadas, pero sí supera las 12 horas. Eso sí, tarda muchísimo en cargarse. Del 21 al 86% tarda unas 5 horas.

El iCue es uno de los programas de periféricos que más memoria RAM consume, con 450 MB de memoria abierto en primer plano, y 200 MB en segundo plano. La cifra sigue siendo alta, por lo que si no vas a usar la emulación de 7.1 o el ecualizador, no merece mucho la pena instalarlo más allá de conocer la batería que le queda a los auriculares.

Conclusión

Los Corsair HS70 Pro Wireless son unos excelentes auriculares inalámbricos de gama alta que sorprenden por sus prestaciones y acabados. Tenemos una gran calidad de sonido, con unos graves espectaculares, y una comodidad que nos permitirá usarlos durante horas, aunque puede que en verano sus almohadillas de cuero nos den algo de calor.

Su precio es muy ajustado para todo lo que ofrecen, ya que cuestan casi como otros auriculares gaming con cable que tienen una calidad de sonido similar o algo peor. Por ello, estamos ante uno de los mejores auriculares inalámbricos gaming en relación calidad precio que podemos encontrar en la gama alta.

Pros

  • Sonido espectacular, sobre todo los graves
  • Buena duración de batería
  • Excelente comodidad
  • Buenos acabados y gran calidad de materiales
  • Precio ajustado

Contras

  • Conector microUSB en 2019
  • Carga muy lenta

Por ello, los Corsair HS70 Pro Wireless se llevan la medalla de platino, y nuestra recomendación por su calidad de sonido.

Podéis comprarlos en el siguiente enlace por 99,99 euros.