En tiempos de respuesta de monitores gaming, ¿qué es el MPRT?

En tiempos de respuesta de monitores gaming, ¿qué es el MPRT?

Javier López

Los fabricantes no paran de lanzar especificaciones de monitores gaming, que si contraste, que si pixel pitch, que si curvaturas… hasta el punto de que el usuario común no entiende de lo que le están hablando y como mucho, el gamer medio habrá escuchado términos como GtG o MPRT para valorar la velocidad del monitor. De un tiempo a esta parte se ha dejado de usar el primero para enfocarse al segundo, y por ello hoy conoceremos a fondo qué es MPRT.

Para medir si un monitor es realmente más rápido que otro para gaming hay una serie de factores que deben ser medidos in situ, pero esto expone a los fabricantes a una comparativa donde no quieren participar (dado que los datos que van a obtener van a ser más elevados y por lo tanto sería una mala publicidad para ellos) y que solo se esgrime en las correspondientes reviews.

Hasta hace poco, facilitaban un valor que tenía mucha polémica y que trataremos en otro artículo como es GTG, pero actualmente la tendencia se ha movido hacia otro parámetro más representativo y «fiel» a la realidad. Por supuesto, se trata del tiempo de respuesta MPRT.

MPRT: una forma de medir el tiempo de respuesta más acertada

Es parámetro nace como acrónimo de Motion Picture Response Time y como bien atesora su traducción hace referencia al tiempo de respuesta de una imagen en movimiento, o dicho más técnicamente, es el tiempo en el que un píxel está visible. Aquí la teoría es básica: cuanto más lento es el tiempo de respuesta más desenfoque del movimiento de una imagen tendremos en pantalla y por tanto más borrosa se verá. Esto es muy importante para los monitores gaming, donde las imágenes se suceden cada vez a mayores tasas de refresco y en consecuencia, se realizan más refrescos en el mismo tiempo de la pantalla.

MPRT-monitor

Si el tiempo de respuesta es muy alto y la frecuencia de respuesta en pantalla también es alta, lo que tendremos es precisamente unos cambios de movimiento que dejarán una especie de estela en el peor de ellos o una falta de nitidez en el menor. Lo cual se ve limitado por el hecho de que el MPRT está claramente limitado por la duración del ciclo de actualización de cada panel y por el tiempo de fotograma.

Y aquí tenemos que tener en cuenta que existe un periodo en el que el valor de calor de cada pixel cambia por uno nuevo, según el tipo de panel este será mayor o menor. Y es un fenómeno que se llama persistencia y en los paneles más antiguos es un problema que agrava la borrosidad de las imágenes.

Si queréis saber cuál es el nivel de MPRT de vuestro monitor, solo tenéis que pasar el motion test de BLUR Busters. para comprobarlo.

MPTR versus GTG

Muchos fabricantes cuando dan un valor MPTR realmente están dando el valor de gris a gris o GTG y es importante conocer esto por el hecho que es literalmente hacer trampas. Por un hecho bastante claro, cuando hablamos de MPRT nos referimos al tiempo en que un pixel se encuentra visible en pantalla, lo que incluye también el tiempo de persistencia. En cambio, el GTG lo que mide es el tiempo de respuesta.

El motivo por el cual se les llama de gris a gris es por el hecho de que cada pixel está compuesto por 3 componentes, donde cada uno de ellos tiene un valor delos componentes RGB. En realidad son luces blancas con un filtro a color y cuando hablamos de GTG nos estamos refiriendo al tiempo en que tardan en responder cada uno de los puntos en pantalla una vez se han enviado la información de la imagen nueva.

La regla no escrita del MPRT

Hay una regla que no verás en ningún documento técnico, whitepaper o similar, ya que es algo que los profesionales de los paneles siempre han comentado y los jugadores profesionales han terminado aceptando. Dicha regla afirma que el MPRT del monitor tiene que ser, al menos, 4 veces inferior al tiempo de renderizado de la tarjeta gráfica para que todo fluya como debe. Esta regla tiene en cuenta el input lag del panel en términos generales, ya que todo acompaña a sumar tiempo de representación y cambio en pantalla.

MPTR2

 

Por ejemplo, si nuestro monitor tiene un MPRT de 1 milisegundo, entonces la tarjeta gráfica tendrá que generar cada uno de los fotogramas en 4 ms, lo que teniendo en cuenta que la frecuencia es la inversa al tiempo esto nos da una tasa de refresco de 240 Hz. Es por esto que la mayoría de monitores que se ven en el mercado están en el rango de los 120 Hz y los 144 Hz, ya que un MPRT cercano a ms es más fácil de conseguir. En cambio, si hablamos de monitores de mayor velocidad de refresco nos podemos ir a los 0.5 ms o menos en el valor del MPRT.

Es por ello que los monitores de más de 200 Hz de tasa de refresco son escasos y caros, ya que las tecnologías pensadas para un nivel de persistencia bajo son caras y escasas. Por lo que no te extrañe que tu flamante monitor de 240 Hz te haya costado más por hercio que uno con la mitad de tasa de refresco.

No es el único valor que has de mirar al comprar un monitor

Igualmente, MPRT no es el único valor al que tendremos que prestar atención a la hora de comprar un monitor gaming, la mayoría de los tiempos tanto del panel como de la matriz no se especifican, así que tendremos que mirar las correspondientes reviews que los atesoren para poder hacernos una idea de qué monitor es mejor.

Como mencionamos antes, el fabricante siempre va a tender a publicar el dato que más le beneficie, aunque sea una mera estrategia de marketing y no represente la calidad real de su producto. Por lo que a la hora de renovar la pantalla de tu ordenador deberás mirar más allá que el valor MPRT.

¡Sé el primero en comentar!